Publicado: 08.04.2014 07:00 |Actualizado: 08.04.2014 07:00

Rajoy y Rubalcaba niegan hoy a Catalunya en el Congreso su derecho a decidir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de semanas de incertidumbre, a María Dolores de Cospedal se le escapó uno de los secretos mejor guardados en el Partido Popular. El pasado domingo, la secretaria general de los conservadores afirmó que será el propio presidente, Mariano Rajoy, quien defienda la postura del Gobierno en el debate soberanista que este martes se celebra en el Congreso.

Ni en Moncloa ni en Génova ni en el Grupo Parlamentario Popular han querido confirmar a este diario su intervención en el Congreso. Pero son muchos quienes lo dan por hecho, especialmente, después de haber constatado que será el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien tomará la palabra en nombre del PSOE. Fuentes conservadoras han dejado la puerta abierta a que sea la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, quien use el turno de palabra del Gobierno, que puede tomarla en cualquier momento del debate. Pero también dejan caer la "probabilidad" de que lo haga el propio presidente, dada la "importancia" de la cita.

La Cámara Baja debate esta tarde la propuesta con la que el Parlament de Catalunya pide a las Cortes que le concedan potestad para convocar el referendum soberanista previsto para el próximo 9 de noviembre. Y todo apunta a que el acto transcurrirá sin sorpresas. Salvo los partidarios del derecho a decidir y defensores de la petición [CiU, ERC e IU-ICV], la mayor parte del resto de grupos parlamentarios rechazará la petición impulsada por el Govern de Artur Mas.  [Ver pdf, aquí]

Desde el Gobierno, presidente o vicepresidenta insistirán en la importancia de Catalunya para España y España para Catalunya. "Lo que es seguro es que ambos asistirán", confirman desde Moncloa. "En cualquier caso —añaden las citadas fuentes— da igual quién intervenga porque la postura del Gobierno y del PP seguirá siendo la misma de siempre", dicen en referencia a la intervención de Cospedal en Melilla el pasado domingo: "Rajoy defenderá en el Congreso que la soberanía no se trocea", zanjó entonces la secretaria general del PP

El Gobierno del PP, tajante en su postura: "La consulta no se celebrará"

Mientras Rubalcaba apela al talante socialista promoviendo el diálogo "con buen tono" para resolver el "importante problema que tiene España", el Gobierno venderá desde las ventajas comerciales que conlleva el permanecer unidos a la advertencia de que para Catalunya sería imposible sobrevivir en Europa siendo independiente. Ambas posturas, esgrimidas ya por Santamaría ["España es la mejor plataforma comercial para Catalunya", defendió Santamaría en un acto en la comunidad], el propio Rajoy y otros miembros del Ejecutivo central, como el titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo forman parte del mantra conservador respecto a la intención de Catalunya de celebrar la consulta independentista apelando al artículo 150.2 de la Constitución. 

"El Estado podrá transferir o delegar en las Comunidades Autónomas,  mediante ley orgánica, facultades correspondientes a materia de  titularidad estatal que por su propia naturaleza sean susceptibles de transferencia o delegación. La ley preverá en cada caso la correspondiente transferencia de medios financieros, así como las formas de control que se reserve el Estado", reza la norma.

Sin embargo, desde el Gobierno —y también desde la oposición— se hace una lectura distinta de la Carta Magna. Prefieren citar los artículos 1.2 ó 2 como excusa para negarse a permitir la consulta independentista. "La soberanía nacional reside en el pueblo español", cita el primero. "La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles", completa el segundo.

Mas seguirá adelante con el proceso soberanista pase lo que pase esta tarde en la Cámara Baja

Tanto el presidente como sus números dos en el Ejecutivo y en el Partido [Santamaría y Cospedal, respectivamente]  han sido tajantes al respecto cientos de veces: "la consulta no se celebrará; estamos dispuestos a dialogar, pero respetando la legalidad". Y lo mismo desde el lado de la oposición. Tanto es así que se prevén pocas sorpresas en la votación de esta tarde en el Congreso. Si se cumplen todas las quinielas, de los 350 escaños, al menos 302 se iluminarán en rojo. Son los correspondientes a los grupos de PP, PSOE, UPyD, UPN y Foro Asturias.

En cualquier caso, Mas ya ha advertido al Parlamento de que defenderá "la voluntad" del pueblo catalán, aunque los diputados nacionales digan que no "a una ley". "Lo que pasa en Catalunya no es el antojo de unos pocos, sino la voluntad de muchos", explicó el presidente de la Generalitat el pasado domingo. "La voluntad del pueblo está alineada con la de las instituciones y se expresará de forma pacífica, movilizándose en todas partes y no sólo en la calle", añadió. 

El debate soberanista —que comenzará a partir de las 16.00 horas en el Congreso— ha cobrado gran "trascendencia democrática" para la mayoría de grupos. Así lo expresó ayer Rubalcaba y de ahí la alta "probabilidad" de que sea también Rajoy quien intervenga. No obstante, sus posturas no coincidirán al 100%.

Mientras desde el Gobierno y el Grupo Popular —que ya remitió a la Cámara Baja un escrito en el que se opone a la proposición de ley del Parlament, que será leído hoy por el diputado conservador Ignacio Gil Lázaro— se remitirán a su ya anunciado "no dialogante" con el Govern, desde el PSOE y el PSC propondrán una reforma Constitucional que recoja la creación de un Estado federal. 

Turull, Rovira y Herrera inaugurarán el debate defendiendo la propuesta de la Generalitat

Los grandes protagonistas de la jornada serán, por tanto, el presidente del Gobierno y el líder socialista, ya que el president catalán, Artur Mas, no acudirá al Congreso. Y no lo hará, según sus propias palabras, "no porque no tenga ganas" sino  para evitar la imagen de derrota del lehendakari Juan José Ibarretxe cuango éste presentó su plan de autogobierno en el hemiciclo en 2005. "Yo esa gran victoria no se la quiero dar", respondió el jefe del Ejecutivo catalán a las críticas de "cobardía" recibidas, insistiendo en que pase lo que pase esta tarde —y a pesar de la sentencia del Tribunal Constitucional en contra de la declaración soberanista del Parlament— continuará preparando la consulta del 9-N. Además, el president ha querido, con esta decisión, dejar que el protagonismo se lo lleven los representantes del Parlament, más que del Govern.

Así, desde la tribuna de oradores serán el portavoz del Govern, Francesc Homs (CDC) y el conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, quienes defiendan la postura de la Generalitat; y Jordi Turull (CiU), Marta Rovira (ERC) y Joan Herrera (ICV), los encargados de presentar el apoyo la consulta por parte de los grupos catalanistas.  Y desde la tribuna de invitados observarán el debate el resto de líderes catalanes: Oriol Junqueras, de ERC; Pere Navarro, del PSC y Alicia Sánchez-Camacho, del PP.

Serán Turull, Rovira y Herrera quienes inauguren la sesión [tendrán 30 minutos para intervenir], seguidos de todos los grupos parlamentarios (de mayor a menor representación), que tendrán 20 minutos: Rubalcaba (PSOE), Josep Antoni Duran y Lleida (CiU), Aitor Esteban (PNV), Joan Coscubiela (Izquierda Plural), Rosa Díez (UPyD) y el Grupo Mixto (Foro Asturias, Amaiur, BNG, Compromís, Geroa Bai, ERC, CC y UPN). Cerrará el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, en nombre del partido que sustenta el Gobierno antes del turno de réplica. El Gobierno —Rajoy o cualquier miembro del Ejecutivo central— podrá hacer uso del turno de palabra cuando lo desee.

 

Proposicion de Ley de La Generalitat by publico2013



Participa en el debate:

http://WWW.QUONERS.ES/q/estudio-sociologico-catalunya