Publicado: 03.04.2013 16:52 |Actualizado: 03.04.2013 16:52

El rey ataca a la independencia del juez Castro

La Casa del Rey expresa su "sorpresa" por el cambio de "posición" del magistrado al haber decidido imputar a la infanta, al tiempo que ha mostrado su "absoluta conformidad" con la decisión de la Fiscalí

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La imputación de la infanta Cristina ha provocado el primer gran ataque del Rey a la independencia judicial. En una breve comunicación a las agencias de noticias, un portavoz autorizado de Zarzuela ha expresado su "sorpresa" por lo que consideran un cambio de criterio del magistrado José Castro en relación a la infanta.

Las explicaciones ofrecidas ahora chocan con la intención manifestada horas antes, de no comentar "decisiones judiciales". Simultáneamente, la Casa Real ha dado su apoyo explícito al fiscal anticorrupción y a su iniciativa de recurrir la imputación de la hija de rey. Además, la Casa del Rey asegura haber tenido conocimiento del auto de imputación de la hija de Don Juan Carlos "por los medios de comunicación". 

La Fiscalía Anticorrupción recurrirá en los próximos días la decisión del juez de Palma de Mallorca José Castro de imputar a la Infanta Cristina en el "caso Nóos" como cooperadora necesaria en los delitos que pudo cometer su marido, Iñaki Urdangarín. El recurso del fiscal Pedro Horrach se corresponde con la postura que la Fiscalía General del Estado ha mantenido a lo largo de la investigación, en la que siempre se ha mostrado contraria a la imputación de la infanta al considerar que no hay motivos para ello.

Fuentes de este departamento han señalado a Europa Press que el recurso, que se presentará directamente en apelación ante la Audiencia Provincial de Palma, incidirá en que los indicios señalados por el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma contra la Infanta Cristina "carecen de la entidad suficiente" para apoyar su citación en calidad de imputada en la causa.

La Fiscalía tiene cinco días para preparar su recurso, y espera que la decisión que se adopte llegue antes del 27 de abril, fecha señalada para la comparecencia, según las mismas fuentes.

En su auto, el juez Castro explica que ha decidido imputar a la Infanta Cristina antes de finalizar la instrucción de esta pieza, dado que, en caso contrario, se hubiese dejado que "se perpetúe la incógnita" de su supuesta implicación en esta causa, lo que, en su opinión, sería un "cierre en falso en descrédito de la máxima de que la Justicia es igual para todos y una clara contradicción a la práctica cotidiana de los juzgados y tribunales que en casos similares es muy escasamente probable que prescindieran del trámite". De ese modo, el juez de Palma parafrasea al rey, sin citarlo, al emplear la misma frase que pronunció el monarca cuando se refirió al caso Urdangarin en su mensaje de Navidad de 2011.

Castro afirma que a partir de la declaración de Diego Torres, exsocio del Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, en el Instituto Nóos, y de los numerosos correos electrónicos que aportó en su curso, así como después de escuchar la versión dada por el secretario de la Infantas, Carlos García Revenga, "surgen una serie de indicios que hacen dudar" que la Infanta Cristina "desconociera la aplicación que su esposo diera a su mención como vocal de la Junta Directiva de la Asociación Instituto Nóos y en la mercantil Aizoon S.L.".

Por ello, ante los "indicios" existentes, el juez considera "inevitable" que la hija del Rey preste declaración, al objeto de despejar "cualquier duda", dado que "hallándonos en la recta final de la instrucción, no parece procedente que ésta se ultime gravitando la más mínima sombra de sospecha sobre la intervención que haya podido tener y si fuere otra la valoración que su versión arrojara, se depuren las responsabilidades que procedan".

El 5 de marzo de 2012, el juez rechazó, también con el apoyo del fiscal, la imputación en la causa de la infanta en un auto en el que desechaba la solicitud que en este sentido le había hecho el colectivo Manos Limpias, quien recurrió esta decisión en reforma y apelación. El 12 de julio de 2012 la Audiencia de Palma confirmó la decisión del juez.La citación como imputada de la infanta Cristina en el caso Nóos puede recurrirse en reforma ante el mismo juez que la ha dictado, José Castro, y a continuación en apelación ante la Audiencia Provincial de Palma, según recoge el auto judicial.

Por tanto, la citación de la esposa de Iñaki Urdangarin en la investigación de las presuntas irregularidades en las actividades del Instituto Nóos, que presidía el duque, no es firme y podría aplazarse, suspenderse o revocarse.

El plazo para presentarse el recurso es de tres días ante el juez del caso, José Castro, y de cinco ante la Audiencia Provincial de Palma, aunque este tipo de trámites se suelen presentar de una vez como recursos de reforma subsidiarios de apelación.

El juez instructor del caso Nóos ha imputado hoy a la infanta Cristina porque considera que hay indicios de que pudo consentir que su parentesco con el rey fuera utilizado por Iñaki Urdangarin y su socio, Diego Torres, en las actividades de Nóos, lo que podría constituir un supuesto de "cooperación necesaria" o "complicidad" en los delitos supuestamente cometidos.

En el auto de diecinueve páginas en el que ha citado a declarar como imputada a la infanta, el juez José Castro señala que no despejar en la instrucción del caso la duda de si conocía la aplicación que hacía Urdangarin de su presencia como vocal en el Instituto Nóos y en la empresa Aizoon SL sería "un cierre en falso en descrédito de la máxima de que la Justicia es igual para todos".