Público
Público

Referéndum en Catalunya 1-O El Gobierno sigue sin aclarar las medidas para frenar el referéndum

El Ejecutivo sigue considerando que las leyes de desconexión impulsadas en Catalunya son sólo "anuncios de anuncios" y asegura que no actuará hasta que se concreten en "hechos".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. EFE/Ángel Díaz

"El referéndum no se celebrará", pero nadie sabe cómo el Gobierno pretende evitarlo. El Ejecutivo de Mariano Rajoy sigue sin aclarar cuáles son las medidas que tiene previstas para frenar la consulta independentista que la Generalitat ha fechado para el 1 de octubre

El portavoz ha incluso descartado, de momento, que Moncloa vaya a recurrir la ley de transitoriedad anunciada esta semana en Catalunya. "No ha sido aprobada por el Govern, ni por el Parlament, ni está firmada por nadie ni nadie sabe la autoría de la misma", se ha justificado Iñigo Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 

El también ministro de Educación, Cultura y Deporte ha repetido que, de momento, las acciones del Ejecutivo catalán de Carles Puigdemont son sólo "anuncios de anuncios" y ha incidido en que el Gobierno central esperará a que "se conviertan en hechos" para actuar. 

En este sentido, dijo, contarán con el PSOE "y con el resto de formaciones políticas" para acordar las medidas a tomar, una vez que Rajoy ha retomado el contacto con el líder de la oposición Pedro Sánchez. "Hay acuerdo en lo esencial y la vía de comunicación está abierta y será fluida", repitió el portavoz gubernamental.

Sin embargo, Méndez de Vigo no aclaró si el Gobierno estudia o no la vía del artículo 155 de la Constitución que suspendería la autonomía de Catalunya. Una opción que esta misma semana valoró el expresidente socialista Felipe González, pero a la que se opone firmemente el actual secretario general del PSOE. "No hablaron de los detalles, el Gobierno valora que haya acuerdo en lo esencial", incidió el ministro en referencia a la oposición de PP y PSOE a la celebración de "un referéndum de autodeterminación ilegal e inconstitucional". 

Tampoco quiso responder a la amenaza de Sánchez de tomar él mismo las riendas del conflicto y plantear iniciativas legislativas para desbloquear la situación en caso de Rajoy no promueva un "diálogo" con Carles Puigdemont que permita buscar soluciones alternativas como, por ejemplo, una reforma constitucional. "El Gobierno está dispuesto a estudiar cualquier iniciativa de cualquier grupo parlamentario, pero primero tendríamos que conocerlas y no hablar en abstracto", zanjó la cuestión. 

Y añadió: "Además, el Gobierno lleva dialogando con Catalunya ya desde la legislatura pasada, pero para bailar el tango hacen falta dos", metaforizó Méndez de Vigo. "Si la otra parte supedita todo dialogo a la celebración de un referéndum es muy difícil llegar a ningún tipo de acuerdo", apostilló después.

De momento, el Ejecutivo de Mariano Rajoy apuesta por seguir con su inmovilismo habitual respecto al independentismo en Catalunya. ¿Su solución a corto plazo? "Lo que queremos es introducir dosis de racionalidad, evitar la crispación en la sociedad catalana y explicar con razones por qué la vía que han tomado algunos en Catalunya no es la correcta", concluyó.