Público
Público

Rivera se rebela contra Rajoy y se alía con PSOE y Podemos para forzar la comisión  sobre las cuentas del PP

El líder de Ciudadanos da un ultimátum también a los conservadores de Murcia: o ponen a un candidato alternativo antes del 27 de marzo o apoyarán una moción de censura cuyo fin será la celebración de elecciones anticipadas.

Publicidad
Media: 3.57
Votos: 7
Comentarios:
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la sesión de control al Gobierno que se celebra hoy en el pleno del Congreso de los Diputados. EFE/Javier Lizón

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la sesión de control al Gobierno que se celebra hoy en el pleno del Congreso de los Diputados. EFE/Javier Lizón

Albert Rivera se ha cansado de que Mariano Rajoy le tome el pelo. Después de que el presidente del Gobierno le diera largas por enésima vez esta mañana sobre la comisión sobre la financiación del PP, el líder de Ciudadanos se ha rebelado y se ha aliado con PSOE y Podemos para forzar que dicha investigación se lleve a cabo en el Congreso. 

Así lo ha anunciado Rivera este miércoles en una rueda de prensa en la Cámara baja, donde ha asegurado que "en las próximas horas" las tres formaciones registrarán una petición conjunta al respecto. "Si los tres principales partidos de la oposición estamos de acuerdo, nos aseguramos la puesta en marcha de esa comisión", opinó tras resaltar que "el PP ya no tiene mayorías absolutas" y que son 188 escaños (de 350) los que quieren que se celebre. 

Rivera hace un gesto para llamar "caradura" a Rajoy ante el incumplimiento del pacto PP-C's. VÍDEO ATLAS

Rivera hace un gesto para llamar "caradura" a Rajoy ante el incumplimiento del pacto PP-C's. VÍDEO ATLAS

No obstante, Rivera ha valorado que sí hay "cosas que se están cumpliendo" de su acuerdo con los conservadores, pero ha lamentado que "con la corrupción, firman una cosa y luego no la cumplen". "C's cumple aunque el PP no quiera cumplir", presumió, atribuyéndose el hecho de que gracias a él, "la regeneración democrática no tiene obstáculos ni frenos". 

Esa es la respuesta del líder naranja a la sorna con la que Rajoy afrontó el tema en la sesión de control al Gobierno. El presidente eludió poner fecha a la comisión de financiación del PP y bromeó con la posibilidad de que se celebre en el Senado —y no en el Congreso, como quiere Rivera— o sobre incluir a más formaciones en la investigación.  "Incluso la suya", le dijo Rajoy a Rivera. 

PP y Ciudadanos interpretan de forma diferente su pacto anticorrupción

Y es que el PP argumenta que, siguiendo escrupulosamente la redacción del pacto anticorrupción firmado en agosto, no habría ningún incumplimiento si se aceptasen las premisas expuestas por Rajoy desde su escaño.

"Creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre la presunta financiación ilegal del Partido Popular", reza el punto seis de dicho acuerdo. Para Ciudadanos, eso significa abrir una comisión en el Congreso exclusivamente sobre el PP o, para resumir, sobre 'el caso Bárcenas'. Para el PP, una investigación parlamentaria puede celebrarse bien en el Congreso, bien en el Senado -donde tienen mayoría absoluta- y, además, puede añadirse a más grupos "porque en ningún sitio pone que tenga que ser exclusivamente sobre el PP", señalan fuentes del partido.

Ello les sirve, además, para lanzar una amenaza al resto de grupos: si ellos fuerzan la comisión en el Congreso -como está previsto-; ellos podrán hacer lo mismo con la oposición aprovechando su mayoría en el Senado. 

¿Elecciones en Murcia?

Algo similar ha hecho Ciudadanos en Murcia, ​donde, pese a todo, sigue alargando su decisión final sobre el presidente imputado, Pedro Antonio Sánchez. 

Una vez más, para el PP, Sánchez no está "imputado formalmente". Para Ciudadanos, sí. Y es por ello por lo que, aseguran los  naranjas, tiene que irse. "No va a seguir un presidente imputado con los escaños de Ciudadanos", ha asegurado hoy Rivera. 

Ciudadanos asegura que, según las encuestas, subiría dos escaños si se celebran elecciones en Murcia

Sin embargo, la formación autonómica de C's en Murcia sigue aplazando su decisión final. Su portavoz, Pedro Sánchez, tras reunirse con el PSOE, ha vuelto a dar un ultimátum al PP:  o ponen a otro candidato conservador en la Presidencia de la Región, o habrá moción de censura. 

Rivera ha explicado en el Congreso que, de llegar a ese extremo, la moción no tendría como finalidad dejar la Presidencia de Murcia en manos de PSOE y Podemos, sino nombrar a un hombre de paja que se encargue de anticipar las elecciones. 

Para el líder de C's, en Murcia sólo hay tres opciones: o Rajoy cambia al presidente y Ciudadanos mantiene su pacto con el PP en la Región; o el propio Pedro Antonio Sánchez decide convocar los comicios ante la imposibilidad de gobernar sin el apoyo de Ciudadanos; o la mayoría alternativa (PSOE, C's y Podemos) apoyará una moción de censura cuyo fin sea, en cualquier caso, "dar voz a los murcianos en las urnas". 

Esta última opción no llegaría nunca antes del 27 de marzo, en cumplimiento del mes (más o menos) que C's quiere dejar al PP para que se decida. En ese tiempo podría pasar incluso —aunque no se prevé— que el juez se pronuncie sobre Pedro Antonio Sánchez, bien para seguir adelante con el proceso, bien para desimputarle.

En el primer caso, él tendría que dimitir, tal y como ha prometido. En el segundo, al no haber imputación, no habría incumplimiento de pacto y todo seguiría igual, según los naranjas. No obstante, todo apunta a que C's quiere elecciones en Murcia. Según sus encuestas, subirían dos escaños y, además, tras la renovación de sus estatutos podrían incluso entrar a formar parte del nuevo Gobierno regional.