Público
Público

Rivera, dispuesto a apoyar a Rajoy también en la legislatura

El líder de Ciudadanos apuesta por una "oposición constructiva" y confía en que el PP cumpla con las 150 medidas acordadas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión de la Ejecutiva Nacional, que se ha llevado a cabo este lunes en la sede del partido. EFE/J.J. Guillén

MADRID.- "A veces hay que arrimar el hombro, aunque uno esté en la oposición". Con esa frase, Albert Rivera ha ejemplificado este lunes el mantra a seguir una vez eche a andar la legislatura: Ciudadanos colaborará con el futuro Gobierno de Mariano Rajoy ejerciendo una "oposición constructiva".

El líder de C's, visiblemente contento por la decisión del PSOE de permitir un Gobierno en minoría del PP, pidió al todavía presidente en funciones "que entienda que se acabó ningunear al Parlamento", pero también instó a los socialistas a "que entiendan que estar en la oposición no es decir siempre que no a todo".

De ese modo, Rivera -tras reunir a su Ejecutiva- auguró una "legislatura fructífera" -fuentes de su formación creen que llegará incluso hasta 2019, cuando se celebrarán elecciones municipales, autonómicas y europeas- que lleve a España a equipararse algún día con países como Dinamarca, donde, dijo, "llevan 100 años sin mayorías absolutas". El cabeza de las filas naranjas presumió de nuevo de haber llevado "a la vieja izquierda y a la vieja derecha al centro" y confió en que Rajoy cumpla las 150 medidas firmadas en agosto de las que, según él, 100 se corresponden a las pactadas con Pedro Sánchez en febrero.

En ese sentido, consideró que existe un "espacio común" suficiente para que puedan pactarse reformas relacionadas con los autónomos, la educación, la pobreza o la ley electoral y descartó amenazar a Rajoy con la sombra de una moción de censura. "Usaremos todos los mecanismos de control al Gobierno, pero sería absurdo que me ponga la venda antes de la herida. Deseo no tener que llegar nunca a extremos de ese tipo", zanjó.

Su objetivo primordial es obligar al PP a llevar a cabo todas las medidas de ese pacto, aunque no exigirá a Rajoy que revalide la vigencia del mismo. "El mejor gesto es que reconozca en su discurso de investidura que existe ese pacto", pidió Rivera. Y nada más: "Sería absurdo plantear un cambio de posición ahora", opinó. Es decir, sus 32 diputados volverán a decir 'sí' a Rajoy.

A lo que no está dispuesto, en cambio, es a entrar en el Ejecutivo: "Ni siquiera hemos permitido que nos lo ofrezcan porque siempre han sabido que estaremos en la oposición", presumió de nuevo. Y, en un alarde de humildad, aseguró que tampoco intentará vetar a ningún ministro, pese a haberse posicionado a favor de la reprobación a Fernández Díaz: "Nombrar a los ministros es competencia exclusiva del presidente, no nuestra y nunca hemos querido imponer a nadie", concluyó Rivera.