Publicado: 14.12.2015 15:42 |Actualizado: 14.12.2015 22:57

Rivera quiere a Garmendia en su hipotético Gobierno pero ella asegura que no volverá a la política

Ciudadanos resta importancia a la caída en las encuestas y cree que el debate entre Rajoy y Sánchez puede perjudicar a PP y PSOE.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto a la empresaria y exministra socialista Cristina Garmendia, y el coordinador del programa económico, Luis Garicano, durante el almuerzo para presentar las propuestas de su partido en materia de economía de

Rivera quiere a Garmendia en su hipotético Gobierno pero ella asegura que no volverá a la política.

MADRID.- Él ya se ve de presidente y ya tenía elegida a su futura ministra de Ciencia. Pero todo apunta a que no sucederá ni una cosa ni la otra. Albert Rivera ha reconocido que la extitular de ese mismo departamento con Zapatero "puede aportar mucho" al proyecto de Ciudadanos, pero ha sido Cristina Garmendia la que ha cerrado tajantemente la puerta a esa opción: "No voy a volver a la política", sentenció.

De hecho, la exministra -ahora consejera de Gas Natural, entre otras muchas actividades empresariales- ha intentado desligarse del apoyo a Ciudadanos que se dio por hecho cuando aceptó acudir a la presentación de sus programa electoral en materia de I+D+i y en el que también participan otra treintena de empresarios. "Vengo a escuchar las propuestas de un partido y contrastarlas con su presidente. Yo apoyo a cualquier candidato que apueste por la I+D+i. Y es rara la semana que no participe en un foro. Participo en todo tipo de foros. ¿Tengo un veto a la participación en un foro político? ¡Faltaría más!", se quejó por la insinuación.



Pero Rivera no fue tan tajante. Es más, valoró "el talento" de Garmendia, destacó que fue una ministra "independiente" que no llegó a militar en el PSOE y calificó de "buen ejemplo" su gestión al frente del Ministerio de Ciencia. "Puso en marcha un ministerio que apostaba por la I+D+i", valoró, aceptando todo lo que pueda aportarles. "No me gusta hablar de fichajes pero es evidente que hay gente con talento que ha estado en el mundo de la política y que puede aportar mucho" , dejó caer. Garmendia, en cambio, fue tajante y le cerró la puerta, poniendo la tirita antes de la herida: "Todo el mundo sabe que no voy a volver a la política, así que no hay proposición que valga", zanjó.

De otro lado, es improbable que Rivera pueda optar a tener las llaves de La Moncloa. Al menos, según las últimas encuestas publicadas este lunes, que vuelven a situar a Ciudadanos en tercera o cuarta posición, poniendo de manifiesto su caída frente a la remontada de Podemos y PSOE. Sin embargo, los naranjas restan importancia a esta cuestión: "En las elecciones catalanas también nos daban muy por debajo de lo que obtuvimos y daban 6 escaños a Uniò, que se quedó fuera, así que...", explican fuentes de la cúpula del partido.

"En las elecciones catalanas también nos daban muy por debajo de lo que obtuvimos y daban 6 escaños a Uniò, que se quedó fuera, así que..."

En la misma línea se expresó también el propio Rivera: "Si estar en un 20% de media que nos dan las últimas encuestas, es estar en un estancamiento, pues estamos en el mismo estancamiento que PSOE y Podemos. Para nosotros,un partido que tiene 0 escaños en el Congreso llegar, a una semana de las elecciones, luchando por ganar estas elecciones es fundamental. Estamos en la línea de salida", se auto-animó.

Aun así, volviendo a la realidad de los sondeos, volvió a incidir en la importancia de ir a votar. "Sí es verdad que si hay una participación baja, PP y PSOE volverán a ganar. Si hay un 80% de participación y las urnas se quedan pequeñas, podemos competirle al PP la victoria", aseguró. Y hasta se mostró poco preocupado por el debate 'a dos' de esta noche entre Rajoy y Sánchez -cree que si no están a la altura, incluso puede hacerles perder votos-, aunque lamentó que no se haya invitado al resto de fuerzas políticas.

"En ningún caso los dos que se van a presentar hoy a ese debate representan al 50% de la población. Media España ya está fuera de ese debate. Faltan partidos que pueden optar a presidir el Gobierno y puede darse la paradoja de que ninguno de los dos que hoy debaten sean presidentes del Gobierno", aventuró, quejándose por no haber sido invitado junto a otras fuerzas políticas. "Es evidente que ambos se retroalimentan, que el bipartidismo se necesita, pero creo que la sociedad española se dará cuenta y le dirá en las urnas que se acabó esta etapa, que hace falta una etapa abierta que deje atrás este modelo de debate", concluyó.

Culpa a Podemos del escrache a su sede

Por último, Rivera aprovechó los 'ataques' a la sede de Ciudadanos en Catalunya para seguir con su campaña: "Nosotros siempre hemos reivindicado juego limpio, aunque por desgracia estamos acostumbrados a eso en Catalunya", se victimizó. "Nosotros seguiremos sin gritos, sin insultos, sin pintadas, sin juego sucio", continuó, haciendo referencia a los actos cuya autoría aun no han sido reivindicados.

Sin embargo, se mostró más duro aún los carteles de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) sobre los suyos, que ligó directamente con Ada Colau y Podemos. "Me sorprende que Ada Colau, el señor Iglesias y Podemos intenten utilizar el sufrimiento de la gente para hacer política de confrontación en plena campaña", opinó dejando entrever, justo el día en que algunas encuestas les sitúan por debajo de ellos, que los del partido morado son en parte responsables de haber alentado el "escrache" con sus mensajes.

"Ciudadanos fue el primer partido que llevó muchas de sus reivindicaciones (citó la dación en pago o la estafa de las preferentes) ante el Parlament de Catalunya y hemos apoyado con firmas a esa plataforma", aseguró. "Y estamos de acuerdo en que tiene que haber una ley de segunda oportunidad y una dación en pago y que hay que resarcir a los estafados", continuó con su discurso. Y, en un alarde de victimismo, Rivera enumeró los casos en los que se ha sentido agraviado por la "política basura": del tuit de Chacón -por el que ella ha pedido ya disculpas- a la insinuación de Monedero sobre su afinidad a las drogas y "que está en un tribunal", pasando por el ataque de un concejal del PP al físico de Begoña Villacís.

"Algunos han traspasado líneas infranqueables en la política y es evidente que han querido capitalizar y usar en politica lo que algunos ya defendíamos antes", insistió en culpabilizar a Podemos y Colau -"que debió de inventar el 'Yes we can'", ironizó- del escrache de la PAH.