Publicado: 21.11.2016 12:19 |Actualizado: 23.11.2016 09:27

Rita Barberá desconoce el 'pitufeo': dice que puso 1.000 euros para la campaña por "política del partido"

En su declaración en el Supremo, la senadora y exalcaldesa niega que el PP de Valencia le devolviera después ese dinero en dos billetes de 500 euros, como se investiga a exediles y asesores de su grupo municipal

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
La senadora y exalcaldesa de Valencia por el PP, Rita Barberá, acompañada por su abogado, José Antonio Choclán, a su salida de la sede del Tribunal Supremo tras declarar voluntariamente como investigada o imputada por un delito de blanqueo de dinero relac

La senadora y exalcaldesa de Valencia por el PP, Rita Barberá, acompañada por su abogado, José Antonio Choclán, a su salida de la sede del Tribunal Supremo tras declarar voluntariamente como investigada o imputada por un delito de blanqueo de dinero relacionado con el caso Imelsa. EFE/Emilio Naranjo

MADRID.- La exalcaldesa de Valencia Rita Barberá ha negado en el Tribunal Supremo conocer la trama de blanqueo de dinero de su grupo municipal en la financiación de las elecciones de 2015, donde supuestamente 47 concejales, asesores y exediles habrían aportado 1.000 euros y recibido en metálico dos billetes de 500 euros.

Barberá ha asegurado que entregó 1.000 euros para la campaña electoral por "política de partido", pero que el PP de Valencia no se le devolvió después el dinero en metálico. Es más, ha añadido que no conocía ningún otro caso de este supuesto pitufeo. Si había un sistema no tenía porqué conocerlo, ya que ella no formaba parte del Comité de Campaña, se ha justificado, según fuentes jurídicas.



Su declaración ha durado poco más de una hora. Barberá sólo ha respondido a las preguntas del magistrado instructor del Supremo, Cándido Conde-Pumpido, así como de la Fiscalía y de su defensor, pero se ha negado a responder a la acusación popular del Partido Socialista de la Comunidad Valenciana, cuya letrada no ha atendido a las decenas de periodistas que esperaban a las puertas del Supremo.

La senadora y exalcaldesa de Valencia por el PP, Rita Barberá, rodeadas por los medios a su salida de la sede del Tribunal Supremo tras declarar voluntariamente como investigada o imputada por un delito de blanqueo de dinero relacionado con el caso Imelsa

Tampoco Barberá ha atendido al a prensa, y se ha subido rápidamente a un taxi entre algunas imprecaciones de personas que esperaban a la salida de su declaración ante el Supremo.

Vestida de rojo, con bolso de Loewe, con aire consternado y acompañada de su abogado, José Antonio Choclán, Barberá ha repetido su versión sobre el supuesto pitufeo (como así se llama este blanqueo) que supuestamente ella habría dirigido: ella sólo puso 1.000 euros y desconoce todo lo demás.

La trama es investigada por el juez Víctor Gómez, del juzgado de instrucción 8 de Valencia dentro de la Operación Taula, destapado en el caso Imelsa. El magistrado se dirigió al Supremo ya que Barberá está allí aforada por ser senadora.

En la causa permanecen como investigados 47 ediles, exconcejales, asesores y exasesores, así como el PP como persona jurídica, sin contar con la propia Barberá. Todos ellos habrían aportado 1.000 euros al PP de Valencia y habrían recibido después dos billetes de 500 euros de dinero de supuesta procedencia ilícita en vísperas de las elecciones de 2015.

Un grupo de personas con una pancarta alusiva a la corrupción en las inmediaciones del Tribunal Supremo donde la senadora y exalcaldesa de Valencia por el PP, Rita Barberá, ha acudido para declarar voluntariamente como investigada o imputada por un delito

Un grupo de personas con una pancarta alusiva a la corrupción en las inmediaciones del Tribunal Supremo donde la senadora y exalcaldesa de Valencia por el PP, Rita Barberá, ha acudido para declarar voluntariamente como investigada o imputada por un delito de blanqueo de dinero relacionado con el caso Imelsa.. EFE/Emilio Naranjo

La senadora ha comparecido comparece de manera voluntaria para que el magistrado Cándido Conde Pumpido la pueda interrogar antes de decidir si pide al Senado el suplicatorio para actuar contra ella o archiva la causa.