Publicado: 08.11.2016 11:01 |Actualizado: 08.11.2016 11:20

El rey pisará por fin el Congreso para inaugurar la legislatura el jueves 17

El jefe del Estado se quedó sin cumplimentar este trámite, algo sin precedentes, en la legislatura pasada cuando ningún grupo de la cámara exigió que se cumpliera con esta ceremonia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el rey Felipe VI, tras el acto de toma de posesión el pasado 31 de octubre, en el Palacio de la Zarzuela. REUTERS/Angel Diaz

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el rey Felipe VI, tras el acto de toma de posesión el pasado 31 de octubre, en el Palacio de la Zarzuela. REUTERS/Angel Diaz

MADRID.- El jefe del estado, por fin, podrá protagonizar la ceremonia de apertura solemne de la legislatura. Este acto, que está rodeado de un gran ceremonial, se realizará el próximo jueves día 17, según ha anunciado esta mañana la presidenta del Congreso de los Diputados, la popular Ana Pastor.

El rey dirigirá un mensaje a los miembros de las dos cámaras, Congreso y Senado, reunidos conjuntamente en el hemiciclo de la Cámara baja.



Será la primera vez que el rey haga presencia en la sede parlamentaria desde su proclamación, en junio de 2014. Esta sesión solemne de apertura de la legislatura está recogida en el reglamento del Congreso de los Diputados que establece que tendrá lugar en los 15 días siguientes de la constitución de ambas cámaras tras unas elecciones generales.

Sin embargo, este plazo no se cumplirá ya que las actuales cámaras se constituyeron el pasado 19 de julio tras las elecciones del 26-J. Sin embargo, tras la investidura de Rajoy el pasado 29 de octubre y la formación del Gobierno se ha agilizado este trámite, que ha venido cumpliéndose al inicio de cada una de las legislaturas tras la entrada en vigor de la Constitución en 1978.

El jefe del Estado ya se quedó sin esta ceremonia en la legislatura pasada, surgida de las elecciones del 20 de diciembre de 2015. La renuncia, primero, de Rajoy a someterse a una investidura y las negociaciones que dieron paso a que Pedro Sánchez se sometiese a una investidura, finalmente fallida, hizo que se convocaran elecciones de forma automática.

El rey, en consecuencia, se quedó sin sesión solemne de apertura de la XI Legislatura, una situación que no tenía un precedente desde 1978.

Etiquetas