Público
Público

Referéndum catalán ¿Qué piensan Iglesias, Colau, Domènech y Dante sobre el 1-O?

Podemos, Podem, Catalunya Sí que es Pot y Catalunya en Comú tienen en común su concepción de la consulta soberanista como una "movilización legítima", aunque apuestan por un referéndum pactado y con garantías para dar una verdadera solución a la situación en Catalunya. Algunos defienden llamar a la participación el 1 de Octubre, otros evitan hacerlo.

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 12
Comentarios:

Pablo Iglesias, Ada Colau y Xavi Domènech en un acto de Podem. Archivo/EUROPA PRESS

Los partidos de Pablo Iglesias, Ada Colau y Albano Dante comparten varias premisas sobre el referéndum soberanista del 1-O, pero también algunas diferencias que no permiten hablar de una postura totalmente compartida.

Podemos, Catalunya en Comú y Podem, así como el grupo del partido morado -más ICV-EUiA y Equo- en el Parlament, Catalunya Sí que es Pot, conciben la consulta del 1 de Octubre como una "movilización legítima", pero no como un referéndum vinculante. Comparten también su receta para solventar el problema del encaje territorial catalán: la convocatoria de un referéndum pactado, con garantías y con reconocimiento internacional.

Las diferencias entre estas formaciones pueden ser algo más sutiles que los puntos en común, pero han impregnado sus respectivas dinámicas en los últimos meses, y a día de hoy no están totalmente definidas.

Podemos

El partido morado siempre ha defendido el derecho a decidir: Iglesias ha convertido esta cuestión en uno de los ejes de mítines electorales en varias campañas, sea en Cádiz o en Catalunya, pero a su entender la convocatoria de la Generalitat no serviría para solventar la situación porque carece de garantías. No comparte la hoja de ruta del Govern, como tampoco lo hace Colau, que recientemente sí reclamaba al Ejecutivo de Rajoy que permitiese la celebración del referéndum.

Sobre la convocatoria del 1-O, casi desde el principio las tesis de la dirección de Podemos han sido más cercanas a las del partido de Ada Colau y Xavier Domènech, Catalunya en Comú, que al de su marca catalana, Podem. "Nuestra posición es clara. Estamos con Xavier Domènech y Ada Colau, que han planteado lo que nos parece sensato", afirmaba a principios de julio Iglesias, desde la Universidad de Verano de su formación. De hecho, uno de los puntos de fricción entre Podemos y Podem surgió cuando el partido de Albano Dante decidió no integrarse en el nuevo sujeto político catalán cuya construcción han capitaneado Colau y Doménech.

La incógnita por despejar es si Catalunya en Comú finalmente llamará a la participación el 1-0, o si adoptará la misma línea de Podemos y evitará hacerlo. La decisión la adoptará la Coordinadora Nacional del partido el 9 de septiembre, y deberá ser refrendada por sus inscritos entre el 12 y el 14 de ese mismo mes.

De hecho, como alcaldesa de Barcelona, Colau también ha afirmado que está dispuesta a ceder locales para facilitar la consulta, siempre que no se ponga en peligro a los funcionarios.

Podem

En julio, la dirección de Podem, que capitanea Albano Dante definió su posición de cara al referéndum del 1-O. Siempre concibiéndolo como una movilización democrática, y afirmando que ésta era la voluntad de los inscritos, Dante decidió llamar también a la participación en la consulta, algo que no gustó a la dirección en Madrid.

En este marco de tensiones, Podemos presionó hasta lograr que Podem convocase una consulta entre el 15 y el 18 de septiembre a este respecto. La pregunta a sus militantes será: "¿Crees que Podem Catalunya ha de llamar a la participación y movilización ciudadana el próximo 1-O?".

Se da la situación de que Dante es además diputado en el Parlament por Catalunya Sí que es Pot, el grupo en el que se integra Podem, y por tanto el que representa a Podemos.

Catalunya Sí que es Pot

El grupo de Podem en el Parlament, con 11 diputados, evidenció este miércoles, durante el Pleno para aprobar la Ley de Referéndum, la disparidad de opiniones existentes en su seno. Fuentes de Catalunya Sí que es Pot, que este miércoles había acordado abstenerse en la votación -han registrado cerca de una docena de enmiendas a la ley-, explican que su postura oficial es la misma que mantiene Podem, "la posición emanada de los círculos". Esto incluye la llamada a la participación que ha defendido la dirección de Dante. Así sera, sostienen, "hasta los resultados de la consulta", previstos para los días 19 o 20 de este mes.