Publicado: 12.10.2015 20:01 |Actualizado: 12.10.2015 20:33

Rajoy ya sabe que no será presidente si el PP precisa un pacto con Ciudadanos

Rivera advierte de que no ha llegado hasta donde está para dejar al jefe del Ejecutivo en La Moncloa. Los conservadores niegan públicamente que vayan a 'sacrificarlo' el 21-D, aunque algunos empiezan a pensar en Feijóo como alternativa.

Publicidad
Media: 2.40
Votos: 5
Comentarios:
Rajoy 12O EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a su llegada a la recepción que han ofrecido el 12 de octubre los reyes en el Palacio Real a los representantes de las principales instituciones con motivo de la Fiesta Nacional.- EFE/Ángel Díaz

MADRID.- Después de estar ocho años como líder de la oposición tras haber perdido la mayoría absoluta del PP en 2004, las posibilidades de Mariano Rajoy de mantenerse en La Moncloa empiezan a acotarse seriamente. La última vuelta de tuerca ha venido de la mano del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que aunque siempre ha mantenido que no apoyará un Gobierno del Partido Popular presidido por su actual líder, hoy lo ha repetido en el marco más solemne, probablemente, de cuantos haya estado: el Palacio Real.

Rivera, convertido en estrella absoluta de la tradicional recepción de los reyes en el Salón del Trono a unas 1.300 personas con motivo de la Fiesta Nacional, protagonizó incontables corrillos con periodistas y en varios de ellos aseguró que, sobre los pactos postelectorales que se adivinan tras las elecciones generales del 20 de diciembre por la ausencia de una mayoría absoluta, Ciudadanos no se ponía "líneas rojas". Aunque en el caso de un pacto con el PP, insistió en el mantra de su formación: "No hemos montado todo esto para que Rajoy sea presidente", sostuvo contundente.



El líder de la formación naranja, además de presentarse como alternativa para presidir un Gobierno de coalición, alertó de que Ciudadanos tiene posibilidad de ganar el 20-D, tal y como reflejan unas encuestas in crescendo para C's. Con todo ello y su imagen como la mejor valorada de entre los líderes políticos, Rivera cree que sus posibilidades de ocupar La Moncloa se afianzan cada día.

En el Partido Popular, sin embargo, se mantienen tajantes: la línea roja de un pacto postelectoral con Ciudadanos es Rajoy al frente del Consejo de Ministros, siempre y cuando el PP gane las elecciones de diciembre. Los sondeos empiezan a dibujar a los conservadores de la calle Génova el peor de los escenarios posibles: un empate técnico con el PSOE, Ciudadanos pisándole los talones y una victoria -en caso de darse- de menos de 130 escaños.

Rajoy con Feijóo.

Mariano Rajoy (d), con Alberto Núñez Feijóo, en un acto del PP. EFE

Feijóo ha confirmado "tajantemente" la información de 'Público' del pasado miércoles: no irá en las listas del PP para el 20-D

¿Sería capaz el PP de convertirse en el primer partido de la Democracia española que pierde el Gobierno en una sola legislatura, además, con una mayoría inédita de 185 escaños, por no sacrificar el liderazgo de Rajoy? Una grieta ha comenzado a dibujarse en este escenario de lealtades aparentemente férreo donde las situaciones inéditas empiezan a no ser excepcionales.

En la misma recepción real donde Rivera departía optimista con los anfitriones Felipe VI y Letizia y todos los invitados -a excepción de Rajoy, que se retiró el primero-, el presidente de la Xunta y delfín del presidente del PP, confirmaba "tajantemente" la información de Público del pasado miércoles: no irá en las listas del PP para las generales de diciembre. Sin embargo, en el partido no descartan, ni mucho menos, que eso signifique que Alberto Núñez Feijóo no sea el sucesor real de Rajoy. El presidente gallego no ha confirmado aún si se presentará a las autonómicas de Galicia, previstas para 2016, ni es probable que lo haga antes del mes de febrero del año próximo. Pero, para algunos dirigentes conservadores consultados por Público, sería el recambio perfecto del presidente del Gobierno si Rivera -como todo apunta- se empeña en vetar a Rajoy.