Publicado: 31.10.2015 11:25 |Actualizado: 31.10.2015 13:02

El primer Toisón de Oro que regala Felipe VI, a su hija por cumplir 10 años

Leonor de Borbón ya tiene su estandarte, aprobado por el Gobierno con motivo de su cumpleaños. Es un paso más en el anclaje legal de la monarquía de nuevo cuño creada por la Constitución de 1978 en la figura del entonces jefe del Estado, Juan Carlos I

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4
Comentarios:
Felipe VI y su hija Leonor de Borbón Ortíz, princesa de Asturias. EFE

Felipe VI y su hija Leonor de Borbón Ortíz, princesa de Asturias. EFE

MADRID.- El Boletín Oficial del Estado publica este sábado un Real Decreto con el regalo de cumpleaños del rey Felipe VI a su hija Leonor cuando cumple 10 años de edad. Se trata del collar del Toisón de Oro, la más alta distinción de la familia real española, al tiempo que se crea el guión y el estandarte para ella, como princesa de Asturias.

Felipe de Borbón ingresó en la Orden a los trece años, el 3 de mayo de 1981, día de su santo, cuando su padre, Juan Carlos I, firmó un real decreto por el que concedió a su heredero el collar del Toisón de Oro.

En aquella norma el entonces jefe del Estado justificaba su decisión con las siguientes palabras: "Para dar testimonio de mi cariño a mi amado hijo Felipe".

En esta ocasión, el real decreto da un paso más en el anclaje legal de la monarquía de nuevo cuño creada por la Constitución de 1978 sobre la figura del entonces jefe del Estado y heredero de Francisco Franco, Juan Carlos I.

El real decreto proclama que se concede el collar "continuando la secular tradición observada en la Casa Real española de otorgar e imponer las insignias de la Insigne Orden del Toisón de Oro a quienes están llamados a suceder en la Corona de España".

La abdicación de Juan Carlos I en 2014 fue seguida de una ley orgánica que justifica su propia existencia en textos fundamentales que regularon la monarquía hereditaria, borbónica especialmente. Figura en la exposición de motivos y, aunque no tiene vinculación legal, sirve para aclarar la interpretación que realicen los juristas del futuro sobre la voluntad auténtica que tuvieron las Cortes Generales del año 2014 al proclamar rey a Felipe VI.

Fuentes de la casa del rey citadas por Efe basan su incorporación a la Orden del Toisón como "un elemento de tradición, continuidad e institucionalización en la figura de la princesa de Asturias como heredera de la corona".

El Gobierno le concede el estandarte y las armas


Leonor de Borbón Ortíz recibe este regalo al cumplir los diez años y se convierte en la primera en ingresar en la Orden del Toisón de Oro en el reinado de su padre, pues es el primer collar que concede Felipe VI desde su proclamación, el 19 de junio de 2014.

El Gobierno aprobó este viernes dos reales decretos que regulan la concesión del Toisón a la hija mayor de los reyes y las características y uso del estandarte que a partir de ahora podrá ser utilizado en actos oficiales a los que asista la Princesa.

El último Collar de esta orden lo recibió el anterior secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, de manos del ahora rey emérito, Juan Carlos I, en una solemne ceremonia que tuvo lugar en el Palacio Real el 1 de abril de 2014, semanas después de firmar el correspondiente decreto.

Este precedente no significa, aclaran fuentes de Zarzuela, que vaya a celebrarse en fechas próximas un acto semejante para imponer el collar a la princesa Leonor.


El Consejo de Ministros aprobó además este viernes asimismo un real decreto por el que se crea el guión y estandarte de la princesa de Asturias, al igual que ocurrió, el 16 de marzo de 2001, con los de Felipe de Borbón, entonces heredero de la corona.

Su aspecto será idéntico al que representaba a su padre cuando era príncipe de Asturias, con color azul y el Collar del Toisón rodeando el escudo, siguiendo criterio de la Real Academia de la Historia, ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Se trata así de un pendón con el fondo azul de la bandera asturiana con las armas de la casa del rey, rematado con una orla dorada y almenada, mientras que el estandarte es una bandera igual que el guión, pero sin el cordoncillo de oro ni fleco.

Con esta decisión, Felipe VI autoriza el uso de armas propias para la princesa siguiendo una antigua tradición de la casa real de los Borbones, y con el mismo se completa -en lo que a aspectos de protocolo se refiere- la personalización de su presencia en actos castrenses e institucionales.

El real decreto regula además su uso en los espacios y lugares públicos que debe presidir el estandarte cuando intervenga Leonor de Borbón Ortiz.


Durante el reinado de Juan Carlos I sólo una veintena de personalidades recibieron el Toisón de Oro.

Dos años antes de Enrique Iglesias, en enero de 2012, el entonces presidente francés, Nicolás Sarkozy, se convertía en el primer jefe de Estado de una República en ser distinguido como caballero de esta orden dinástica.

El Toisón nació como una orden de Caballería creada en 1430 por el duque de Borgoña con motivo de su matrimonio con Isabel de Portugal.

Al pasar a su nieto Carlos I -el emperador de España Carlos V- los reyes de España son desde entonces soberanos de la orden.

La distinción consta de un collar de oro con las armas de los duques de Borgoña, del cual cuelga el mítico vellocino de oro, regalo de los dioses que garantizaba prosperidad y símbolo del heroísmo a partir de la gesta de Jasón y los argonautas.

Sus símbolos fundamentales son el carnero de oro que pende del collar y la doble "B" que forma cada uno de sus eslabones, dos letras enfrentadas como pedernales de las que surgen llamas en representación del fulgor y la rapidez en la guerra.

Al no tener carácter hereditario, debe ser devuelto a la muerte de quien lo posee.

Llos únicos españoles que lo tienen actualmente son el exjefe de la diplomacia europea, Javier Solana, y el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, tras el fallecimiento del expresidente Adolfo Suárez y del infante Carlos de Borbón Dos-Sicilias, ambos caballeros de la Orden.

También lo poseen los reyes Carlos Gustavo de Suecia, el emperador de Japón Akihito, el rey Hussein de Jordania, la reina Isabel II de Inglaterra, el rey Harald de Noruega, Simeón de Bulgaria, el rey Bhumibol Adulyadej de Tailandia y el gran duque Enrique de Luxemburgo.