Público
Público

Los recortes de González en vigilantes colapsan los juzgados de Madrid

La reducción de vigilantes de seguridad provoca filas de 500 personas en la entrada a la sede de Plaza de Castilla y obliga a la suspensión de juicios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo recorte del Gobierno madrileño de Ignacio González ha tenido una consecuencia inmediata en el empeoramiento de los servicios públicos. Los Juzgados de Instrucción de Plaza de Castilla han registrado este miércoles colas de hasta 500 personas por la reducción de vigilantes de seguridad, lo que ha provocado que se hayan suspendido varios juicios en seis juzgados de Instrucción al llegar tarde las personas citadas a los mismos, han informado fuentes próximas al colectivo.

El nuevo contrato de los servicios de vigilancia y seguridad de los inmuebles de órganos judiciales, que es efectivo desde el pasado 29 de abril, incluye la supresión de hasta 42 servicios de seguridad en los juzgados de la Comunidad de Madrid.

El colectivo ha advertido de la peligrosidad que supone la reducción del número de vigilantes en los tribunales madrileños con motivo de 'los recortes' llevados a cabo por la Consejería de Presidencia y Justicia en este ámbito, de la que es titular el hombre de confianza de González, Salvador Victoria.

Por ejemplo, los Juzgados de Plaza de Castilla cuentan ahora con sólo tres vigilantes para realizar las labores de seguridad de todo el edificio frente a los diez de los que disponían hasta el pasado 29 de abril. Esta sede recibe a diario la visita de cerca de 4.000 personas.

Esta situación ha provocado que esta mañana los coordinadores de los vigilantes se hayan tenido que poner en los arcos de seguridad de acceso al edificio para aligerar la inmensa cola de personas que se ha registrado en esta sede judicial. Alrededor de las 11.00 de la mañana, se ha formado una cola de unos 150 metros con cerca de 500 personas, según las mismas fuentes.

La ausencia de vigilantes ha provocado que las ocho plantas del edificio situado en plaza de Castilla estén sin vigilancia, así como el parking de los juzgados. 'Esto no pasaba desde hace 13 años', han indicado a Europa Press las fuentes consultadas, que advierten de la inseguridad que se va a producir.

De igual modo, los Juzgados de Primera Instancia de Capitán Haya se han quedado con dos vigilantes frente a los siete que había antes de que entrara en funcionamiento el nuevo concurso de seguridad. En los órganos judiciales de violencia de género, ubicados en la calle Manuel Tovar, el número de personal encargado de la seguridad ha quedado reducido a dos vigilantes, a los que se suman los coordinadores, frente a los cinco de los que disponía.