Publicado: 01.05.2014 17:02 |Actualizado: 01.05.2014 17:02

El rey recita en Bahrein el discurso de la recuperación elaborado por el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey Juan Carlos ha invitado este jueves en Bahrein a reforzar su cooperación económica con España, para después vender la optimista visión de la realidad proclamada a los cuatro vientos por el Partido Popular de cara a las europeas. Así, para el monarca España es un país que "ha recuperado competitividad", afronta un escenario de crecimiento "más prometedor" y constituye un puente estratégico para desarrollar operaciones en algunos de los mercados más atractivos del mundo.

Juan Carlos, a quien acudió a recibir al aeropuerto de Manama el rey de Bahrein, Hamad Bin Isa Al Jalifa, presidió la firma de dos acuerdos bilaterales, en materia de defensa y turismo, e intervino en un encuentro empresarial al que asistieron una cincuentena de empresarios y autoridades de ambos países.

En su discurso, leído en inglés, el monarca animó a las empresas españolas a aumentar su presencia en este mercado y subrayó que se trata de compañías que han mostrado una capacidad de liderazgo mundial en áreas estratégicas para Bahrein, como energías renovables, gestión del agua, tecnologías de la información e infraestructuras de transporte.

El monarca alaba las reformas de Rajoy y omite la destrucción de 186.400 puestos de trabajo registrada por la última EPA

"Nos gustaría también dar la bienvenida a más estudiantes, empresarios y turistas bareiníes en España, así como promover la enseñanza del español en Bahrein", añadió Juan Carlos de Borbón, antes de recalcar que "la economía española está dejando atrás la recesión", después de sufrir una dolorosa pérdida de puestos de trabajo.  

Al igual que en su intervención de este miércoles ante representantes gubernamentales y empresariales de Omán, el Rey señaló que la recuperación española se debe a una política estricta de consolidación fiscal, ambiciosas reformas estructurales y una profunda reforma del sector financiero.

Gracias a estas medidas, argumentó  el monarca, España está "de nuevo en el buen camino" y los inversores se fijan otra vez en las oportunidades que ofrece el país, una vez que ya está corrigiendo sus principales desequilibrios y avanza hacia unos indicadores económicos "prometedores".

Tras reafirmar que España "está deseando" reforzar sus relaciones con los Estados miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), el rey recordó a los bareiníes que numerosas industrias internacionales de alta tecnología han elegido territorio español para establecer sus centros de investigación.

Más allá del terreno económico, también destacó la necesidad de que ambas naciones, junto a sus socios de la Unión Europea (UE) y el CCG, trabajen juntas para ayudar a resolver conflictos internacionales como "la trágica situación de Siria", que "preocupa profundamente" a España, y la crisis palestino-israelí.

En estos esfuerzos, "somos muy afortunados al contar con el liderazgo y la experiencia de Su Majestad el Rey Hamad", resaltó don Juan Carlos, que celebró un primer encuentro con su anfitrión antes de la firma de acuerdos y el foro empresarial, tras ser recibido en el Palacio Gudaibiya por el príncipe heredero, Salmán, una de las figuras del régimen más respetadas por la oposición moderada.