Público
Público

El rastro de Urdangarin ‘desaparece’ de la Casa Real

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El último movimiento de la Casa del Rey para alejar a Iñaki Urdangarin todo lo posible de su actividad oficial consiste en desvincular la web oficial (www.casareal.es) del marido de la infanta Cristina en los buscadores de internet. Así, según informa Europa Press citando fuentes de la administración de la web oficial de Zarzuela, se han marcado como disallow todas las direcciones de Urdangarin, de forma que esas páginas desaparezcan de los buscadores o, dicho de otro modo, que cualquier búsqueda en la Red relacionada con el yerno del rey evite las páginas con origen en la web de la Corona.

La estrategia de desvincular a Urdangarin de la Familia Real ha ido acentuándose conforme se ha acrecentado la gravedad de los indicios que lo sitúan en primera línea de la corrupción llevada a cabo durante años por el Instituto Nóos y que han ido cercando a la infanta e, incluso, al propio rey, si se tienen en cuenta los correos aportados por el socio del Duque de Palma , Diego Torres. Primero, la Casa Real apartó a Urdangarin de su agenda oficial en diciembre de 2011 y en enero de este año, la institución eliminó la sección propia  que tenía el Duque en la web como miembro de la Familia Real.

Hasta ahora, el yerno del rey había contado con una potente aliada en el proceso judicial que se sigue contra él en la capital de Baleares. La reina Sofía ha intentado durante este tiempo suavizar las tensiones personales que, en el interior del Palacio de la Zarzuela, han causado los presuntos delitos de su yerno; lo hizo viajando a Washington cuando los duques y sus hijos vivían allí, acudiendo con ellos al hospital para ver al rey tras su última operación de cadera en Barcelona, o incluyéndolo en la tradicional cena de Navidad que la Familia Real celebra todos los años. Según confirman en el entorno de la misma, Sofía de Grecia lo habría hecho por su hija pequeña y por sus nietos, al margen de que sintiera "un afecto natural" por su yerno. Hoy, Urdangarin ha perdido también este apoyo, tras confirmarse que sus gestiones incluyeron un trato frecuente con la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein , que ha reconocido en varias entrevistas su "entrañable amistad" con Juan Carlos de Borbón.