Público
Público

Referéndum 1-O La Fiscalía investiga a los ayuntamientos por la expulsión de policías de hoteles de Catalunya

Abre diligencias ante la posible implicación de los responsables municipales y ante el escrache a los establecimientos hoteleros

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

Agentes de Policía Nacional en el colegio Ramón Llull de Barcelona./ ELENA PARREÑO

La Fiscalía de Barcelona ha abierto diligencias para investigar la expulsión global de los agentes de la Policía Nacional que estaban alojados en hoteles de Pineda de Mar y Calella (Barcelona) y la posible implicación de los "responsables municipales" en esa decisión.

En un escrito, la fiscal jefa de Barcelona, Ana Magaldi, ordena practicar diligencias de investigación al servicio especial de Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona.

El decreto relata que se ha tenido conocimiento a través de las noticias y por redes sociales de estas expulsiones, así como un documento en el que supuestamente el gerente de la cadena de hoteles Checkin afirma: "Debido a una reunión que hemos tenido con responsables del Ayuntamiento de Pineda de Mar nos vemos obligados, bajo amenaza de cerrarnos los hoteles durante 5 años, a desalojar al contingente de Policías Nacionales de dos hoteles, Checkin Mont-Palau y Checkin Pineda mañana 3/10/2017 antes de las 16 horas".

Los responsables políticos que, al parecer, pidieron la la expulsión de los agentes son la Alcaldesa de Calella, Montserrat Candini (del PdeCat), y la primera teniente de alcalde de Pineda de Mar, Carme Aragonès (PSC). Los hoteles donde estaban alojados los agente en Calella son el Hotel Vila y el Hotel Las Palmeras.

El Ayuntamiento de Pineda de Mar (Barcelona) y los hoteles que hospedan a policías nacionales desplazados a Catalunya han negado presiones para que los agentes fueran desalojados, aunque han planteado que abandonen los locales días antes para que el municipio recupere la "paz social", informa Efe.

El Ayuntamiento de Pineda y los hoteles Checkin Mont-Palau y Checkin Pineda han emitido un comunicado conjunto en el que desmienten las afirmaciones del gerente, que en un comunicado ha afirmado que el consistorio le obliga a expulsar a los policías, bajo la amenaza de "cierre durante cinco años".

Según el comunicado de hoy, representantes del gobierno municipal y de la cadena hotelera acordaron ayer "de mutuo acuerdo" que la salida de los agentes se produciría hoy, sin que haya habido "ninguna medida de presión" ni el consistorio haya "amenazado" con cerrar los establecimientos hoteleros.

En el comunicado, el Ayuntamiento y los hoteles aseguran que los policías "han tenido un comportamiento ejemplar durante toda su estancia", pero que ambos han acordado plantear ante la Delegación del Gobierno en Barcelona su salida, prevista inicialmente para el 5 de octubre, "por razones de seguridad y con la finalidad de garantizar la convivencia del municipio". En declaraciones a Efe, el alcalde de Pineda, Xavier Amor, ha precisado que las afirmaciones del hotel sobre supuestas "presiones" obedecen al "estrés y la tensión del momento", vividos en las conversaciones que se mantuvieron ayer para "llegar a un acuerdo por la paz social del municipio".