Público
Público

Rajoy y Mas se verán en secreto para que la prensa no se entere

Francesc Homs asegura que prefieren discreción para poder "hablar sin la presión de tener a los medios en la puerta". Será su primera reunión desde septiembre, con la corrupción de telón de fondo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de la Presidencia de la Generalitat y portavoz del Govern, Francesc Homs, ha desvelado este jueves que la reunión que tienen pendiente de celebrar el presidente del Gobierno Mariano Rajoy el president catalán Artur Mas será discreta, en secreto y a espaldas de la prensa . Todavía falta por concretar la fecha de la misma pero lo que sí es seguro es que ambos dirigentes prefieren verse en privado por que 'es bueno que haya un espacio de relación en el que se pueda hablar sin la presión que representa tener a los medios en la puerta'.

En declaraciones a TV3, Homs ha asegurado que el jefe del Govern catalán comparecerá después ante la prensa para dar a conocer los resultados de dicho encuentro. En el mismo se tratarán los principales temas que afectan a la relación entre ambos, pero sobre todo saldrá a relucir los últimos casos de corrupción que salpican a ambos partidos. En este sentido, mencionó la situación financiera de la Generalitat y 'el reparto de los objetivos del déficit y todo lo que conlleva de cara a los recortes', 'aspectos relativos a la capacidad que tengamos de autoorganizarnos o no', en referencia a los recursos de inconstitucionalidad y, por último, 'la consulta y toda la transición nacional'. 

En este sentido, mencionó la situación financiera de la Generalitat y 'el reparto de los objetivos del déficit y todo lo que conlleva de cara a los recortes', 'aspectos relativos a la capacidad que tengamos de autoorganizarnos o no', en referencia a los recursos de inconstitucionalidad y, por último, 'la consulta y toda la transición nacional'. 

Precisamente que la última reunión que ambos mantuvieron el pasado mes de septiembre, en la que Mariano Rajoy rechazó la propuesta de pacto fiscal, la que originó la convocatoria de elecciones anticipadas en Catalunya y el distanciamiento y el aumento de la tensión entre los dos.  Tras aquella cumbre, Artur Mas se vio obligado a adelantar unas elecciones en las que volvió a salir ganador pero con unos resultados mucho peores de los que se esperaba, perdiendo 12 escaños con respecto a las de 2010.

Por ello tuvo que acordar un pacto de estabilidad con ERC que además le aseguraba también cerrar un calendario en el que establecía la celebración de una consulta de autodeterminación para 2014 aunque puede posponerse si ambos partidos así lo pactan. Desafiando la posición radicalmente en contra de Rajoy, el parlament catalán aprobó el pasado 23 de enero la resolución sobre el derecho de Catalunya a decidir sobre su propio futuro.

Pero en estas últimas fechas tanto el Partido Popular como CiU se han visto envueltos en numerosos casos de corrupción, que centrarán la reunión secreta. Rajoy sigue negando tener cualquier tipo de responsabilidad en lo referente a la supuesta contabilidad B del PP, los papeles secretos de Bárcenas, las cuentas en Suiza del extesorero o el puesto que sigue ocupando Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato, en Génova.

Mientras, Artur Mas ha escondido los casos que le rodean, como el último de Oriol Pujol, con un debate anticorrupción. En la mesa celebrada este miércoles, el presidente de la Generalitat defendió que los imputados por casos de presunta corrupción dejen su cargo si son condenados por la justicia o si los indicios que hay contra ellos son 'evidentes', sin embargo al preguntársele sobre el secretario general de CDC, Oriol Pujol, cuya imputación ha pedido la Fiscalía por el caso de las ITV, Mas ha recalcado que aún no hay ninguna decisión judicial al respecto, por lo que aún es temprano para adoptar un posicionamiento definitivo.

Homs ha recalcado al respecto que los últimos casos de corrupción se deben entender como el dicho de 'no hay mal que por bien no venga' y, emulando a Esperanza Aguirre, ha asegurado 'todo lo que está pasando estos días puede marcar un punto de inflexión para la regeneración democrática'.

El portavoz del Govern, sin embargo, ha señalado que la transparencia se debe usar de forma responsable para que no sea dañina.'Depende de cómo se use la transparencia puede llevar a generar prejuicios que pueden hacer daño; se debe ser exigente cuando se analiza la información pública y no usarla como arma arrojadiza'.

La última vez que se vieron Mas y Rajoy fue en la inauguración del tramo del AVE entre Barcelona, Girona y Figueras el pasado 8 de enero. Allí, tan solo se saludaron de forma rápida e intercambiaron algunas palabras. Más tarde, en sus respectivos discursos se centraron en la inversión en infraestructuras y Mas reprochó a Rajoy que Catalunya es la comunidad que recibe menos dotación presupuestaria para infraestructuras públicas a pesar de ser la que más contribuye al PIB.