Publicado: 17.04.2015 21:47 |Actualizado: 17.04.2015 21:47

"Sin República no puede haber regeneración democrática, ni Estado social duradero"

Cristina Almeida, Jorge Vestrynge y Ramón Soldán, entre otros, participan en el debate 'Contra la monarquía española' organizado por el Ateneo de Madrid

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Acto celebrado en el Ateneo de Madrid.- PÚBLICO

Acto celebrado en el Ateneo de Madrid.- PÚBLICO

MADRID.- Suena el himno de Riego. Los hombres y mujeres que llenan el salón de actos del Ateneo de Madrid se ponen en pie y levantan el puño. Unos el izquierdo y otros el derecho. Hay quien susurra la letra: “Soldados la patria nos llama a la lid, juremos por ella vencer o morir”. Otros, mucho más jóvenes, bromean con una versión algo más lúdica: "Si los reyes de España supieran la paliza que le van a dar, cantarían todos juntos libertad, libertad, libertad".

Mientras, por el pasillo principal, Cristina Almeida, Jorge Vestrynge, Jaume d’Urgell, Miguel Pastrana y Ramón Soldán caminan hacia la mesa principal. Sobre sus cabezas una enorme bandera republicana proyectada en la pantalla. Son los ponentes del segundo debate político-ciudadano del Ateneo de Madrid titulado Contra la monarquía española.

“Venimos a hablar de la monarquía desde el pensamiento republicano”, advierte el poeta Aaron Garcia Peña, encargado de moderar. “Que no se llame democrático un país que no tiene nacionalizada la jefatura del Estado”, avanza.



Después, las ponencias de los invitados sobre por qué es necesario tumbar la monarquía borbónica en España e implantar una III República.

"Toda sangre azul está salpicada de sangre roja. Ellos llevan la sangre de los tiranos", dice Ramón Soldán

"La monarquía es la privatización de la jefatura del Estado", dice Jaume d' Urgell, de la Fundación Internacional de Derechos Humanos. "La monarquía es la clave de la impunidad del franquismo y esta es la clave del resto de impunidades que hay en el país", prosigue Miguel Pastrana, de Unidad Cívica por la República. 

Verstrynge hace una pausa entre tanta llamada a la República. "Que Rajoy se vaya de una puñetera vez", dice entre aplausos para, posteriormente, añadir: "El rey en España gobierna, el rey sabe coger el teléfono y sabe decir: 'Eso no'. Y cuando el rey dice no, es no. Obviamente, se guarda mucho de mostrar que eso es así, pero como he estado al otro lado de la frontera, se me indicó alguna vez".

Violencia histórica

Nadie, sin embargo, levantó más aplausos que Ramón Soldán, coordinador del grupo parlamentario de ERC, y su repaso a lo que ha significado y significa la monarquía en España: "La actual monarquía no es fruto de la Constitución, ni de la atada herencia del dictador, ni de la voluntad divina. Es fruto de la violencia con la que históricamente se han impuesto para imponer su poder absoluto. Toda sangre azul está salpicada de sangre roja. Ellos llevan la sangre de los tiranos. Ellos son los hijos del poder, nosotros somos los hijos de los nadie".

Almeida: "La lucha por la Constitución tuvo mucho dolor, mucha muerte y mucho asesinato"

Cristina Almeida, por su parte, ha querido recordar que la Constitución de 1978 no fue carta otorgada ni tampoco llegó sola. "Para mi luchar por una Constitución fue muy importante. Fue una lucha con mucho dolor, mucha muerte, mucho asesinato y también mucho aprendizaje. Luchando aprendimos a amar la libertad y la democracia y también los valores republicanos", dice Almeida, que no quiere que la lucha por la III República se convierta en un veto a la totalitad del pacto constituyente. 

"Yo apoyé la Constitución de 1978 a pesar de ser monárquica. ¿Qué debo hacer arrepentirme y darme latigazos por haber luchado por esta Constitución en el 78? No. La Constitución hay que cambiarla, si es preciso de arriba a abajo, debemos convertirla en la emblema de la democracia y de la unidad de la gente", ha señalado Almeida, que ha reiterado que lo más importante es devolver a la ciudadanía el derecho a decidir. 

lea también...