Publicado: 06.11.2013 19:30 |Actualizado: 06.11.2013 19:30

El rey coincide con el promotor de Eurovegas en su primer acto fuera de la Zarzuela

Pese a la expectación, no ha habido encuentro cara a cara al ser un acto masivo en el que se han congregado hasta 181 invitados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por vez primera desde que fue operado de la cadera el 24 de septiembre, el Rey ha salido del Palacio de la Zarzuela para celebrar en el Palacio de El Pardo una multitudinaria audiencia con los miembros de una fundación judía internacional de la que forma parte el magnate estadounidense Sheldon Adelson.

La reunión ha permitido además ver al monarca caminando, apoyándose en sus dos muletas, en un acto público oficial, algo que no ocurría desde antes de su última intervención quirúrgica, que tendrá una segunda fase el próximo 21 de noviembre, para implantarle una prótesis definitiva en la cadera izquierda.

Pese a la expectación que había creado la presencia junto al rey del empresario Adelson, el formato de la audiencia, con 181 invitados congregados en el patio central del Palacio de El Pardo, no ha propiciado un encuentro "cara a cara" entre ambos.

El jefe del Estado únicamente ha saludado de pie, antes de la entrevista a puerta cerrada, al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, al embajador de Israel en España, Alon Bar, al embajador español para las relaciones con la comunidad judía, Álvaro Albacete, y a una decena de dirigentes de la fundación Keren Haysesod.

Se trata de la organización filantrópica judía más importante del mundo fundada en 1920, que celebra su reunión bienal en Madrid, y cuyos miembros ya se reunieron el pasado martes, incluido Adelson, en el Palacio de La Moncloa, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Tienen previsto hacerlo el jueves con García-Margallo, con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, con los alcaldes de Madrid, Ana Botella, y Toledo, Emiliano García-Page, y con miembros de las comunidades judías de Madrid y Barcelona.

Una vez cumplidos con los saludos protocolarios, el rey, acogido a su llegada con una prolongada ovación, se ha sentado en un sillón elevado, mientras sus invitados han hecho lo propio en unas sillas dispuestas frente a él en la misma estancia, para a continuación dirigirse a los miembros de la fundación ayudándose de un micrófono. La reunión ha comenzado seguidamente, ya sin la presencia de los medios de comunicación, y de su contenido, como es habitual, la Casa del Rey no ha aportado información.

 

En un lateral de la segunda fila de sillas escuchaba las palabras del monarca el magnate Sheldon Adelson, propietario de la empresa Las Vegas Sands y promotor del complejo de ocio y casino Eurovegas en la localidad madrileña de Alcorcón . Con algunas dificultades para caminar, el empresario había entrado en el palacio sentado en una silla de ruedas eléctrica, de la que se levantó para hacerse una "foto de familia" previa al acto, apoyado en un bastón que luego usó para caminar hacia el lugar de la audiencia colectiva.

La reunión de don Juan Carlos con los 181 miembros de esta fundación es la única actividad oficial pública prevista por el monarca para esta semana, ya que durante la convalecencia de su última operación de cadera mantiene una agenda de trabajo muy restringida, a la espera de la intervención quirúrgica del día 21. En las audiencias que ha celebrado en las últimas semanas en Zarzuela no se le había visto caminar, ya que recibía a los invitados, bien en su despacho o en el salón de audiencias, de pie ante un sillón en el que luego se sentaba.