Publicado: 07.03.2016 13:56 |Actualizado: 07.03.2016 14:50

Rivera: "Si hay acuerdo de Gobierno, me importa poco quién sea el presidente"

El presidente de Ciudadanos rechaza hablar de sillas porque ahora "no hay candidato" y aboga por reunir a los equipos negociadores de todos los partidos para debatir "mejoras" de su pacto con el PSOE.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras la reunión de la Ejecutiva naconal del partido. EFE/Mariscal

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras la reunión de la Ejecutiva naconal del partido. EFE/Mariscal

MADRID.- "No hay candidato". En esa idea ha ahondado este lunes el presidente de Ciudadanos, que ha insistido en que los 131 escaños que dieron su apoyo a Pedro Sánchez el viernes avalan ahora al acuerdo programático, pero no específicamente al secretario general del PSOE.

Albert Rivera rechaza hablar de "sillas" y asegura que lo importante ahora es que haya un programa de Gobierno reformista. "Si hay acuerdo de Gobierno, me importa poco quién sea el presidente", sentenció tras una reunión con su Ejecutiva. "Sigue vivo el acuerdo con el PSOE, pero en estos momentos, estamos a la espera de lo que diga el rey, pero no hay candidato", dijo, tendiendo la mano al PP: el nombre de Pedro Sánchez no será una línea roja en la negociación, vino a decir, aunque sin concretarlo.

No obstante, el líder de C's volvió a desechar la idea de que pueda ser Mariano Rajoy: "No hay una sola razón para pensar que él va a encabezar las reformas que no ha hecho en cuatro años de legislatura", repitió tras acusarle de vivir en un "búnker" ajeno a su electorado. "Estoy seguro de que muchos votantes del PP pidieron moderación fiscal, lucha contra la corrupción, igualdad de los españoles e impedir que haya un Gobierno comunista", opinó.



Rivera insta a PP y Podemos a "que se sienten a hablar con nuestro equipo de trabajo, pero no para hablar de sillas, sino de reformas" 

Rivera ha roto toda relación con Rajoy, a quien incluso dan ya por 'muerto' en Ciudadanos. Ahora incluso rechaza sentarse con él, al menos, de momento, mientras no sea invitado a la reunión que el presidente en funciones pretende mantener con Pedro Sánchez. El líder de C's recordó que fue el todavía jefe del Ejecutivo quien rompió "todos los puentes" con Ciudadanos cuando rehusó sentarse a hablar del acuerdo, por lo que ahora apuesta más por reunir a los equipos negociadores de todos los partidos "constitucionalistas" antes que a sus líderes. Precisamente, "porque no hay candidato propuesto por el rey. Lo más inteligente para buscar consensos es que hablemos los partidos", zanjó.

De hecho, Rivera anunció que a partir de ahora trabajarán, "de la mano del PSOE", por intentar convencer al PP, pero también a Podemos, de que "dejen de destruir, de poner palos en las ruedas y permitan que haya Gobierno". "Ni PP ha propuesto ninguna alternativa ni tiene más de 9 millones de votos ─los que suman PSOE y C's─ ni Podemos ha sido capaz de construir ni tener una mayoría de la Cámara-", recordó. "Que se sienten a hablar con nuestro equipo de trabajo, pero no para hablar de sillas, sino de reformas", les instó.

Asimismo, en Ciudadanos están dispuestos a debatir "mejoras" del pacto, siempre que las 200 reformas ya firmadas con el PSOE sean "la base para cualquier futuro acuerdo de Gobierno". "Lo único que no vale es el veto ni hablar de sillas y de apellidos sine qua non", insistió arremetiendo contra Rajoy por querer "mantenerse en el poder" y contra Pablo Iglesias por querer "asaltar el poder, pidiendo vicepresidencias y ministerios". "Antes de hablar de sillas hay que sumar mayorías que no tenemos por la pinza que han hecho los dos extremos de la Cámara", lamentó haciendo referencia a ambos. "Les pido que dejen sus aspiraciones personales, se bajen de los extremos y abandonen el bloqueo", continuó Rivera.

"Si alguno está dispuesto a abstenerse o a formar parte del acuerdo con condiciones, lo veremos, por eso nos sentaremos esta semana"

"Si alguno está dispuesto a abstenerse o a formar parte del acuerdo con condiciones, lo veremos, por eso nos sentaremos esta semana", fechó Rivera los encuentros, pese a las dificultades que, reconocen desde su formación, tienen para convencer a los demás para que se sienten con ellos. Aun así, en Ciudadanos están dispuestos a sentarse con "todos" (aunque ese todos excluye a Bildu, ERC, y Democràcia y Llibertat ) y a acudir incluso a la reunión a cuatro que pidió Iglesias. Dado que PSOE y C's han acordado ir de la mano a partir de ahora, la "mesa de la izquierda" sería a cinco esta vez: PSOE, Podemos, IU, Compromís... y Ciudadanos.

Pese a ello, Rivera negó cualquier acusación de ser el "delegado" de Sánchez y rechazó rotundamente "disolverse" en el PSOE si hay nuevas elecciones. "Somos partidos distintos con ideologías distintas y ahí precisamente está la grandeza de este acuerdo", presumió. Tampoco le teme a unos nuevos comicios ni a la posible pérdida de votos por haber pactado con los socialistas. Es más, volvió a enrocarse en su estrategia habitual de presentarse como un partido de centro: "Los sondeos dicen todo lo contrario: mucha gente ha valorado a nuestro partido que tiende la mano a izquierda y a derecha; son los que están instalados en el 'no por el no' los que recibirán el castigo de los ciudadanos", concluyó.