Público
Público

El rey, tras su operación número 13: "Estoy estupendamente, ya veis"

Juan Carlos recibe el alta al recuperar "autonomía suficiente para los movimientos cotidianos" y seguirá su rehabilitación en la Zarzuela, donde reanudará poco a poco sus tareas antes de pasar de nuevo por el quir&

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rey ha afirmado que se encuentra 'estupendamente' a su salida del hospital, tras recibir el alta al recuperar 'autonomía suficiente para los movimientos cotidianos', y seguirá su rehabilitación en la Zarzuela, donde reanudará poco a poco sus tareas antes de la próxima operación.

Una vez completado 'de forma muy satisfactoria' el postoperatorio de la intervención quirúrgica en la cadera izquierda a que se sometió en la noche del pasado martes 24 de septiembre en el Hospital Quirón Madrid, Juan Carlos habrá de volver al quirófano para la implantación de una prótesis definitiva en la cadera izquierda. Esta intervención tendrá lugar previsiblemente a partir del 19 de noviembre.

Esta fecha orientativa es resultado de los cálculos expuestos por el cirujano Miguel Cabanela, quien avanzó que la segunda intervención quirúrgica tendría lugar unas ocho semanas después de la primera, en la que se le sustituyó la prótesis implantada hace menos de un año por una provisional recubierta de antibióticos para atajar la infección detectada a principios de septiembre.

Cabanela, que hoy mismo ha regresado a EEUU para reincorporarse a su trabajo en la Clínica Mayo de Minnesota, volverá a Madrid para dirigir también la segunda intervención quirúrgica, que llevará a cabo igualmente en el Quirón con la colaboración del cirujano estadounidense Robert Trousdale.

Antes de bajar en ascensor hasta el lugar donde estaba estacionado el vehículo, Juan Carlos se ha despedido del equipo médico, sanitario y directivo que le ha atendido durante su estancia en el hospital, junto a quienes ha posado, de pie, apoyado en un andador, para el fotógrafo oficial de la Casa del Rey. 'Muy bien, muy bien, ya veis; estupendamente', ha contestado el monarca, sonriente, a los periodistas que le preguntaban cómo se encontraba, desde el vehículo en el que ha abandonado poco después de mediodía el centro sanitario con dirección al Palacio de la Zarzuela.

Allí 'continuará con el tratamiento, las revisiones postoperatorias y el programa de recuperación previsto', según explicaban Cabanela y el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano, en el parte de alta hospitalaria leído minutos antes por la directora gerente del hospital, Lucía Alonso.

En las semanas que faltan hasta la nueva operación y en paralelo al cumplimiento del programa de ejercicios de rehabilitación, Juan Carlos irá recuperando 'poco a poco' su agenda de trabajo en la Zarzuela, al principio con tareas de despacho y, más adelante, también con audiencias privadas y, en algún momento, audiencias oficiales públicas, según explicaba un portavoz de la Casa del Rey. Lo que sí es seguro es que hasta entonces no llevará a cabo actos oficiales fuera de palacio, donde, entre otras actividades de despacho, reanudará a partir de ahora sus entrevistas semanales con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. No presidirá, por tanto, las celebraciones oficiales de la Fiesta Nacional del 12 de octubre ni acudirá a la Cumbre Iberoamericana que se celebra en Panamá los próximos días 18 y 19.

De acuerdo con los plazos adelantados por Cabanela, la próxima intervención quirúrgica tendrá lugar a partir de la segunda quincena de noviembre, ya que el rey habrá de completar antes un período de seis semanas de tratamiento con antibióticos por vía intravenosa y dos semanas más de descanso sin medicación. En cuanto a la rehabilitación física, consistirá en sesiones de rehabilitación de brazos 'no agresivas' y ejercicios como caminar en la piscina, considerados muy adecuados para estos procesos postoperatorios.

Hasta esa nueva intervención quirúrgica, el monarca llevará la prótesis provisional que le ha implantado Cabanela, cuyas características le permitirán moverse con un mayor confort y le garantizarán 'cierto grado de actividad', según explicó el cirujano tras la operación.