Publicado: 21.09.2016 11:15 |Actualizado: 21.09.2016 11:17

El rey se jacta de la solidaridad española con los refugiados pese a no haber acogido ni el 3% pactado

Felipe VI interviene en la ONU en una cumbre de jefes de Estado para afrontar las necesidades humanitarias de la generadas por la peor crisis de refugiados. El monarca incide también en la necesidad de superar el bloqueo político de España.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El Rey de España Felipe VI durante su intervención ante el plenario de la 71 edición de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. EFE/Sergio Barrenechea

El Rey de España Felipe VI durante su intervención ante el plenario de la 71 edición de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. EFE/Sergio Barrenechea

NACIONES UNIDAS.- El rey Felipe VI ha afirmado en la cumbre de líderes sobre refugiados que España "seguirá dando prueba de solidaridad y generosidad" los próximos años, a pesar de que sólo 516 personas han llegado al país de las 17.387 que se pactaron acoger con la UE, ni un 3%. El monarca ha continuado asegurando que todos los "remedios paliativos" son "insuficientes" si no se pone fin a los conflictos y actos terroristas que provocan los desplazamientos.



"Resulta impostergable poner fin a los conflictos que asolan muchos países en África y Oriente Medio" y "debemos combatir con determinación el azote del terrorismo que está en el origen de desplazamientos forzosos en extensas zonas" de ambas regiones y también de Asia, advirtió Felipe VI en ese sentido.

Este fue el mensaje central del monarca español ante el resto de jefes de Estado y de Gobierno participantes en una cumbre convocada a instancias del presidente de EEUU, Barack Obama, con el fin de reunir compromisos significativos para afrontar las necesidades humanitarias de la ONU generadas por la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.

En su intervención, el rey, recalcó que España ha aceptado el compromiso de acoger a casi 16.000 refugiados en un plazo de dos años, olvidando que aún no han sido acogidos ni el 3% de dicha cifra, y ha multiplicado el esfuerzo financiero en los fondos de ayuda y emergencia puestos en marcha por el conjunto de la UE.

Tras instar a "redoblar esfuerzos" para proteger especialmente a los menores no acompañados, a las personas más vulnerables y a "garantizar el respeto de los derechos humanos de todos", el rey concluyó así sus palabras: "España hará cuanto esté en su mano para estar a la altura de un reto que debemos afrontar juntos con inteligencia y generosidad".

Confianza en superar el bloqueo político

Felipe VI también ha lanzado este martes un mensaje de confianza en la capacidad de España y de sus ciudadanos de superar "tiempos difíciles" y "coyunturas complejas", como las que representan en la actualidad la incapacidad de los partidos para formar Gobierno y la relación con Catalunya.

"Todas las democracias avanzadas, como la nuestra, atraviesan en algún momento de su historia coyunturas complejas", ha dicho el monarca. "Pero las superan por la fortaleza y cohesión de su sociedad, la solidez de sus instituciones, la vigencia de su sistema de libertades; por su firme convicción en que las diferencias se resuelven con voluntad de acuerdo dentro del respeto a las reglas que se han dado", ha continuado.

En su discurso, el rey también ha hecho un llamamiento a "combatir la desigualdad y trabajar por un modelo económico que favorezca la prosperidad compartida y proporcione oportunidades de empleo a los jóvenes y, en general, a quienes más han sufrido los efectos de la crisis durante estos años". "Nadie debe quedar atrás por nuestra acción o por nuestra omisión", ha remarcado.

"Tenemos (los españoles) que seguir impulsando la recuperación y afianzar su continuidad sobre bases firmes y amplias; así como salvaguardar y mejorar el Estado del bienestar y un modelo de crecimiento realmente sostenible, diversificando nuestra presencia exterior y, ante todo, prestando especial atención a quienes más han sufrido y todavía padecen los efectos de esa recesión", ha insistido el jefe del Estado.