Público
Público

El rey Juan Carlos volverá al quirófano por decimoquinta vez

Será operado para sustituirle la prótesis artificial que se le implantó en la rodilla derecha hace algo menos de siete años. Por el carácter no urgente de la intervención, no está fijada ni fecha ni lugar.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

El rey Juan Carlos volverá al quirófano para un cambio de la prótesis de su rodilla derecha. / EFE

El rey Juan Carlos volverá a entrar en el quirófano para ser sometido a una intervención quirúrgica en la que le será sustituida la prótesis artificial que se le implantó en la rodilla derecha hace algo menos de siete años, según han informado fuentes de la Casa del Rey.

Las mismas fuentes han precisado que la finalidad de la operación es "permitirle una mayor movilidad y estabilidad, en atención a las prestaciones que actualmente ofrecen las prótesis de última generación" y han puntualizado que, "por el carácter no urgente de la intervención, no está fijada ni fecha ni lugar".

Esta operación será la decimoquinta a la que se someta el rey Juan Carlos a lo largo de su vida y la primera tras la intervención quirúrgica de noviembre de 2013 en la que el cirujano Miguel Cabanela y su colaborador en la Clínica Mayo de Minnesota Robert Trousdale le implantaron una prótesis definitiva en la cadera izquierda.

Juan Carlos I, que utiliza bastón para caminar desde que comenzaron sus últimos problemas traumatológicos, cumplió el pasado 5 de enero 80 años, aniversario que celebró con una multitudinaria comida familiar en el Palacio de la Zarzuela a la que asistieron doña Sofía, los Reyes con sus hijas y la infanta Elena.

Primera intervención quirúrgica desde 2013

La prótesis que lleva en la rodilla derecha le fue implantada el 3 de junio de 2011 por el traumatólogo Ángel Villamor en el Hospital San José de Madrid para resolver el deterioro provocado por la artrosis.

El 4 de septiembre de aquel año, se sometió a una cirugía, en el mismo centro sanitario y sin hospitalización posterior, por la rotura del tendón de aquiles del pie izquierdo, ocurrida poco después de que dejara las muletas que utilizaba para recuperarse de su operación de rodilla.

El 14 de abril de 2012, el doctor Villamor le implantó una prótesis en la cadera derecha, afectada por la artrosis y fracturada en tres fragmentos como consecuencia de una caída durante su polémico viaje privado a Botsuana.

Dos semanas después, el mismo equipo médico tuvo que solventar en el quirófano una luxación al desajustarse aquella prótesis de cadera por un mal movimiento durante una audiencia concedida en la Zarzuela al ministro emiratí de Asuntos Exteriores.

En noviembre de ese mismo año, Villamor le implantó asimismo una prótesis en la cadera izquierda, desgastada por la artrosis, y tres meses después también tuvo que solucionar en ella un problema de luxación.

Además, ese implante acabó por provocarle una infección, de modo que el 24 de septiembre de 2013 volvió al quirófano, en esta ocasión en el Hospital Universitario Quirón de Madrid, donde Cabanela y Trousdale le sustituyeron la prótesis por una provisional tras limpiar el tejido infectado y, dos meses más tarde, le implantaron una nueva definitiva.