Publicado: 17.06.2014 07:00 |Actualizado: 17.06.2014 07:00

"El rey se fue llorando y forzado por Felipe González y el PP"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Desde la clandestinidad durante el franquismo a la actualidad, Xosé Manuel Beiras, actual líder de Anova, lleva más de 50 años en política. Con Galicia siempre en el epicentro de su carrera, sigue la situación actual con intensidad y siempre con la esperanza del gran cambio: "estamos en el final de un ciclo histórico y en el comienzo de otro". Muchos le llaman el "diputado indignado", tras sus enfrentamientos con Fraga y ahora con Feijóo. Otros, como Martiño Noriega, defienden el "ejército zapatista galego", por aquel día en que Beiras, emulando aquel gesto Nikita Kruschev, protestó zapato en mano en el Parlamento Gallego. Afirma, entre risas, que no es beirista y que a sus 78 años no se siente un dinosaurio, como llegó a llamar a Fraga, pero reconoce que su ciclo político está terminado, "es la hora de relevos colectivos".

Ahora que vuelve a resurgir el fantasma de la Transición, ¿cuál cree que es la salud de la democracia?

Pésima, hasta tal punto que esta muerta. En las instituciones políticas del actual régimen y la segunda restauración borbónica, la democracia está muerta o en la UVI con respiración asistida. Donde sí sigue habiendo una práctica democrática es en la sociedad civil, en el seno de la ciudadanía. Se autoorganizan en respuesta a las grandes agresiones. Por lo tanto, tenemos, por un lado, unas instituciones políticas que están esclerosadas, que no funcionan democráticamente, empezando por las instituciones políticas de la democracia representativa, es decir, las Cortes. Si uno analiza la Constitución puede ver que no sólo no se está cumpliendo, sino que se le está dando la vuelta. Por ejemplo, un artículo dice que la justicia es universal y que ningún ciudadano puede quedar en situación de indefensión, pero, sin embargo, cada vez más ciudadanos lo están por las medidas de Gallardón de encarecimiento de las tasas. Tenemos que acceder a la justicia como quien compra una barra de pan. ¿Qué es entonces lo que está funcionando entre la sociedad civil? Están más allá de los sindicatos, se están organizando en movimientos sociales y plataformas contra los desahucios, contra las preferentes, en defensa de la Sanidad y Educación públicas.

¿Qué impacto cree que han tenido esas plataformas y movimientos sociales en las pasadas elecciones? ¿Tienen cada vez más poder?

Sí, cada vez tienen más poder, en varios aspectos. Yo nunca consideré que la ciudadanía estuviese dormida, pero se está fumigando con narcóticos y estupefacientes desde avionetas virtuales, que no son las de fumigar las grandes plantaciones de Tejas, sino las que meten el estupefaciente ideológico, el aparato de propaganda del régimen. La toxicidad es terrible, hay mucha gente intoxicada.

Pero la sociedad nunca estuvo dormida, en realidad lo que sentía es impotencia y había perdido la esperanza. La diferencia es que el proceso de agresión es cada vez mayor, más grave y más extendido, ya no sólo a los trabajadores asalariados, sino al conjunto de las clases trabajadoras, mediana y pequeña burguesía, empresariado, etc. La agresión a los derechos se extiende más allá de lo material, como puede ser los derechos de género y la libre disposición del cuerpo de las mujeres. O los derechos a la cultura, la agresión en Galicia, al idioma propio, a los galegofalentes, etc. Esto da lugar a que haya un proceso de ampliación constante de los núcleos activos de ciudadanía

"No hay que pensar en las izquierdas ideológicas; que si trotskista; que si maoístas; que si leninistas. Hay que pensar en izquierda social"Parte de todo eso nace aquel 15 de mayo...

Todo el mundo pensaba que eso se había extinguido pero Don Carlos, Marx, acuñó aquella frase en la que hacía analogía de la revolución en cuanto al proceso histórico con los topos. Sabes que hay un topo porque ves la tierra pero el topo sigue caminando, este es el proceso que se está dando en la rebelión cívica. En estas elecciones, es muy importante lo que ha ocurrido porque los partidos y fuerzas rupturistas, del ámbito de la izquierda a nivel de Estado y de cada una de las naciones sin estado, Galiza, Euskadi y Catalunya, no fuimos capaces de organizar una gran alianza que demostrase a los ciudadanos dos cosas: por una parte que somos capaces de entendernos en la mayoría de los comunes, por otra, que esos dos denominadores comunes son la afirmación de la realidad plurinacional del Estado y que hay que pensar en términos de izquierda social. No hay que pensar en las izquierdas ideológicas definidas; que si trotskistas; que si maoístas; que si leninistas; que si socialdemócratas. Simplemente ante una agresión de los fascismos y el capital financiero que se está dando en toda Europa y que maneja y manipula a las clases medias y trabajadoras, hay que señalar un punto de encuentro que sería: hay que terminar con las políticas austericidas, hay que terminar con las políticas ultraliberales, hay que terminar con esta forma de hacer política en la que los gobiernos gobiernan contra la ciudadanía.

Esa alternativa sería un antídoto contra el estupefaciente de la propaganda del régimen, que diese lugar a desligitimar a los dos partidos de la restauración, aunque yo no pongo en el mismo nivel a PP y PSOE, pero los dos están haciendo lo mismo y con la votación en el Congreso por la monarquía se ha puesto de manifiesto. Sin embargo, aún sin ponernos de acuerdo, la ciudadanía desligitimó a los dos grandes partidos al no darle el 50% de los votos. Hizo aumentar en relevancia y apoyo electoral a las fuerzas rupturistas y a una fuerza que representa el agujero que abrió el topo en el 15-M y que ahora vuelve a abrirlo expresándose electoralmente, que es Podemos. Eso para mi es lo más importante porque en las situaciones fascistizantes, cuando se metamorfosea el fascismo hay una definición muy interesante de Boaventura de Sousa Santos que define lo que llama el fascismo financiero, que es el actual, que dice que cuando se dan esas situaciones y fallan las organizaciones políticas democráticas, entonces es una situación muy propicia para que el voto descontento vaya para populismos fascistoides como UPyD. En cambio, ese voto descontento se fue para alternativas como la nuestra, con IU, para Bildu y los partidos del fenómeno catalán y por supuesto para Podemos.

 
Beiras en una foto de archivo - X. M. Albán (Anova) 

El éxito vivido por Podemos recuerda, en cierta medida, al vivido por AGE en 2012, con apenas un mes de vida consigue 9 escaños y se sitúa como 3ª fuerza política en Galicia...

Ambas fuerzas representan un foco de atención de aire fresco, una esperanza. Consiguió activar el voto de ciudadanos que de no ser así, se abstendrían. A partir de ahí las diferencias son grandes, la más importante para mí es que Alternativa Galega de Esquerda es una iniciativa que lanza Anova, recién constituída como decías, pero Anova es una organización, con un nuevo diseño de nueva cultura política, con un proceso constituyente previo mediante una metología análoga al suscitar asambleas abiertas sin ningún programa previo, sólo con dos ideas fuerza: la soberanía política del pueblo gallego y el enfrentamiento a las políticas de Troika. En cambio Podemos no es eso, ellos abordarán ahora ese proceso político.

Las relaciones con Podemos son buenas, al BNG le ofrecimos alianzas pero vetan a Esquerda Unida

¿Cómo está el panorama político de la izquierda en Galicia? ¿Se avecinan alianzas con Podemos o el BNG?

Si estas elecciones hubiesen sido en el Parlamento de Galicia, el PP estaría en minoría, AGE, Podemos y BNG, en conjunto, tendríamos más que el PSOE y por lo tanto el panorama cambiaría totalmente. Con Podemos, por ejemplo, ya estamos hablando. Sin embargo, con el BNG ya lo intentamos varias veces. Nosotros cuando lanzamos en el verano del 2012 la propuesta de una Frente Amplia, la reacción del Bloque fue absolutamente negativa y no quiso integrarse en la coalición. Los resultados pusieron en evidencia que era un error por su parte. Si el BNG llega a aceptarlo, muy probablemente Núñez Feijóo no estaría ahora gobernando. Sin embargo, ahora para las europeas, tampoco se ha sumado a la frente amplia de izquierdas propuesta por Anova, alegando que sólo las haría con fuerzas nacionalistas. Lo que pasó está claro: AGE sigue de tercera fuerza pero Podemos irrumpió y pasó por delante del BNG. En cuanto a las alianzas, nosotros seguimos manteniendo la idea de frente amplia con metodologías diferentes según el tipo de elecciones pero con la misma idea. Ahora lo que falta por saber es si habrá un cambio de actitud por parte del BNG. Por ejemplo, en el Parlamento europeo, el eurodiputado electo de EH Bildu, Josu Juaristi, se incorporará al grupo de la izquierda unitaria europea, GUE-NGL, en el que estamos nosotros, Izquierda Plural y Podemos. Si cuando le toque el escaño al BNG también entra en la izquierda europea aquí tendrá que actuar en consecuencia, porque vetaba a Esquerda Unida.

"Bildu ya se ha unido a la Izquierda Europea, si el BNG lo hace tendrá que actuar aquí en consecuencia"

¿Qué diría entonces a los que acusan a Anova de perder su esencia nacionalista al concurrir con la Izquierda Plural?

Que hagan una lectura correcta y sin prejuicios de la trayectoria seguida por Anova. Por ejemplo, en la negociación con Izquierda Unida que cualquier nacionalista puede firmar, se garantizó que habría un programa propio de AGE y que tuviésemos una lista propia. Además, nosotros somos lo que somos, y eso se puede comprobar incluso visualmente. Por poner un ejemplo, en la primera foto del grupo de la Izquierda Plural en Europa se puede ver a los candidatos con una bandera republicana y a Lidia Senra con una estreleira gallega. Tienen que hacer una lectura de los hechos y no encerrarse en posiciones doctrinarias que no les conducen más que a estar fuera de la corriente histórica que se está dando. Te doy un dato, en las elecciones gallegas de otoño de 2012 el BNG no sólo no quiso entrar en AGE, sino que descalificó, intentó por todos los medios tacharnos de españolistas durante la campaña. Sin embargo, de los votos obtenidos por AGE, entre un 10% y un 12% procedían de las bases electorales de IU, otro tanto procedían del PSOE pero más del 65% eran votantes nacionalistas. Hay que hacer una lectura sin prejuicios de estos resultados y analizar quién es el que está fuera de la realidad.

 
Beiras y Lidia Senra - X. M. Albán (Anova)

¿Por qué en Galicia el nacionalismo no tiene tanto éxito como sí pasa en Catalunya o Euskadi?

Porque históricamente Galicia fue convertida en una colonia, con todo lo que eso implica, no sólo en el plano económico sino también en el plano ideológico, mental, cultural. ¿Por qué en Catalunya no hay diglosia? ¿Por qué aquí sí? Aquí los grupos dominantes se españolizaron, asumieron el español. El gallego se convirtió en una fala, no estaba ni escrito, tenía un estigma de clase, "habla bien habla castellano", decían. Esos fenómenos son propios de una colonización.

A comienzos de los años 60, leía en París 'Retrato del colonizado precedido por el Retrato del colonizador', de Albert Memmi. El libro hacía ambos retratos pero en el contexto de Argelia, sin embargo, cuando yo leí ese libro vi el retrato del colonizador gallego y el colonizador en Galicia. Eso en Catalunya no ocurrió nunca. En Euskadi aunque el idioma propio tuvo un proceso de regresión muy importante, no fue por diglosia, no fue por autoodio. Nunca en Euskadi se consideró que haber en euskera era hablar mal.

Debo decir, sin embargo, que la idiosincrasia política de Galicia se medía a través de los resultados electorales mientras una organización sindical labrega, como es el Sindicato Labrego Galego (SLG), no tiene equivalente en Catalunya. En Euskadi había un equivalente pero no tenía potencia. El SLG fue siempre la vanguardia en este aspecto y era nacionalista. También sindicatos obreros o de trabajadores asalariados, lo que desenvocó en la CIG. En Catalunya tampoco existe nada por el estilo.

Entonces teníamos por una banda que en el plano de las organizaciones políticas, en Galicia sólo habría expresión del centro a la izquierda, no tenemos nada parecido a CIU o PNV, pero en cambio, sociopolíticamente, el proceso de combate por la identidad fue igual de intenso que en Euskadi y Catalunya.

Sin embargo, cada vez el PP tiene menos apoyos en Galicia. En las últimas elecciones bajó 300.000 votos, sumados a la bajada que se produjo en las autonómicas...

Los votos perdidos del PP fueron a la abstención. Hay un espacio de votos que bascula entre PP y PSOE, que es el voto que se llama de centro, si es que se le puede llamar así (entre risas). Sin embargo, el descrédito en el que se encuentra el PSOE en estos momentos no ha podido atraer ni a la gente descontenta con el PP. No tengo datos demoscópicos para demostrarlo pero pienso que fundamentalmente los votos del PP se fueron a la abstención y no descarto que, concretamente en Galicia, algunos fueran a Podemos porque no olvidemos que, por ejemplo, muchos ciudadanos afectados por las preferentes eran votantes del PP. Los que eran activos en las movilizaciones seguro que cambiaron su voto y los que eran más pasivos, pero que también estaban afectados, han optado por la abstención.

"Tenemos que asumir nuestros errores e intentar recuperar los votos perdidos"AGE también bajó casi en 100.000 votos respecto a las elecciones de 2012 ¿Qué pasó en este caso?

AGE pasó por unas vicisitudes muy complicadas en el último año, en concreto las vicisitudes internas de Anova, que perjudicaron al grupo, como el episodio del escaño de Ourense. Esto fue muy utilizado para agredirnos, mediáticamente, por el PP y por el propio BNG. A esto hay que sumarle que estuvimos desbordados por los hechos, desde el principio estábamos al tope de nuestra capacidad de trabajo. Además de hacer un trabajo fuera del Parlamento para hablar con todas las plataformas que estaban surgiendo, el PP empezó a lanzar una baterías de leyes que no tienen ningún sentido pero que nos consumían el tiempo. No fuimos capaces de vehiculizar las iniciativas correspondientes a nuestro programa electoral en la medida que deberíamos haberlo hecho. Todas estas cosas dan lugar a que AGE perdiese esos votos, pero también hay que tener en cuenta que la abstención aumentó un 20% y que nunca son comparables unas elecciones legislativas, sean las que sean, con unas europeas. No podemos olvidar que parte de los votos de AGE se fueron también a Podemos, los perdimos fundamentalmente por insuficiencias nuestras o por errores nuestros, no hay que aplicar lo que se aplicaba en el BNG, incluso cuando yo estaba, de que si descendemos electoralmente eran por causas exógenas. En nuestro caso, tenemos que analizar qué hicimos mal y esta vez la culpa fue nuestra.

"No hay que acabar con el gobierno, hay que acabar con el sistema"

 Una vez asumidos los errores ¿hay plan para recuperar esos votos?

Sí, ya tenemos convocada una asamblea ordinaria para otoño, pero los procesos asamblearios llevan varios meses y empezará ahora en esta segunda quincena de junio, ya está el calendario diseñado y será aprobado por la coordinadora nacional el próximo sábado. Lo primero que hay que hacer es dar por rematado el proceso constituyente interno de Anova, después pondremos en marcha un acuerdo de todo un plan de elaboración desde las asambleas sobre medidas concretas para problemas concretos. Por último, lo que no hay que hacer es política en clave electoral, ¿es importante preparar las municipales? ¡claro! pero es más importante contribuir a activar el proceso hacia la quiebra democrática, tanto en Galicia como a nivel de Estado. Hay que activarlo teniendo en cuenta que el motor debe ser la ciudadanía por lo tanto, actuando sin pretender suplantar las organizaciones y plataformas sociales sino aliarnos con ellas, hacer una simbiosis. Si no hacemos eso seguiremos viéndonos obligados a bailar al sonido que tocan los poderes del régimen.

Las elecciones deben ser un instrumento para catapultar en resultados electorales todo el proceso de movilización, concienciación y activación de la ciudadanía que tenga como norte esa quiebra democrática, es decir, lo que nos estamos jugando es acabar con el problema del paro, de la precarización, con los desahucios, con la exclusión social, del hambre, acabar con privatización de servicios porque el problema es la mercantilización de un bien que es la salud, o la enseñanza, que lo convierte en una mercadería cuando debería ser un bien gratuito, social. Está en juego el principio de igualdad y libertad entre los ciudadanos por ello el núcleo fundamental es acabar con el proceso de reconversión de los ciudadanos en súbditos, las libertades y los derechos civiles son la clave.


Beiras en una foto de archivo - X. M. Albán (Anova)

Sin embargo, a pesar de todos esos recortes en los derechos y libertades de la ciudadanía, sin olvidar la corrupción, el PP sigue ganando...

No sé si recuerdas la película de Los pájaros, de Hitchcock, que hay un individuo que en pleno follón y medio despistado enciende un cigarro en una gasolinera y echa la cerilla al suelo, sin darse cuenta que hay gasolina. Eso puede ocurrir en cualquier momento. Pero dejando estas metáforas... lo que tiene que pasar, lo que empieza a pasar, es que la gente agredida, descubra e identifique quién es el agresor. No es suficiente acabar con el muñeco del ventrílocuo, es decir, si un ventrílocuo, plutocracia financiera, tiene un muñeco, el señor de los anillos, es decir, Mariano Rajoy, puedes pensar que sacando el muñeco ya no puede engañarnos. Sin embargo, por la noche fabrica otro y al día siguiente vuelve a utilizar el nuevo muñeco. ¿Eso qué significa en otros términos? Mira, yo recuerdo en una manifestación del 15-M, en Santiago, una consigna que se coreaba con mucha frecuencia. Era aquella de "con este goberno imos de cu" (con este gobierno vamos de culo). En este caso coreaban "con este sistema vamos de culo", eso significa que en lugar de acabar con el muñeco del ventrílocuo tenemos que acabar con el ventrílocuo que utiliza el muñeco. En el momento en el que la gente asocie que el PP es ese muñeco de los bancos, del BCE, de las grandes empresas, en ese momento es cuando se da el clic. En los procesos históricos siempre hay un punto, una inflexión que es la que da lugar al cambio rotundo. Pero eso tiene que ser un proceso alimentado en la sociedad civil, hay que engendrar una nueva hegemonía de la mayoría social.

"Rubalcaba ha violado la Constitución,  los representantes electos tienen que actuar con libertad de voto"

¿Se va por el buen camino?
Yo estoy ahora más reconfortado, más esperanzado de lo que estaba hace dos meses. Suscribo esa frase lapidaria, "el miedo ha cambiado de bando". Están asustados. Además están haciendo necedades, la última la del PSOE. En Galicia, en el ámbito del PSdeG, emergen voces a favor de una República, de un referéndum, incluso por parte de dirigentes, por ejemplo las declaraciones del portavoz del PSdeG en el Parlamento, Méndez Romeu, diciendo que él era republicano declarado y militante y que ahora era una gran ocasión para abordar temas que no se han podido abordar en el 78. Sin embargo el señor Rubalcaba, al llamarlos al orden, acaba de violar la Constitución, porque la carta establece que no hay mandato imperativo y que los representantes electos tienen que actuar con libertad de voto, y más cuando hay un conflicto entre su propia conciencia y las consignas del grupo. Los chantajearon y sólo dos se negaron a acatar. Esa barbaridad es la última que podían hacer en este momento. Primero porque desacredita al PSOE ante todo el electorado de izquierdas y después, ¿por qué meter una bomba dentro del propio partido? No aprendieron la lección del PSC en Catalunya. Yo estoy más optimista ahora que hace unas semanas, de todas maneras todo depende de que tengamos el talento, como te decía, para afrontar el frente amplio que no hicimos en las elecciones europeas.

Y el caso de Santiago, en el que prácticamente todo el gobierno se ha visto obligado a dimitir, incluidos dos alcaldes, ¿otra necedad?

Santiago es la capital de la nación gallega, la situación es muy grave. Están aplicando la sucesión en la alcaldía, lo mismo que pasó en el Estado con Juan Carlos I y Felipe VI, una visión monárquica. De los 13 concejales, 7 están inhabilitados, 4 imputados y 2 han dimitido. Por lo tanto los que fueron elegidos por los ciudadanos están fuera de juego. Ahora resulta que el jefe del partido, Feijóo, fuerza a dimitir a un alcalde que ya debería haber dimitido, para poner a un conselleiro que cuando era miembro de la Diputación de Pontevedra se le abrió un proceso por firmar finiquitos de obras que no estaban rematadas. ¿A que juega el PP? A la capacidad de olvido de la gente, que les pueda permitir llegar a las municipales, o a las estatales, también con el caso Bárcenas en cabeza, sin que sus votantes se acuerden de esas cosas. Ahí es donde está nuestro trabajo y el de los medios, evitar que la gente se olvide.

"Rubalcaba no supo nada de la abdicación hasta el último momento"

¿Crees que el rey abdicó ahora por el miedo a que la gente no olvide y pueda cambiar el panorama político del Congreso?
Eso seguro, ellos saben que aunque no están derrotados si esto continúa así dentro de un año sí lo están. Sin embargo, el rey estuvo diciendo sistemáticamente que no abdicaba, pero lo cogieron por el cuello y le dijeron que había llegado el momento. Incluso la preparación de su comparecencia en televisión fue una chapuza total y absoluta. Existe el dato de que tuvieron que grabarlo dos veces porque rompió a llorar en medio de la primera. El rey fue forzado y uno de los impulsores fue Felipe González. Fue un traidor en la transición y vuelve a serlo ahora.

Y Rubalcaba ¿también estaba implicado y por eso quería estar a la cabeza del PSOE cuando esto sucediese?
Según mis informaciones, de fuentes fidedignas, Rubalcaba tampoco supo nada hasta última hora. El único del PSOE que estaba implicado era González.

¿Y el PP?

Evidentemente que también, pero ¿qué diferencia hay entre Felipe González y el PP? no hay diferencia ninguna, es lo mismo. El fraude de la transición y del régimen actual es una de las criaturas de Felipe González y esa criatura no quiere que la cambien, quieren perpetuar los Borbones. Además, siempre fueron igual, se agarran al trono como ya hizo Alfonso XIII, que lo agarró hasta que los ciudadanos lo echaron. Al igual que aquel ¡váyase señor González!  hay que decir ¡váyase señor Juan Carlos!

"¿Qué diferencia hay entre Felipe González y el PP? ninguna" ¿Podrá volver a pasar lo mismo que en el 1931?

Está empezando a pasar, no en unas elecciones municipales como entonces pero las elecciones europeas son algo análogo aunque en menor medida. Las calles empiezan a llenarse.

¿Y el referéndum?

El referéndum no tiene que ser sólo un referéndum, tiene que ser un proceso deconstituyente del sistema actual y constituyente de un nuevo estatus político, de un nuevo diseño político.

Para terminar, el rey se va con 76 años mientras Beiras con 78 sigue dando guerra. ¿Es otro dinosaurio, como llamaba a Fraga?

Yo nunca fui un dinosaurio, sobreviví a varios cataclismos. Los dinosaurios se extinguieron con aquel meteorito (dice entre risas). Yo llevo tiempo diciendo que ya soy muy viejo, me quedan cuatro neuronas, pero otros con 40 años no tienen ni una y por supuesto el rey ni media, pero desde que nació. Soy consciente de que mi ciclo político está terminado, que estoy en un epílogo, pero si estoy aquí es para contribuir a crear las condiciones de lo que está naciendo. Estamos en el final de un ciclo histórico y al comienzo de uno nuevo. Creo que los que venimos de atrás, que tenemos una trayectoria rematada, lo que podemos hacer es contribuir a alimentar el nuevo ciclo histórico. Lo que estoy deseando es que se dean las condiciones necesarias y que haya relevos colectivos.

¿Algún nombre en la cabeza para esos relevos?
Un líder antilider. 


http://www.quoners.es/debate/crees-que-ha-llegado-la-hora-de-un-nuevo-diseno-politico-en-espana