Público
Público

Rivera vuelve a cambiar de opinión, ahora, con el ideario de Ciudadanos

El presidente de los naranjas propone eliminar su fundacional "socialismo democrático" de los Estatutos para dejar un partido "constitucionalista, liberal, demócrata y progresista". No atiende a las peticiones de más democracia interna que solicitaban los críticos.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:
El presidente de de Ciudadanos, Albert Rivera, momentos antes de participar hoy en un desayuno informativo del Foro Next IBS en Madrid. EFE/Sergio Barrenechea

El presidente de de Ciudadanos, Albert Rivera, en una imagen de archivo. EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- Albert Rivera es experto en cambiar de opinión. Pasó de no querer entrar en ningún gobierno que no liderara a ofrecerse como vicepresidente de Pedro Sánchez, o del sonado veto a Mariano Rajoy a darle 32 síes en día de su investidura. El presidente de Ciudadanos ha vuelto a hacerlo, ahora, con respecto al ideario de su propia formación.

El líder de los naranjas y su equipo más cercano han elaborado varias "ponencias de valores" con las que pretenden reformular los Estatutos de la formación en IV Asamblea General del partido, el congreso que C's celebrará el primer fin de semana de febrero. En ella, según varios medios que han accedido al documento, Rivera plantea abandonar su fundacional "socialismo democrático" para abrazar con más fuerza el liberalismo, entre otras cuestiones.

Así, según ha adelantado La Vanguardia, el ideario de Ciudadanos pasaría de definirles como una formación con principios del "liberalismo progresista y el socialismo democrático" que pretende ocupar "el centroizquierda no nacionalista" por el siguiente texto: "Nos definimos como un partido constitucionalista, liberal, demócrata y progresista".

De aprobarse la ponencia de Rivera, C's ya podrá formar parte de gobiernos autonómicos en coalición con otras formaciones

El partido, que según la Cadena Ser estará ahora dispuesto a entrar en gobiernos autonómicos pactando con otras formaciones, también reforzará su antinacionalismo al citar a la Consitución de Cádiz para incidir en que la soberanía nacional reside en el ciudadano y no en los territorios. "Desde sus orígenes, Ciudadanos se ha erigido como la alternativa al nacionalismo en Cataluña, situando al ciudadano, y no a los territorios o al sentimiento identitario, en el centro de la política, y defendiendo sin complejos la unión, la libertad, la igualdad y la convivencia de todos los catalanes", reza el texto al que también ha tenido acceso Europa Press. En este sentido, añade la agencia, Rivera propone una laxa reforma constitucional para "mejorar y modernizar" España, pero no para "contentar a los partidos separatistas".

En su marcada constatación de quedarse en el centroderecha, desaparece también el "laicismo identitario" de C's con un simple: "Propugnamos la defensa y el avance de las libertades individuales sin que el lugar de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier circunstancia personal o social puedan limitarlas", reza también el citado periódico catalán.

Sin más democracia interna

En lo que a la organización interna se refiere, Rivera y los suyos han hecho caso omiso de las peticiones de más democracia interna que, desde sus inicios, han solicitado los críticos de la formación. La última en hacerlo fue la hasta hace poco miembro de la Ejecutiva Carolina Punset que, pese a los últimos rumores, aún no ha dado el paso para presentarse como alternativa a Rivera en la votación que decidirá sobre el líder del partido.

Así, según ha adelantado la Cadena Ser, la ponencia de Rivera mantiene que los afiliados sólo podrán votar a los miembros de la Ejecutiva nacional del partido y será esta la que, en la práctica, como hasta ahora, elija a los líderes regionales de la formación. Es decir, no habrá primarias para los cargos órganicos de los comités territoriales con el fin de evitar el empoderamiento de 'barones', como ocurre en PP o PSOE.

Asimismo, según Vozpópuli, la cúpula controlará como mínimo un tercio de la futura dirección. El Consejo General, máximo órgano entre Congresos, estará compuesto por los 40 miembros de la Ejecutiva, 19 portavoces autonómicos (comunidades autónomas más Ceuta y Melilla) y 125 miembros elegidos en cónclave. Dado que los portavoces autonómicos son elegidos por la Ejecutiva, Rivera controlará más del 35% del partido en todo el país. 

Los borradores de las tres ponencias elaboradas por el núcleo duro de Ciudadanos fueron remitidos el pasado 10 de diciembre a los miembros del actual Consejo General, que este sábado se reúne para debatir su contenido, votarlo y aprobarlo, informa Europa Press. Dos días después, los documentos se deberán enviar a las agrupaciones, que las estudiarán y podrán presentar enmiendas. La votación final llegará los próximos 4 y 5 de febrero, días en que se celebrará la Asamblea de C's.