Publicado: 12.04.2014 11:30 |Actualizado: 12.04.2014 11:30

El rey iniciará mañana su gira por Emiratos y Kuwait a la caza de contratos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey emprenderá este domingo una gira por Emiratos Árabes Unidos y Kuwait para ayudar a que empresas españolas ganen contratos en estos dos ricos países del Golfo Pérsico que tienen planes multimillonarios para desarrollar sus infraestructuras.

Será el primer gran viaje internacional que haga el monarca desde su última operación de cadera en noviembre pasado, pues desde esa fecha solo ha salido de España para ir a Lisboa.

El monarca, que aún camina con bastón y mantiene una sesión diaria de fisioterapia de mantenimiento, se encuentra, según fuentes de Zarzuela, "lo suficientemente bien" para afrontar este viaje, al que seguirán en los próximos meses otros tres desplazamientos a Omán y Bahrein, Arabia Saudí y Qatar, el resto de países del Consejo de Cooperación del Golfo cuyo PIB conjunto supera el billón de euros.

Con él viajan directivos de empresas como Navantia, Indra y Airbus, algunas vinculadas al mundo de la defensa

Juan Carlos viajará a Emiratos y Kuwait acompañado de los ministros de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo; Defensa, Pedro Morenés; Fomento, Ana Pastor, e Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, además de los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores, Comercio e Infraestructuras.

También se desplazarán con el monarca una quincena de directivos de empresas que compiten en los dos países por jugosos contratos, como es el caso de las constructoras ACS, Ferrovial, San José, FCC, OHL, Isolux; de compañías de ingeniería como Abengoa, Ineco, Sener, Técnicas Reunidas; la tecnológica Indra, la naval Navantia y del fabricante de aviones Airbus, entre otros.

La presencia del rey en estos dos países, con cuyas dinastías ha mantenido una relación estrecha en sus 38 años de reinado, puede ayudar a "dar un empujón final" a la campaña iniciada por las compañías para hacerse con licitaciones, reconocen fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Como suelen recordar desde el Palacio de la Zarzuela, ni el Rey ni el Gobierno consiguen contratos para las empresas españolas, pero sí pueden ayudarlas en un espaldarazo final, si se encuentran bien situadas frente a otros competidores.

Tanto en Emiratos como en Kuwait hay en juego diversos contratos de infraestructuras y de venta de aviones y barcos. Con el viaje se quiere apoyar aquellos proyectos que están próximos a ser adjudicados, pero también empezar a posicionarse para otros concursos que se abrirán a medio y largo plazo.

En Emiratos, OHL, FCC, Isolux y CAF-Talgo han puesto la mira en el metro de Abu Dhabi (el coste de las obras se estima en unos 6.000 millones de euros) mientras que las constructoras siguen de cerca los planes de desarrollo que prepararán a Dubai para acoger la Exposición Universal de 2020.

Zarzuela y Moncloa recuerdan que no pueden conseguir contratos, pero sí ayudar a las empresas con "un empujón final"

En un futuro más cercano, las empresas españolas compiten en Emiratos para hacerse con varios proyectos que van desde la construcción de un centro hospitalario, una refinería, una planta de tratamiento de residuos y dos museos, a la venta de 13 barcos de Navantia y 9 aviones de Airbus.

Kuwait ofrece también enormes oportunidades para las compañías constructoras y de infraestructuras, debido a sus planes de desarrollo para los que cuenta con un presupuesto estimado de 92.000 millones de euros.

Indra, Navantia, Airbus y la cadena de tiendas duty free Aldeasa son algunas de las compañías que concurren en la actualidad en diversas licitaciones.

Tanto Emiratos como Kuwait son tenedores de deuda española e inversores en nuestro país. Sus fondos soberanos, que utilizan para reinvertir sus ingresos procedentes de la exportación de gas y petróleo, cuentan con recursos por valor de 575.000 millones de euros, en el caso de Emiratos, y unos 145.000 millones en el de Kuwait.

No obstante, la delegación española no tiene intención de presentar en ninguno de estos países posibilidades de inversión en España, según precisan fuentes diplomáticas.

La presencia del rey en Emiratos se aprovechará también, según fuentes diplomáticas, para abordar la demanda interpuesta contra España en el Banco Mundial por la empresa estatal emiratí Masdar, como consecuencia del recorte en las primas a las renovables, en este caso a la termosolar.

La demanda contra España por el recorte en las primas a las renovables, otro de los asuntos a tratar

Masdar Solar es socio en España de Sener en la firma Torresol, que tiene en Fuentes de Andalucía (Sevilla) la planta termosolar Gemasolar, que inauguraron el rey y el príncipe heredero de Emiratos en 2011.

Aunque no es el objetivo del viaje, este asunto estará en las conversaciones. España cree haber logrado que este contencioso no afecte negativamente al resto de la relación con Emiratos, con quien se sigue buscando una "salida lo más airosa posible" en este tema, explican fuentes diplomáticas.

España, no obstante, considera que no hay que indemnizar a Masdar, pues los recortes a las primas fueron el resultado de un cambio en la normativa administrativa, no el incumplimiento de ningún contrato.

Desde Abu Dhabi, la delegación española viajará el martes a Kuwait, donde tendrán contactos con el emir, miembros del Gobierno, además de participar en un encuentro empresarial el miércoles. Juan Carlos de Borbón regresará el miércoles a Valencia, para presidir la final de la Copa del Rey de fútbol que disputarán el Real Madrid y el Barça.