Público
Público

Relevo en La Moncloa Silencio y secretismo en las primeras 48 horas de Sánchez como presidente

Este lunes celebra su primer acto oficial recibiendo al presidente de Ucrania, pero no comparecerá antes los medios de comunicación

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3

Pedro Sánchez con la vicesecretaria general del PSOE , Adriana Lastra, y el secretario de Organización, Jose Luis Ábalos, a su llegada el viernes al Congreso de los Diputados para la segunda sesión de la moción de censura. REUTERS/Sergio Perez

Casi 48 horas después del prometer el cargo como presidente del Gobierno, nada se sabe de Pedro Sánchez, desde las breves palabras que pronunció el pasado viernes en los pasillos del Congreso nada más ganar la moción de censura.

El presidente del Gobierno tras salir el sábado del Palacio de la Zarzuela, se dirigió directamente a La Moncloa acompañado de su jefe de Gabinete, Juan Manuel Serrano; pero no convocó para su llegada a los medios de comunicación, como suele ser lo habitual e hizo José Luis Rodríguez Zapatero en dos ocasiones.

Tras una visita de poco menos de dos horas al Palacio de La Moncloa, Sánchez ha desaparecido de la escena pública y son pocas las personas que han hablado con él. Alguna que sí lo ha hecho, comenta que “está bien, tranquilo y muy responsabilizado”, afirmó a Público uno de sus interlocutores.

Pero ni siquiera algunos de los candidatos que están en todas las quinielas para llegar al Gobierno han hablado con el presidente desde el pasado viernes, y ninguno ha osado en molestarle. “Cualquiera le llama ahora, para que piense que busca algo”, comentó una dirigente socialista que puede estar en el Gobierno.

Sánchez estrena su actividad como presidente del Gobierno este lunes recibiendo al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, pero desde La Moncloa sólo han anunciado cobertura gráfica. No habrá la habitual rueda de prensa que se celebra tras la visita de un mandatario extranjero.

Fuentes cercanas al flamante jefe del Ejecutivo justificaron esta actitud de silencio y secretismo de Sánchez al haber llegado al Gobierno de una forma muy distinta a lo que ha sido normal en la etapa democrática. Así, explican que hasta ahora un presidente de Gobierno tenía para hacer sus planes más de un mes de tiempo, desde que sabía que ocuparía el cargo hasta que fuese elegido por el Congreso, circunstancia que no se da en esta ocasión.

“Son muchas decisiones que tiene que tomar en poco tiempo. Está trabajando intensamente en ello, pero necesita más tiempo”, afirmó una persona que conoce la actividad que está desarrollando estos días el presidente del Gobierno.

Es por ello, que ni siquiera confirman que este lunes el BOE recoja el organigrama del Gobierno, y apuntan que hasta el jueves no tomarán posesión los nuevos componentes del Consejo de Ministros. El viernes celebrarán su primera reunión.

En las quinielas siguen los mismos nombres que ha aparecido estas últimas horas, aunque se ha filtrado como novedad el de la consejera Gabriela Bravo, fiscal y actual consejera de Justicia del Gobierno valenciano.

No obstante, los cábalas han crecido tras el anuncio hecho la noche del sábado por el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, de que en el Ejecutivo habrá independientes, como ya informó Público. Algunas fuentes apuntan que Sánchez tiene en la cabeza nombres muy significativos de la sociedad española, aunque todavía falta que las personas elegidas acepten el encargo.