Publicado: 17.06.2014 16:54 |Actualizado: 17.06.2014 16:54

El rey habla de fútbol con Rajoy en su último acto oficial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Carlos y Sofía han dedicado este martes su última actividad oficial antes de la abdicación a ofrecer un almuerzo de despedida a los máximos representantes del poder ejecutivo, legislativo y judicial, con quienes han conversado de forma animada y distendida ante las cámaras.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, que regresaba de una visita a Varsovia tras participar ayer en un foro parlamentario hispano-polaco, no ha podido acudir a tiempo al salón de audiencias del palacio, donde los Reyes, muy sonrientes, han dado la bienvenida a sus invitados.

Han saludado en primer lugar al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, a quien acompañaba su esposa, Elvira Fernández, y a continuación a los presidentes del Senado, Pío García-Escudero, del Tribunal Supremo y CGPJ, Carlos Lesmes -acompañado de su esposa-, y del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos.

Antes de pasar al comedor privado de la Zarzuela para el almuerzo y tras posar todos juntos para los medios gráficos, los anfitriones han intercambiado una primeras palabras en tono distendido, en una breve y animada conversación que se ha centrado en la marcha del campeonato mundial de fútbol de Brasil y las expectativas de la selección española.

"Ya tenemos arreglado el partido de mañana", ha bromeado Rajoy, dirigiéndose a don Juan Carlos, en alusión al encuentro que enfrentará a las selecciones de España y Chile en el mítico estadio de Maracaná de Río de Janeiro, antes de añadir, sobre las posibilidades de triunfo de España, que "la esperanza es lo último que se pierde".

Rajoy también ha comentado con el resto de invitados y sus anfitriones el partido que disputaron ayer Alemania y Portugal, especialmente los tres goles con los que el delantero germano Thomas Müller contribuyó a la victoria de su selección por 4-0.

Tras este almuerzo ofrecido en la Zarzuela a los máximos representantes de los tres poderes del Estado, el pleno del Senado aprobará esta tarde la ley orgánica de abdicación del Rey y, una vez completado así el trámite parlamentario, Juan Carlos sancionará mañana por la tarde la norma en una breve pero solemne ceremonia que se celebrará en el Salón de Columnas del Palacio Real.

Allí, ante unos 160 invitados, Juan Carlos protagonizará un gesto que simbolizará de algún modo el relevo en el trono y Rajoy refrendará la ley, que entrará en vigor a medianoche, momento en el que don Felipe pasará a ser Rey y su primogénita, Leonor, Princesa de Asturias, de Girona y de Viana.

También entonces, a las cero horas del jueves 19, la Casa del Rey modificará su web oficial, de modo que su portada se convertirá en un monográfico especial sobre la proclamación de Felipe VI desde el que se podrá seguir en directo la retransmisión televisiva de la jornada, acompañada de fotografías e información escrita en las distintas lenguas cooficiales de España y en inglés.

Una vez pasada la jornada de proclamación, la web oficial estrenará una nueva configuración, de la que desaparecerán los apartados dedicados actualmente a las infantas Elena y Cristina, al no pertenecer ya a la Familia Real, y a la que se sumarán dos nuevas secciones con fotografías y textos explicativos sobre Leonor, Princesa de Asturias, y su hermana la infanta Sofía.

Los presidentes de los poderes del Estado invitados hoy al almuerzo de despedida de los Reyes estarán presentes tanto en la ceremonia de sanción de la abdicación como en la recepción de inicio del nuevo reinado convocada para el jueves en el Palacio Real, que reunirá a más de 2.000 representantes de todos los ámbitos de la sociedad española y a la que no asistirán don Juan Carlos y doña Sofía.