Publicado: 11.02.2014 14:24 |Actualizado: 11.02.2014 14:24

Revientan una charla de Baltasar Garzón en la Universidad de Santiago

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de jóvenes ha intentado reventar la charla-coloquio que el exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha tratado de impartir en la facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Santiago, y le han obligado a suspender otra en la Facultad de Historia.

Con gritos de "fascista" y "torturador", cerca de veinte jóvenes han intentado esta mañana que Baltasar Garzón, quien invitó a los que le insultaban a subir a la mesa para exponer sus argumentos, no hablase sobre Democracia y Derechos Humanos. "Fue un momento incómodo pero nos vamos con varias lecciones aprendidas. Una de ellas es el modo de estar y el modo de reaccionar de Baltasar Garzón, con tolerancia, diálogo y respeto a pesar de la discrepancia", explicóel catedrático de Pedagogía Social José Antonio Caride. "Y la otra es que a veces las democracias también se tienen que construir así, haciendo valer la razón frente a los que no están dispuestos ni a exponerla ni a escucharla",  continuó el profesor universitario.

En un aula completamente abarrotada, hubo momentos de tensión entre los alumnos que querían escuchar al exjuez y los que con un micro no cesaban de dedicarle insultos mientras portaban pancartas del colectivo estudiantil AGIR. El exjuez optó por pedirles que subiesen a la mesa para unirse al debate, ocasión que uno de ellos aprovechó para reafirmarse en sus insultos basándose en el proceder de la Audiencia Nacional al aplicar la consideración de grupo terrorista a la organización independentista Resistencia Galega. Expuestos estos argumentos, este estudiante volvió a situarse junto a sus compañeros, que prosiguieron con sus cánticos pidiendo "Fóra fascistas da USC" ("Fuera fascistas de la USC") entre reproches del resto de asistentes a la conferencia.

Otro colectivo independentista, Ceivar, ya había solicitado a la USC que "denegase la utilización de sus instalaciones" a Garzón por haber sido parte de "un tribunal que ampara la aplicación de la tortura a personas detenidas por delitos de naturaleza política".

"Afortunadamente la inmensa mayoría de nuestros alumnos quisieron que ese acto fuese lo que tenía que haber sido, una lección más de las que la Universidad tiene la obligación de dar acerca de la democracia y los derechos humanos", agregó Caride, quien recordó que "fueron unos pocos, no más de 25, los que no quisieron que eso pudiera suceder". En la facultad de Ciencias de la Educación también aparecieron numerosas pintadas, en las que se podía leer "Baltasar Garzón, cómplice de la tortura", "Garzón, torturador" o "Garzón, fascista".

Un grupo minoritario de estudiantes interumpieron al grito de "fascista", al ex juez Baltasar Garzón, mientras pronunciaba una conferencia en la Universidad de Santiago. EFE/Santi Alvite

A las doce del mediodía estaba prevista otra intervención de Baltasar Garzón en la Facultad de Historia de la USC, pero finalmente los organizadores decidieron suspenderla. "Habíamos elegido a Garzón para dar una conferencia sobre pasados incómodos, porque es una persona indicada para hablar de este tema, pero no pudo ser. No pudo hablar, era imposible porque no tenía ni voz ni condiciones", indicó el profesor Lourenzo Fernández Prieto, uno de los organizadores del coloquio en la Facultad de Historia.

Antes de que trascendiese que el jurista no acudiría a esta conferencia, los miembros de seguridad de la universidad limitaron a 180 las personas que podrían acceder al aula magna de la Facultad de Historia, donde se vivió, más acentuado, el mismo esquema de protestas cruzadas entre partidarios y detractores del exjuez. Así, mientras una decena de estudiantes coreaban "Torturador, Garzón torturador" y "Fóra fascistas da USC", otros replicaban: "¡Si no queréis verlo, marchaos!", mientras les advertían de que ellos eran "los verdaderos fascistas". "¡Es un colaborador del violador [Julian] Assange y de la guerrilla paramilitar del narcogobierno colombiano!", respondían desde el otro lado del pasillo, a lo que una alumna espetó a los manifestantes de AGIR: "¡Pues mandadle una carta bomba a su domicilio, que es lo que sabéis hacer!".

Fuera de la facultad, en el casco histórico de Santiago, hubo un enfrentamiento dialéctico entre un grupo de opositores a la presencia del exjuez y los que coreaban "Queremos a Garzón, queremos a Garzón".

El periplo de Baltasar Garzón por Santiago comenzó este lunes, cuando ofreció una conferencia sobre impunidad, corrupción y derechos humanos organizada por la fundación del céntrico hotel Araguaney en colaboración con la USC. Fue éste un acto tranquilo, en el que el exmagistrado se dio un baño de masas ante un auditorio abarrotado al que se ganó tras pedir que se permitiese a las numerosas personas que se quedaron sin silla sentarse en las escaleras a su alrededor. En este coloquio contó con la presencia del escritor Manuel Rivas, que este martes también fue señalado por los colectivos independentistas como "cómplice de Garzón" y "burócrata".