Publicado: 15.05.2015 18:38 |Actualizado: 15.05.2015 18:40

Rivera no pone la mano en el fuego por sus candidatos: "Ni yo ni nadie", justifica 

El líder de Ciudadanos, formación que acumula polémica tras polémica desde que comenzó su crecimiento exprés en toda España, vende que su partido es el único que ha adoptado "medidas previas contra la corrupción"

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, haciendo campaña este viernes en Toledo. EFE/Ismael Herrero

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, haciendo campaña este viernes en Toledo. EFE/Ismael Herrero

MADRID.- El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha asegurado este viernes que no puede poner "la mano en el fuego" por los 20.000 candidatos que presentará su formación en las elecciones autonómicas y municipales del próximo día 24. No es de extrañar, dado que su formación acumula polémica tras polémica, especialmente con candidatos falangistas, desde comenzó su expansión exprés de Catalunya al resto de España.

No obstante se defendió asegurando que los líderes del resto de formaciones tampoco podrán hacerlo. "Ni yo ni Mariano Rajoy ni Pedro Sánchez ni Pablo Iglesias ni nadie", ha apuntado.

En una entrevista en Radio Nacional de España (RNE), Rivera ha destacado que Ciudadanos es "el único partido de España que ha incluido la incompatibilidad jurídica de estar imputado por corrupción política y ocupar un cargo público o un cargo orgánico". "Me gustaría que todos los partidos se sumarán a eso, a las listas abiertas y a las primarias", ha dicho.

También ha destacado que su partido ha adoptado "medidas previas" contra la corrupción como "pedir a la gente currículums, hacer entrevistas, sentarse con la gente y hacer un control férreo a los cargos públicos".



Llamada de Susana Díaz

Rivera, que ha defendido la necesidad de "un cambio sensato y profundo", ha revelado que "en los últimos días" la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, le ha llamado para preguntarle su "posición" sobre su investidura y que le trasladó que también estaba conversando con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

"Le transmití lo mismo que nuestro candidato Juan Marín, que queremos un pacto contra la corrupción que se cumpla y no que haya aforados y privilegiados" como el diputado socialista Manuel Chaves, imputado ante el Tribunal Supremo en el caso de los ERE. También ha dicho que su partido ha sido el único que no se ha "levantado de la mesa" de negociaciones y ha apuntado que Podemos y el PP "tendrían que bajar a la mesa de la que han huido".

Del mismo modo, ha insistido en que Ciudadanos será "muy exigente" y no dará "un cheque en blanco" al PSOE, que "ha permitido los ERE en los últimos años". "Quiero y me gustaría que empezara la legislatura en Andalucía para empezar a trabajar pero no podemos utilizar una abstención de nuestro partido simplemente para que todo siga igual", ha indicado.