Publicado: 21.11.2013 14:45 |Actualizado: 21.11.2013 14:45

El rey llevará muletas al menos hasta primavera

Los médicos aseguran que la intervención ha sido un "éxito", pero que Juan Carlos de Borbón tendrá que seguir ingresado en el hospital de 4 a 7 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey permanecerá hospitalizado "de cuatro a siete días" tras su intervención quirúrgica en la cadera izquierda y podrá caminar "sin apoyos" en primavera, según ha explicado hoy el cirujano Miguel Cabanela, responsable de la operación a la que se ha sometido el Monarca. El doctor calcula que, el próximo 6 de enero, el jefe del Estado estará en condiciones de presidir la celebración de la Pascua Militar, porque si la rehabilitación avanza conforme a lo previsto podrá permanecer de pie durante periodos "no muy largos", que no superen una hora.

Ha confirmado además que la infección provocada por la prótesis colocada el año pasado ha desaparecido por completo, que el nuevo implante ha quedado muy bien fijado y que el rey va a afrontar la rehabilitación en buenas condiciones físicas, dado que "es muy vigoroso" y "tiene buena musculatura".

Juan Carlos de Borbón podrá reanudar "muy pronto" los viajes de menos de dos horas, pero habrá de esperar no menos de "seis u ocho semanas" en el caso de sus visitas oficiales al extranjero con trayectos largos, ya que, como en cualquier otra cirugía mayor, "no es buena idea" hacer un viaje en avión de más de ocho horas por los problemas circulatorios que origina permanecer mucho tiempo sentado.

Además, el éxito en la completa fijación de la prótesis definitiva va a permitir que el monarca se someta a una rehabilitación "más agresiva", en tan solo 10 días ya con ejercicios en piscina y, posteriormente, caminando fuera del agua.

Cabanela ha comparecido en una rueda de prensa junto al también cirujano Robert Trousdale, que le ha acompañado en la operación, para dar cuenta del resultado de la intervención quirúrgica, practicada bajo anestesia general, que ha durado dos horas y media.

En ella, Cabanela y Trousdale han implantado a Juan Carlos de Borbón una prótesis definitiva en la cadera izquierda y han completado así el procedimiento quirúrgico iniciado el pasado 24 de septiembre, cuando le retiraron el implante que llevaba desde el año pasado y que le había provocado una infección.