Publicado: 18.12.2015 16:22 |Actualizado: 18.12.2015 16:22

Rivera dice ahora que se abstendría
si ganan PP o PSOE y que votaría 'no' a un gobierno con Podemos 

El líder de Ciudadanos señala que rechazaría un Ejecutivo con Podemos porque plantean "romper España" y se abstendría en el caso de que ganaran los socialistas o los conservadores porque le "parece correcto dejar empezar la legislatura".

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en un acto electoral en Bilbao junto a los candidatos de su partido por las circunscripciones vascas. EFE/MIGUEL TOÑA

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en una imagen de archivo. EFE/MIGUEL TOÑA

BARCELONA.- El candidato de Ciudadanos (C's) a la Moncloa, Albert Rivera, se ha mostrado hoy abierto a abstenerse para permitir que el ganador de las elecciones generales del 20D pueda empezar a gobernar. No obstante, Rivera votaría en contra de un futurible Gobierno de Podemos ya que estos, según el liberal, plantean "romper España". 

En un almuerzo-coloquio de Barcelona Tribuna, organizado por La Vanguardia, Rivera ha garantizado que, si Ciudadanos no es la fuerza más votada el próximo domingo, ejercerá de "oposición responsable". Así, la formación naranja tampoco ofrecerá su voto a favor para investir a Mariano Rajoy o a Pedro Sánchez y no firmará un "acuerdo de legislatura" con un hipotético gobierno del PP o del PSOE.



En tal caso, C's estará en la oposición y se abrirá a "dialogar, ley por ley" con el Gobierno, y ha dado a entender que estaría dispuesto a abstenerse para facilitar la investidura de la fuerza vencedora: "Me parece correcto dejar empezar la legislatura", ha recalcado.

Ha dado a entender que estaría dispuesto a abstenerse para facilitar la investidura de la fuerza vencedora: "Me parece correcto dejar empezar la legislatura"

La decisión de "dejar que comience la legislatura" con una abstención no iría ligada a una lista de "condiciones", porque C's "no formaría parte" del Gobierno y, por lo tanto, no consideraría adecuado imponer sus planteamientos. Esta decisión de "dejar que comience la legislatura" con una abstención no iría ligada, ha remarcado Rivera, a una lista de "condiciones", porque C's "no formaría parte" del Gobierno y por lo tanto no consideraría adecuado imponer sus planteamientos.

No a una suma de 'perdedores'

Más tajante aún se ha mostrado al referirse a la hipótesis de una posible coalición de "tres, cuatro o cinco partidos" que incluyese a Podemos y cuyo proyecto contemplase "romper España" y pusiera en peligro la "economía de mercado", la "sociedad del bienestar" y la pertenencia a la Unión Europea: en tal caso C's votaría "en contra".

Rivera ha definido a C's como el "antídoto frente al inmovilismo, la decadencia de la política y el bipartidismo que se descompone", pero también frente al "populismo" de aquellos partidos que se proponen "cargárselo todo".

Ha asegurado que si es presidente promoverá un "gran pacto nacional de Educación"

Pese a que los sondeos de los últimos días detectan una tendencia a la baja de C's, que podría situarse en cuarto lugar por detrás de PP, PSOE y Podemos, Rivera se ha mostrado convencido de que si se llega a un 80 % de participación puede ganar su partido, lo que representaría "la única garantía de estabilidad" en España.

Presentado por la presidenta del grupo parlamentario de C's, Inés Arrimadas, de quien ha pronosticado que será "una de las mujeres más importantes en la historia política de España", Rivera ha abogado por "gobernar España desde el centro y no desde los extremos".

Eso significa, ha dicho, apostar por un "cambio sensato" y no una "aventura", para que "España cambie a mejor, no a peor". "España no va tan bien como dice Rajoy pero tampoco tiene que ir a peor", ha advertido el presidente de C's, que se ha comprometido a "impedir", en la medida de sus posibilidades, que se forme un gobierno similar al de Syriza.

Por otra parte, ha asegurado que si es presidente promoverá un "gran pacto nacional de Educación": en los "tres primeros meses de legislatura" piensa sentar a todos los actores en una mesa para lograr que "España tenga un modelo para una generación, no para un cuarto de hora".