Publicado: 20.12.2016 07:14 |Actualizado: 22.12.2016 15:29

Podemos retrasa la publicación de resultados de la consulta sobre Vistalegre II por un fallo informático

El partido anuncia esta decisión a las 13.30 horas, exactamente en el momento en que estaba prevista la comparecencia del secretario de Organización, Pablo Echenique. La rueda de prensa se celebrará finalmente a las 16.15 horas

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Madrid tras la reunión del Consejo de Coordinación del partido. EFE/Luca Piergiovanni

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, durante un rueda de prensa en al sede del partido. EFE/Luca Piergiovanni

MADRID.- La expectación era máxima en la sede de Podemos, pero habrá que esperar cuatro horas y media más de lo previsto para conocer los resultados de la consulta sobre el modelo a adoptar en la Asamblea Ciudadana Estatal, conocido como Vistalegre II, el congreso de refundación del partido.

Exactamente a las 13.30 horas, cuando estaba prevista la comparecencia del secretario de Organización, Pablo Echenique, para anunciar los resultados, desde el partido morado han informado del error registrado por la empresa que supervisa el proceso, Agora Voting, responsable habitual de controlar los procesos de votación telemática de la formación morada.


Un fallo informático ha impedido el recuento de votos, por lo que en el partido no pueden conocer los resultados, según los trabajadores de Podemos. Fuentes del partido explican que el fallo está localizado en un "archivo de configuración", y descartan que obedezca a un ataque informático.

La nueva convocatoria de prensa está prevista para las 16:15 una vez que se han subsanado posibles nuevos errores (en un principio, se había retrasado hasta las 18.00 horas).

En un tuit publicado poco después en la red social Twitter, Echenique informaba del error y emplazaba a la nueva convocatoria para conocer los resultados.

No es la primera vez que el partido o la empresa Agora Voting reconocen un fallo técnico que fuerza a posponer los resultados, pero sí es inaudito que la comunicación de este error se produzca con tan poco margen.