Publicado: 30.08.2015 18:27 |Actualizado: 30.08.2015 18:27

La República independiente de Pedro Sánchez: el matrimonio, de compras en el Ikea

Hasta llegar a la zona de cocinas, el líder del PSOE no fue reconocido por ningún cliente

Publicidad
Media: 1.92
Votos: 12
Comentarios:
Pedro Sánchez, de compras con la tradicional bolsa amarilla del Ikea. D. P.

Pedro Sánchez, a su paso por la sección de vajilla del Ikea. D. P.

MADRID.- Fue el 18 de agosto. De regreso de las vacaciones en Mojácar (Almería), en donde el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pasó dos semanas descansando. El citado día, el líder del PSOE decidió acudir con su esposa, Begoña Gómez, al centro de Ikea en Alcorcón (Madrid) para hacer unas compras.

Sánchez portó todo el tiempo la correspondiente bolsa amarilla que se recoge a la entrada, mientras iba parándose con su mujer en los distintos stands para ver los productos.



Según testigos presenciales, Sánchez pasó bastante desapercibido en todo su paseo comercial, hasta llegar a la zona de cocinas, donde ya le reconoció un ciudadano que le preguntó que si se acordaba de él. Y Sánchez, como buen líder político, le contestó que “sí”, sin dudarlo. Entre ambos, intercambiaron unas palabras, y ya levantó mayor expectación su presencia en el centro.

El matrimonio, hizo todo el recorrido del establecimiento y algunas compras, pero sin mayor revuelo entre el resto de clientes.

El líder del PSOE se ha prometido mantener una vida normal sin que su cargo altere en demasía la vida de su familia. No obstante, lleva escolta permanente y ha notado el cambio de vida desde que llegó a la Secretaría General del PSOE.