Publicado: 18.06.2014 00:00 |Actualizado: 18.06.2014 00:00

El rey firma hoy el 'harakiri' de su reinado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey estampará este miércoles su firma en la ley orgánica que permite hacer efectiva su abdicación, en su último acto como jefe del Estado, ante su hijo, el futuro Rey Felipe VI, y el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien le corresponderá refrendar la última norma sancionada por Juan Carlos en su reinado.

La sanción tendrá lugar en el Salón de Columnas del Palacio Real, en una ceremonia "corta y solemne", según la Casa del Rey, a la que asistirán unos 160 invitados, entre ellos la reina Sofía y los príncipes de Asturias, el Gobierno y representantes de las altas instituciones del Estado.

En la misma estancia donde en 1985 se firmó el tratado de adhesión de España a las Comunidades Europeas, Juan Carlos formalizará su renuncia a continuar al frente de la Jefatura del Estado y pasará el testigo a su hijo, el príncipe Felipe. Automáticamente, la infanta Leonor, hija mayor de los príncipes, pasará a ser princesa de Asturias y, como tal, heredera de la Corona.

La falta de precedentes ha obligado a Zarzuela a partir de cero para la preparación del acto, que comenzará a las 18:00 horas en el Palacio Real, manteniendo el espíritu general de solemnidad combinada con austeridad que presidirá todos los actos institucionales del acceso de Felipe VI al trono de España.

No habrá discursos ni palabras de Juan Carlos ni de su hijo, tan sólo una alocución a cargo del Ejecutivo para dar cuenta del contenido de la ley orgánica de abdicación aprobada mayoritariamente por el Parlamento, tras ser debatida y votada el martes en el Senado.

Un portavoz de Zarzuela ha anticipado que se podrá ver algún "gesto" simbólico del Rey hacia su hijo, quien habrá de esperar a la publicación de la ley sancionada, a medianoche, en el Boletín Oficial del Estado, para ser considerado rey.

Además de Mariano Rajoy y la mayoría de los miembros de su Gobierno, en el Salón de Columnas estarán presentes los presidentes del Congreso y el Senado, los del Tribunal Supremo y el Constitucional, presidentes autonómicos, altos mandos militares y otros representantes institucionales, hasta completar una relación de 160 invitados.

Los expresidentes del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar y Felipe González serán también testigos de la ceremonia, al igual que los ponentes de la Constitución de 1978 Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez Llorca y Miquel Roca.

A la llegada de Juan Carlos al palacio será recibido con los 21 cañonazos de las salvas de ordenanza y la interpretación del himno nacional por una compañía de la Guardia Real que le rendirá honores.

Una vez dentro del Salón de Columnas, un miembro del Gobierno dará lectura a la ley de abdicación, un texto muy breve en el que se dispone que el rey Juan Carlos I "abdica la Corona de España" y que esa abdicación será efectiva cuando entre en vigor la norma, en el momento de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

La sanción de la ley por Juan Carlos y su refrendo por Rajoy pondrán fin a la ceremonia, a la que asistirán asimismo los miembros de las Mesas del Congreso y el Senado, los presidentes del Consejo de Estado y el Tribunal de Cuentas, el fiscal general del Estado, el nuncio del Vaticano en su calidad de decano del cuerpo diplomático y los directores generales de la Policía y la Guardia Civil.

La alcaldesa de Madrid y la delegada del Gobierno en la Comunidad Autónoma también figuran entre los invitados, junto a los máximos responsables de la patronal y los sindicatos mayoritarios.

Nobles y caballeros españoles de la Orden del Toisón de Oro figuran entre los alrededor de 160 invitados a la firma solemne de la ley de abdicación.

Una representación de la Diputación Permanente del Consejo de la Grandeza, que agrupa a la jerarquía nobiliaria española, será testigo en primera línea del último acto oficial de Juan Carlos como rey de España.

La Grandeza es la máxima dignidad que puede tener un noble. Desde el siglo XVII la otorga el rey de forma expresa y escrita y generalmente cargándola sobre un título. Por eso se habla de títulos nobiliarios con y sin Grandeza.

Desde 1815, los Grandes de España se estructuraron en torno a una Asamblea y un Consejo y Diputación Permanente. En la actualidad, tiene como función asesorar a la Administración Pública y al rey en cuanto a su prerrogativa constitucional sobre honores y distinciones y sobre sucesión y rehabilitación de títulos nobiliarios.

El hijo de la duquesa de Alba Alfonso Martínez de Irujo y Fitz-James Stuart, duque de Híjar, es actualmente el decano de la Diputación Permanente, mientras que su secretario general es Carlos Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós, duque de Valtierra y Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España.


http://www.quoners.es/debate/cual-es-tu-valoracion-de-la-monarquia