Público
Público

Referéndum 1-O PDCAT y ERC piden la intervención internacional, mientras la CUP insta a proclamar la independencia esta semana  

Los antiguos convergentes piden la dimisión de Rajoy, mientras los republicanos creen que la UE debería expulsar a España por usar la "fuerza militar contra sus ciudadanos". Los 'cupaires' llaman a la huelga general.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Marta Pascal (PDeCAT), Alfred Bosch (ERC) y Quim Arrufat (CUP).

La reacción de los tres socios de la Generalitat tras la jornada del 1-O no se ha hecho esperar. Por un lado, el PDCAT y ERC han solicitado ayuda de la comunidad internacional. Por otro, la CUP llama a la huelga general e insta a proclamar esta misma semana una Declaración Unilateral de Independencia (DUI).

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha exigido, además, la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "Exigimos que Rajoy, por dignidad, se vaya y pida perdón. Son intolerables las cargas policiales, que no asuma ningún tipo de responsabilidad y se erija como garante del sistema democrático", ha sostenido en rueda de prensa, acompañada del coordinador de Organización, David Bonvehí.

PDCAT: "Hoy los catalanes se han ganado el derecho a tener un Estado independiente"

Para Pascal, la UE debe querer formar parte de la solución política que Catalunya necesita porque es un proyecto de libertad, prosperidad y defensa de unos derechos civiles y políticos "que hoy se han visto vulnerados y alterados". "No valdrán equidistancias ni prudencias", ha recalcado la dirigente del PDeCAT, tras asegurar que Europa ha sido testigo, a través de las redes, de los medios extranjeros y los observadores internacionales, de la nula calidad democrática del Estado, ha opinado.

También ha cargado contra PSOE y Cs por apoyar las actuaciones del Gobierno , y les ha emplazado a recapacitar para decidir "si están en el lado de los que defienden la democracia o de los que utilizan las fuerzas de seguridad para reprimirla".

"Estamos en el siglo XXI, y todo el mundo ha visto la desproporción, la irresponsabilidad y las cargas inhumanas, feroces y violentas que se han producido", ha lamentado Pascal, que cree que este 1-O lo cambia todo y que los catalanes han dado una lección histórica de cómo se defiende la democracia.
"Hoy los catalanes se han ganado el derecho a tener un Estado independiente", ha concluido.

También sus socios de ERC pedirán a la Unión Europea (UE) que considere expulsar a España como Estado miembro por usar "fuerza militar contra sus ciudadanos", tras las cargas de Guardia Civil este domingo, ha anunciado el líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, que ha añadido que trabajan con expertos internacionales en elaborar esta petición en base a la Carta de los derechos fundamentales de la UE.

En rueda de prensa este domingo, junto al portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, Bosch ha pedido a la comunidad internacional que imponga sanciones al Estado por actuar con hostilidad contra los catalanes, sobre los que ha afirmado sentirse orgulloso —"los auténticos protagonistas del referéndum"— y ha defendido que según la legislación europea, el uso de la violencia contra una votación no la deslegitima.

En un mensaje pronunciado en inglés, el concejal barcelonés ha remarcado que el primer ministro belga ya se ha pronunciado contra la violencia estatal este domingo, mientras que pronunciamientos como los de Donald Trump y el contacto con Rajoy de Angela Merkel demuestran que "hay interés" en la situación.

Tardà (ERC), a Rajoy: "Cuesta mucho dialogar con alguien que se nos presenta con una porra a la mano"

Tardà ha tachado de cínico e hipócrita al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por hablar de diálogo y ha dicho: "Cuesta mucho dialogar con alguien que se nos presenta con una porra a la mano, no respeta los derechos civiles y actúa violentamente contra un pueblo indefenso", en referencia a las cargas policiales en el referéndum. Ha afirmado que "no tiene perdón" cómo ha hecho sufrir a los catalanes —por los más de 700 heridos— y a sus libertades, y ha dicho que se trata de una violencia inconcebible en una sociedad democrática avanzada, que retrata la democracia 'low cost' y autoritaria de Rajoy, en sus palabras.

Ha considerado que los integrantes del Gobierno de Rajoy son "verdaderos ignorantes" de la historia y la forma de ser de los catalanes, que han vivido situaciones más difíciles que la actual, y ha defendido que el 'adiós Rajoy, adiós Reino de España' que lleva años enraizando en Catalunya ha hecho este domingo un paso de gigante, y ha augurado que los próximos días serán determinantes.

Al ser preguntado por si asistirá a la reunión que el presidente del Gobierno ha anunciado, el diputado ha respondido que no concibe por qué no podría decirle "a la cara" lo que ha dicho desde la tribuna.

Ha insistido que el único responsable de la situación de represión vivida es el PP y Rajoy, pero ha añadido que le parece "cínico y hipócrita que partidos como el PSOE, que ha dicho amén a todo lo que tiene que ver con la represión hacia la ciudadanía de Catalunya, ahora traten de situarse al margen de estas responsabilidades", ya que ha afirmado que lo han ayudado a crear este escenario.

A pesar de esta sensación agria, ha expresado su orgullo ante la ciudadanía, por su capacidad de respuesta, organización y de plantar cara a esta situación a partir de las herramientas de las que los catalanes saben dotarse: "La inteligencia, el coraje y, sobre todo, la capacidad de hacerlo todo de una forma pacífica", metabolizando la resistencia pacífica de Gandhi 'a la catalana'.

Por su parte, el portavoz del Secretariat Nacional de la CUP, Quim Arrufat, ha exigido este domingo aplicar el resultado del referéndum y proclamar la semana que viene la independencia en caso de que gane el 'sí' porque "no queda alternativa dentro del Estado español para garantizar la protección de la gente, de sus derechos, la libertad y la construcción de un futuro con paz y justicia social".

La CUP convoca a los 'comités de defensa' que la ciudadanía ha organizado para defender las urnas en los colegios a mantenerse y constituirse en asamblea en las plazas catalanas el lunes por la tarde para organizar la huelga general

Arrufat ha explicado que se trata de hacer vinculante el resultado del referéndum, y ha advertido de que "la represión y el aplastamiento del Estado será peor" si no se ejerce la autodeterminación, ha dicho en una rueda de prensa en la sede de la CUP.

El miembro del Secretariat 'cupaire' ha celebrado que los sindicatos se hayan sumado a la huelga que ya habían convocado algunos de ellos y que la CUP respaldaba, y ha llamado a todos los actores —políticos y sociales— porque no se trata sólo de una huelga de los trabajadores: "Es una huelga en defensa de los derechos democráticos".

Para los 'cupaires' la huelga se convoca para levantar "un gran dique de contención al ataque salvaje de los derechos humanos" que considera que ha sufrido Catalunya con la actuación policial en los colegios electorales durante la jornada del 1-O.

Convocan a los 'comités de defensa' que la ciudadanía ha organizado para defender las urnas en los colegios a mantenerse y constituirse en asamblea en las plazas catalanas el lunes por la tarde para organizar la huelga general.

Es consciente de que el resultado todavía no se ha hecho público, pero avisa de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien atribuyen los desalojos con fuerza de los colegios ya hacen "vinculante" el referéndum celebrado este domingo.

Recuerda que la ley del referéndum recoge declarar la independencia en caso de que gane 'sí' —concretamente 48 horas después de la proclamación de los resultados— y se muestra satisfecho con el mensaje del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, porque va "en consonancia" con ese acuerdo marco.

Arrufat ha llamado a los asociaciones y agentes internacionales a llevar a cabo acciones para que las instituciones internacionales como la CE y la ONU apliquen acciones contra el Estado por "vulneración de derechos".