Público
Público

Referéndum Los sectores más inmovilistas del Estado se inventan un inminente “referéndum separatista” en Euskadi

PP, Ciudadanos y VOX advierten sobre los supuestos planes de “ruptura” del PNV tras conocerse su propuesta de actualización del estatuto vasco, un asunto que se debate en el parlamento autonómico. Desde el partido de Urkullu lo niegan tajantemente y advierten sobre “un clima de hipersensibilidad nacionalista española a cuenta de Catalunya”.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 4

El lehendakari, Iñigo Urkullu, al comienzo de un pleno celebrado en el Parlamento Vasco. EFE/David Aguilar

Ocurrió en los años duros, cuando Euskadi era noticia por la pólvora y la muerte. Una revista francesa de cierto prestigio aseguró que cada vez que ETA mataba a alguien, los abertzales de Hernani degollaban una cabra, se embadurnaban la cara con su sangre y bailaban como locos, en plan ritual. Era algo así como un festejo macabro. Falso y nunca visto, claro. Se lo inventaron. Ahora ya no hay fantasías sobre la violencia, pero eso no impide echar la imaginación al vuelo. En las últimas horas, políticos y medios conservadores españoles han creado otra fábula: un supuesto referéndum independentista auspiciado por el PNV.

La reanudación de los trabajos en la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco ha servido para crear esta noticia falsa, lanzada desde Vitoria y alimentada en Madrid. ¿Tiene previsto el partido de Urkullu celebrar una votación para separarse de España? En absoluto. Así queda demostrado en su propuesta de actualización y mejora del Estatuto Vasco que presentó este miércoles en la comisión parlamentaria. Se trata de un documento de 17 páginas que en ningún momento hace mención a planes de carácter independentista.

Por el contrario, la iniciativa del PNV pasa por blindar el modelo vasco, garantizar las transferencias de las competencias estatutarias aún pendientes (37 en total) y buscar un marco de relación bilateral con Madrid. A lo largo del documento no aparece ni una sola vez la palabra “referéndum”. Tampoco hay mención a la “independencia”. Se descarta además cualquier vía unilateral, algo que también es compartido por EH Bildu en su respectiva propuesta de autogobierno.

De hecho, Elkarrekin Podemos –que apoya el derecho a decidir desde una perspectiva no nacionalista- subraya en su documento que existe la oportunidad de buscar acuerdos plurales que permitan actualizar el Estatuto de Euskadi, el único de todo el Estado que lleva sin tocarse desde su aprobación en 1979.

“Nacionalistas y proetarras”

Sin embargo, el PP vasco puso el grito en el cielo. “La siguiente estación es el camino a la independencia”, dijo Borja Sémper, portavoz de los populares en el Parlamento Vasco. Aún más elocuente fue su compañero Carlos Iturgaiz, expresidente de este partido en Euskadi y actual europarlamentario. “Por detrás de la modificación del #EstatutoDeGernika que pretenden los nacionalistas vascos y los proetarras se encuentra el intentar colarnos la autodeterminación y la independencia del #PaísVasco. Bien por el @PPVasco y @AlfonsoAlonsoPP negándose a ser cómplices de esta bazofia”, escribió en Twitter.

En tono alarmista, aseguró que los nacionalistas vascos de centroderecha se habían “destapado” y buscaban una “independencia de facto”

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también eligió esa red social para lanzar un pronóstico catastrofista. “Los nacionalistas son insaciables en el privilegio y en la división. Ahora el PNV pide un referéndum separatista”, advirtió el responsable de la formación naranja desde Madrid. Sus pronósticos son compartidos por los ultraderechistas de Vox, que hablaron directamente de la “supresión definitiva de las Comunidades Autónomas e ilegalización de los partidos separatistas”, en alusión al PNV.

En ese contexto, el diario El Mundo llevó este jueves al partido de Urkullu a primer tema de portada. En tono alarmista, aseguró que los nacionalistas vascos de centroderecha se habían “destapado” y buscaban una “independencia de facto”. Allí se asegura que el PNV, a pesar de lo que han declarado una y otra vez sus principales dirigentes en los últimos días, busca convertirse en una entidad política “casi independiente”, lo que implicaría superar los márgenes de la legalidad española.

“Se irritan a la primera”

Estas acusaciones no han causado excesiva sorpresa en la sede principal del PNV. “Actualmente impera un clima de hipersensibilidad nacionalista española a cuenta de Catalunya. En cuanto algo se sale de su esquema centralista y uniforme de España, se irritan a la primera”, afirmaron a Público fuentes del Euskadi Buru Batzar, el máximo órgano de dirección de este partido. En tal sentido, remarcaron que su propuesta apunta hacia un “acuerdo de no ruptura”. “Hemos hecho un ejercicio para que todo se ajuste a lo legal, y que además se realice de forma pactada”, remarcaron.

Asimismo, desde el cuartel general del PNV en Bilbao advirtieron que la campaña alarmista sobre el futuro del autogobierno vasco también tendría otro objetivo: condicionar a PSOE y Podemos ante cualquier posibilidad de acuerdo con los nacionalistas. Además, creen que desde el entorno de Ciudadanos se busca “desgastar a Mariano Rajoy, presentándolo como alguien débil ante los nacionalistas, mientras que Albert Rivera sería algo así como el Cid Campeador”. “Lo que está claro es que hay quienes opinan sobre nuestro documento sin haberlo leído”, argumentaron.

En esa línea, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, advirtió este jueves en los micrófonos de Onda Vasca que su propuesta de autogobierno “es realista, tiene base legal y no quiere romper nada, sino fortalecer unos vínculos desde una relación de bilateralidad”. “Los analistas españoles con dos dedos de frente que lean nuestro documento lo verán así”, añadió.