Publicado: 17.12.2015 20:41 |Actualizado: 18.12.2015 10:20

ESCAÑOS EN EL AIRE

Ricardo Sixto: “Después del 20-D seguiré en el Congreso de los Diputados”

El CIS da Unidad Popular tres escaños. Ricardo Sixto es el cuarto. El cabeza de lista por Valencia afirma que Izquierda Unida será la sorpresa del próximo domingo: “Tendremos buenos resultados y grupo parlamentario propio”.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Ricardo Sixto en una imagen de archivo.- EFE

Ricardo Sixto en una imagen de archivo.- EFE

MADRID.- No tiene ni idea de lo que podría hacer después del 20-D si, como augura el Centro de Investigaciones Sociológicas, Izquierda Unida reduce su representación parlamentaria de ocho escaños a tres. No se lo plantea. Ni le preocupa -eso dice- la volatilidad en el precio de berenjenas, naranjas y fresas que refieren a diario quienes se hacen eco de las encuestas extranjeras en las que los tomates…. ni existen.

La última encuesta del CIS sÓlo garantizaba los escaños de Alberto Garzón, Miguel Angel Bustamante y Manuel González, por Madrid, Sevilla y Asturias, respectivamente. Pero el cabeza de lista por Valencia, Ricardo Sixto, afirma que “el sondeo se ha quedado viejo” y que el dato más importante cuando salió fue el 40% de indecisión.



A eso se agarra el historiador, especialista en la Edad Media, que cambió feudalismo por ¿feudalismo? cuando, en 2011, se convirtió en parlamentario de la Izquierda Plural. Responde con un “¿cómo?” en el que prolonga la primera “o”, cuando se le cuestiona por la incapacidad Izquierda Unida de haber cerrado un frente de izquierdas.

“Queríamos entendernos con Podemos. Esa era nuestra voluntad. Pero Podemos rompió cualquier posibilidad de negociar, de hablar, de construir una gran alternativa que plantase cara a la oligarquía en España. Pensaron que ellos solos iban a ser capaces y la clase trabajadora se va a enfrentar con la realidad de que

"Podemos rompió cualquier posibilidad de negociar, de hablar, de construir una gran alternativa que plantase cara a la oligarquía en España"

Es decir: que es y no es optimista Ricardo Sixto que, en el detalle, recuerda cómo fueron las negociaciones levantinas con Iglesias y cía, con la coalición Compromis-Podem: “ Había más voluntad de acuerdo en el Bloc, con el diputado Baldoví, que con el negociador de Podemos. Este llegó a decirnos: ‘Esto no es una negociación; esto es un plato de lentejas: si quieres las tomas y si no, las dejas”.

Más allá de eso, sabe que la izquierda está condenada a entenderse después del 20-D y, ante la posibilidad de tener que dar su apoyo a la investidura de un presidente socialista, responde como el referente, al estilo Julio Anguita: programa, programa, programa. “Lo único que apoyaremos es un giro a la izquierda. Pondremos el programa por delante de cualquier propuesta. Y sin él… difícil que seamos capaces de ponernos de acuerdo”.

Insiste en que todavía queda partido por jugar. Y desvela una encuesta de Sigma Dos, encargada por Izquierda Unida, que afirma que el escaño valenciano -el suyo- está consolidado. “El domingo vamos a dar la sorpresa, tendremos unos buenos resultados y grupo parlamentario propio”. Y eso que el último CIS otorgaba a Unidad Popular un 3,6% en estimación directa de voto frente al 5% necesario para que eso sea realidad.

No se nota si sus respuestas son las del carril de la disciplina del buen candidato. Sixto, que confiesa “seguir a tope”, no contempla otra posibilidad que la de seguir siendo vecino eventual de Madrid tras el 20D. “El 21 estaré en el Congreso”, afirma el escaño bailante de IU. “Después, tendremos que hacer un debate sosegado y constructivo sobre lo que se nos puede venir encima si no hay una mayoría progresista en el Parlamento”, termina.