Publicado: 25.05.2015 00:11 |Actualizado: 25.05.2015 01:22

Podemos se reivindica como “palanca del cambio” e irrumpe en trece autonomías

Es tercera fuerza en ocho parlamentos autónomos. “Nos hubiera gustado que el desgaste de los grandes partidos fuera más rápido, reconoce Pablo Iglesias, que describe esta jornada como “mágica” e “histórica”.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, comparece ante sus simpatizantes para comentar los resultados electorales. EFE/J.J. Guillén

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, comparece ante sus simpatizantes para comentar los resultados electorales. EFE/J.J. Guillén

MADRID.- El PP gana en número de votos, pero pierde feudos históricos y deberá pactar en ciudades y autonomías para formar nuevos gobiernos: el principio del cambio, la noche “mágica” e “histórica” en la que “empieza a escribirse el fin del bipartidismo”, según Pablo Iglesias.

Podemos ha entrado en todos los parlamentos autonómicos obteniendo mejores resultados que Ciudadanos, la otra formación debutante en estas elecciones, salvo en el caso de la Comunidad Valenciana. A falta de concluir el recuento son tercera fuerza en ocho comunidades, todas menos Cantabria, Canarias y Navarra (cuarta) y Valencia (quinta).

El secretario general de Podemos comparecía este domingo pasadas las once y media de la noche para reivindicar el papel de su formación como “palanca del cambio”, y para subrayar que “los partidos del poder” han obtenido “uno de los peores resultados de nuestra historia”. “Es un orgullo y un honor haber sido la palanca del cambio”, aseguraba Iglesias, acompañado por el candidato madrileño José Manuel López y por el número dos de la formación, Íñigo Errejón.

"Es un orgullo y un honor haber sido la palanca del cambio”, dice Iglesias

A pesar de haber logrado alzarse como tercera fuerza en Comunidad de Madrid o Aragón (dos de las plazas clave para el partido) Iglesias ha dejado de lado los triunfalismos. Estaba más sonriente que en el anuncio de los resultados de las elecciones europeas en las que se hicieron con cinco eurodiputados, aunque también ha reconocido que les hubiera gustado “que el desgaste de los partidos fuera más rápido”.



Podemos tiene hoy en su mano las llaves de un número importante de parlamentos y consistorios, y sólo en las próximas semanas podrá comenzar a verse la configuración de un nuevo tablero político en el que el PP y PSOE pierden su rol protagonista en muchos ayuntamientos, al tiempo que pierden fuelle en las autonomías.

En concreto, con más del 90% de los votos escrutados, y en las cuatro plazas que se había marcado como prioridades, Podemos se ha hecho con 27 escaños en Madrid, frente a los 47 de Cristina Cifuentes. En Aragón, Pablo Echenique ha aupado al partido en tercer lugar con 14 escaños, lejos de los 21 del PP de Luisa Fernanda Rudi, pero a apenas 5.000 votos del PSOE, segunda fuerza.

En Asturias han logrado 9 escaños, frente a los 14 del PSOE, pero en Valencia sí han logrado un resultado inferior a lo previsto, quedando en quinto lugar con el 13 escaños, frente a los 31 del PP de Alberto Fabra.

Colau, Carmena, Echenique y López, protagonistas

"La política en España ya no es cosa de dos partidos", clamaba este domingo Pablo Iglesias ante miles de personas concentradas a las puertas del museo Reina Sofía, en Madrid. Iglesias elegía este enclave fuertemente simbólico -fue donde celebraron los resultados de la europeas- para insistir en el mensaje lanzado una hora antes en el cuartel general de la formación. "Esta primavera del cambio ha llegado a España para quedarse", prometía el líder de Podemos, antes de vaticinar que el proceso de cambio culminará en las elecciones generales de finales de año.

"Madrid, de la mano de Manuela y José Manuel, ha demostrado que se podía vencer", sostenía Iglesias ante un público entregado, que seguía y aderezaba su discurso coreando "No pasarán", "Presidente" o "Manuela, Manuela". La candidata de Ahora Madrid ha sido protagonista en un discurso en el que Iglesias ha ligado los resultados de su candidatura o la de Ada Colau en Barcelona con los de Podemos, y en el que ha dejado claro que las considera fundamentales en la carrera por la renovación democrática.

Junto a Iglesias, López agradecía los más de 500.000 votos logrados, y prometía trabajar desde la Asamblea para impulsar su proyecto para la Comunidad de Madrid. Minutos después, el candidato madrileño cedía la palabra a su homólogo en Aragón, Pablo Echenique, que intervenía a través de internet para subrayar lo cerca que han estado de adelantar al PSOE en su comunidad, y para prometer que el cambio que pregonan ya está en marcha y es imparable.

"Madrid, de la mano de Manuela y José Manuel López, ha demostrado que se podía vencer", sostenía Iglesias ante un público entregado que aderezaba su discurso con el "No pasarán"

Pablo Iglesias, varios dirigentes estatales y regionales y el candidato madrileño, José Manuel López, han seguido la noche electoral desde la sede de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), en Delicias.

Tras una breve valoración de resultados, el secretario general de Podemos ha puesto rumbo a la Cuesta de Moyano, donde se reunían los simpatizantes y líderes de Ahora Madrid, para después dirigirse a la plaza del Museo Reina Sofía de la capital, donde celebraron los resultados de las elecciones europeas hace exactamente 364 días.

Son precisamente las candidaturas de unidad popular municipalistas las que este domingo celebran haberse hecho con los primeros puestos en ciudades como Barcelona, donde Ada Coalu se ha impuesto a Xavier Trias. Manuela Carmena (Ahora Madrid) es segunda con un único concejal menos que Esperanza Aguirre, pero podría contar con el apoyo del PSOE de Antonio Carmona, tercero, para hacerse con el Consistorio. El éxito de estas candidaturas puede poner en cuestión la decisión de la cúpula del partido de no concurrir a las municipales con la marca Podemos.

Esta fue precisamente una de las cuestiones más polémicas abordadas durante la asamblea constituyente de Podemos en el pasado mes de octubre. Pablo Echenique y Teresa Rodríguez defendían concurrir utilizando las siglas del partido, pero Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero y Carolina Bescansa acabaron imponiéndose por una holgada mayoría con la estrategia de concurrir integrados en candidaturas de unidad ciudadana.

No han logrado ganar en ninguna autonomía, pero partían de cero y han entrado en todas. En un contexto en el que unas fuerzas se desploman y otras desaparecen, los de Iglesias son conscientes de que han vuelto a demostrar su fuerza. O al menos eso se desprende de las celebraciones frente al museo Reina Sofía, en las que se escuchan consignas contra Esperanza Aguirre, otras sobre la irrupción de Carmena y otras tantas sobre la idea base del líder del partido: el cambio es imparable