Público
Público

Referéndum Independentista El Gobierno pide a Puigdemont que convoque elecciones si quiere consultar a los ciudadanos

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, dice que el 1-O habrá un "evento social" con "una urna", "'castellers'" y "butifarradas", pero que que no será una consulta legal.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Vista general de la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros celebrada el pasado jueves 7 de septiembre en el Palacio de la Moncloa. EFE/ Emilio Naranjo

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha pedido este martes al presidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, que convoque elecciones autonómicas para consultar a los ciudadanos en vez de impulsar un referéndum de autodeterminación que es "ilegal".

"Si lo que quiere Puigdemont es consultar, es muy sencillo, que convoque elecciones autonómicas", ha manifestado en una entrevista en Antena 3. El portavoz del Ejecutivo ha apuntado que eso sí "está en su poder y capacidad", mientras que el derecho de autodeterminación "no está reconocido en ningún texto" y la Generalidad no tiene competencias para convocar un referéndum.

Méndez de Vigo ha afeado a los independentistas que aseguren que el derecho a la secesión existe, pero "no digan dónde": "La secesión fue un derecho reconocido en los años 60 para situaciones coloniales. Espero que Puigdemont y Junqueras no digan que Catalunya está una situación colonial", ha ironizado.

Evento social ilegal

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado que el próximo 1 de octubre no habrá en Catalunya un referéndum, aunque ve "probable" que se coloquen urnas o haya un "evento social" con "castellers y butifarradas" en las plazas de algunos municipios catalanes.

"No va a haber un referéndum. Que puede haber una urna en una plaza de un pueblo o que el domingo día 1 haya un evento social y castellers y haya una butifarrada y haya una urna, pues no hay que descartarlo y es muy probable que eso exista", ha dicho en una entrevista en Los Desayunos de TVE.

Catalá ha insistido en que esta consulta "no tendrá ningún valor jurídico", al mismo tiempo que ha explicado que un referéndum legal "tiene una serie de condiciones" e "instrumentos materiales" (como mesas electorales y papeletas) que en este caso no existen.

El Gobierno actuará con "firmeza"

Asimismo, ha expresado su rechazo a las "presiones y coacciones" que, a su juicio, está ejerciendo la Generalitat contra alcaldes catalanes para facilitar la celebración del referéndum catalán. "Confío en que les dejen en paz y en que no les obliguen a hacer lo que no quieren hacer", ha recalcado, rechazando la intención de generar "tensiones" en este sentido.

Catalá ha abierto la puerta a que el Ejecutivo active "que mecanismos más intensos" que el artículo 155 de la CE

Catalá ha asegurado que, ante el proceso secesionista, habrá una respuesta del Estrado de derecho con "firmeza". Según ha recalcado, existen "muchos instrumentos" y "suficientes" para garantizar que se cumple con las leyes y obligaciones.

Entre ellos, ha explicado, está el artículo 155 de la Constitución: "Es una herramienta más que puede llegar a aplicarse en determinadas circunstancias", ha añadido, cuando le han preguntado si el Gobierno baraja aplicarlo para frenar el conflicto catalán. Y ha abierto la puerta a que el Ejecutivo active "que mecanismos más intensos".

El ministro, que ha lamentado que la Generalitat haya perdido la "cordura" y el "equilibrio" y esté fomentando un "clima bélico", ve posible que tras el 1 de octubre aumente la tensión. Ese día, cree que puede haber "algún tipo de altercado" pero cree que los Mossos garantizarán el orden público porque "trabajan para todos los catalanes".