Público
Público

Moción de censura Rivera ofrece a Rajoy pactar el final de la legislatura o "negociará" una moción de censura con el PSOE 

El líder de Ciudadanos ha explicado la posición del partido después de conocer que el debate de la moción de censura presentada por el PSOE se celebrará este jueves y viernes. Si el Gobierno no cede ante la exigencia de convocar nuevos comicios de cara al próximo otoño, el partido naranja amenaza con apoyar una moción instrumental.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3

El líder de Ciudadanos Albert Rivera, durante la rueda de prensa tras la reunión del Comité Permanente del partido, en una imagen de archivo. EFE/Chema Moya

Albert Rivera ha anunciado que su formación da por "liquidada" la legislatura y el pacto de investidura y reclama nuevas elecciones como única forma de dar una solución a la "crisis institucional": "Pedimos al Gobierno que rectifique y que el Presidente no se enroque". También ha avisado que si el PP está dispuesto a dialogar, Ciudadanos quiere buscar una salida para finalizar la legislatura con condiciones: que salgan adelante los Presupuestos y que se ponga fecha a las nuevas elecciones de cara al próximo otoño

En el caso de que Rajoy no ceda ante esta exigencia, Rivera ha anunciado que cuentan con el "plan B", que sería apoyar una moción de censura con una candidatura independiente. Para ello, incide en que los socialistas también deben rectificar y que la moción se debe centrar en garantizar a unas nuevas elecciones. En este sentido, alega que el PSOE puede retirar o modificar la moción presentada y que ni él mismo ni Sánchez deben ser las alternativas a la presidencia por lo que se debe buscar otra opción.

El líder de Ciudadanos ha confirmado esta postura del partido durante la rueda de prensa tras la reunión de este lunes de la Ejecutiva Nacional y después de que se conociera que el debate de la moción de censura presentada por el PSOE se celebrará este jueves y viernes en el Congreso. La Ejecutiva con los 37 miembros integrantes estaba prevista que se celebrara el próximo 11 de junio, aunque se ha adelantado debido a las circunstancias. 

El 'plan A' de Cs será negociar las nuevas elecciones con el PP, negociando una moción instrumental si el Gobierno no cede

Rivera también ha afirmado que, desde que se conoció la sentencia de la trama Gürtel, no ha conversado con ninguno de los partidos. Por lo que incide en que sería "lógico" que los dirigentes de los partidos abrieran las conversaciones para intentar buscar una salida a la "crisis institucional". Las condiciones de Ciudadanos para negociar tanto con el PP como con el PSOE son que se aprueben los Presupuestos Generales de 2018 y que se garantice el cumplimiento de la Constitución, incidiendo en el artículo 155 y la situación en Catalunya

De esta forma, el 'plan A' será que el Gobierno rectifique y, garantizando los Presupuestos Generales y buscando "estabilidad" en la situación en Catalunya, convoque unas elecciones para el próximo otoño. Si esto no sale adelante, están abiertos a la negociación con los socialistas, aunque sumando a las primeras condiciones que el candidato a la presidencia no sea ninguno de los líderes del partido. Sin embargo, no se dan nombre sobre las opciones que se pueden barajar.

Si el Gobierno convoca nuevas elecciones, Rivera afirma que la moción debería caer

En el caso de que el PP ceda a la petición de Ciudadanos, Rivera entiende que debería caerse la moción: "Nadie entendería que Sánchez sería capaz de mantener una moción de censura si se proponen nuevas elecciones", alega el líder de la formación naranja.

Ciudadanos ya pidió al PP la semana pasada que adelantara elecciones por la sentencia de la trama Gürtel. Sin embargo, esta petición del partido naranja era (y es) contraria a la Constitución ya que ya estaba en marcha la moción de los socialistas y la Carta Magna dicta que no pueden convocarse unas elecciones si ya está registrada. Esta situación se mantiene, aunque Ciudadanos sigue insistiendo en que el PSOE retire la moción si el Gobierno cede. 

Aunque las incógnitas siguen abiertas porque ni PP ni PSOE parecen dispuestos a ceder a las reclamaciones de Ciudadanos. De hecho, si ninguno de los casos tuviera lugar, Rivera insiste en que los conservadores ya no contarían con su apoyo por lo que el PP contaría con grandes dificultades para legislar. Buscando, de esta forma, presionar para llegar a la solución del partido: el encuentro en las urnas.

Este lunes se han conocido los datos de la primera encuesta electoral después de la sentencia que imputa al PP. Según SocioMétrica, encargada de realizar el sondeo publicado en El Español, los conservadores sólo llegarían a contar con el 16,8% de los votos y pasarían a ser la cuarta fuerza política en el Congreso con 63 escaños -de los 137 diputados que tiene ahora-. Ciudadanos se convertiría en el partido más votado al lograr el 28,5 % de los votos y triplicaría su presencia en el Congreso al pasar de 32 a 108 diputados..