Publicado: 04.12.2015 01:13 |Actualizado: 04.12.2015 01:13

Rivera: "Seremos el octavo país de Europa gobernado desde el centro"

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno confía en la "ilusión" del electorado por el cambio hacia una "Segunda Transición". En su afán por el "juego limpio" no arremete congra sus rivales, sino que les desea "suerte" a sus "compatriotas".

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El candidato a la presidencia del Gobierno de Ciudadanos, Albert Rivera, y otros miembros del partido durante el acto de inicio de campaña para las elecciones generales celebrado esta noche en Madrid. EFE/J.P. Gandul

El candidato a la presidencia del Gobierno de Ciudadanos, Albert Rivera, y otros miembros del partido durante el acto de inicio de campaña para las elecciones generales celebrado esta noche en Madrid. EFE/J.P. Gandul

Lugar: Hotel Eurobuilding de Madrid
Intervinientes: Albert Rivera
Asistentes: 650 personas, que se vio superado por las grandes colas que se formaron a la entrada del hotel (ver foto).
Inidencias: Pequeña protesta de un grupo de ecologistas contra la proposición de ley de Ciudadanos-Madrid para derogar el artículo que limita a tres alturas las edificaciones de la comunidad. (Ver foto)


MADRID.- Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Eslovenia, Estonia y Luxemburgo. Esos son los siete paises europeos liderados por presidentes liberales y democrátas del grupo Alde. Para Albert Rivera, desde el 20 de diciembre, también España formará parte de la lista. "Seremos el octavo país europeo gobernado desde el centro", aventuró en el acto de inicio de la campaña.

Ligeramente nervioso, compartiendo adrenalina con el resto de su equipo, el líder de Ciudadanos se presentó, tras haber pasado una tarde de relax en la piscina de su hotel, ante cientos de simpatizantes de su partido para recordar sus orígenes catalanes y de la "sociedad civil" que formó el partido y demostrarles que C's es "el único partido que tiene un nuevo proyecto común para España". Una Segunda Transición que lleve acarreada el fin del bipartidismo y que consolide, "desde el centro y no desee los extremos", la unión del país frente al independentismo en Catalunya y que luche por la regeneración y contra la corrupción. "La gente tiene más ilusión que miedo por el cambio", repitió Rivera, sintiéndose "capaz de liderar este nuevo proyecto", es decir, capaz de ganar.



De hecho, 'Con ilusión' es el lema de la campaña que acompaña a los carteles con la imagen de un Rivera-niño-bueno (son muchos los tuiteros que le han puesto haciendo la primera comunión) que desde esta noche se dejarán ver por las calles de todas las ciudades.

Y es en ese buenismo en el que se ha situado Rivera "no queremos jugar en el barro", ha insistido) por el que, más allá de incidir en que no confía en los proyectos de PP no de PSOE, no quiso iniciar la campaña arremetiendo contra sus rivales. Al revés, les deseó suerte porque, mitineó, "los votantes de PP, PSOE y Podemos son nuestros compatriotas". "Vamos a gobernar para ellos también", agregó entre los gritos de "presidente, presidente" del público.

"Hoy a la gente vuelve a brillarle los ojos, vuelve a ilusionarse por la política", aventuró Rivera

Y es que en eso consiste la estrategia de Ciudadanos: hacer una campaña presidencialista para convencer a quienes votaron al "partido de Albert Rivera" a que le fíen su apoyo ahora como futuro presidente del Gobierno.

"Hoy a la gente vuelve a brillarle los ojos, vuelve a ilusionarse por la política", aventuró Rivera que argumentó, con ello, que "ha llegado el momento del centro". "No pedimos permiso, pedimos paso", advirtió, viéndose ya como el próximo Suárez. "Igual que en los 70 hubo un nuevo proyecto con Adolfo Suárez, en los 80, con Felipe González y en los 90 con Aznar, ahora el nuevo proyecto de unión para España se llamará Ciudadanos: vamos a ganar las elecciones", exclamó entre los aplausos de los suyos.

A la entrada del hotel se formaron grandes colas

A la entrada del hotel se formaron grandes colas

De hecho, los resultados del CIS han alentado aún más las expectativas de los naranjas que cada día ven más cerca la posibilidad de adelantar definitivamente al PSOE y optar, así, a encabezar ellos el Gobierno. Si el último barómetro les ofrece entre 63 y 66 escaños, Ciudadanos se marca esas cifras sólo como "suelo". El techo, dicen, no existe porque, como marca otro de sus lemas habituales, "imposible es sólo una opinión". Ellos confían, como hoy mismo ha cerrado Rivera citando su frase favorita de Víctor Hugo, en que "no hay nada más potente que una idea a la que le ha llegado su tiempo". El 20-D se verá.

Pequeña protesta de un grupo de ecologistas contra la proposición de ley para derogar el artículo que limita a tres alturas las edificaciones de la comunidad.

Pequeña protesta de un grupo de ecologistas contra la proposición de ley para derogar el artículo que limita a tres alturas las edificaciones de la comunidad.