Público
Público

El rodillo del PP impide reprobar a Rajoy por mentir sobre Bárcenas

La Mesa del Congreso, con mayoría conservadora, rechaza admitir a debate las peticiones de PSOE e Izquierda Plural.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Mesa del Congreso, con los votos del PP, ha rechazado admitir para su debate en el pleno de mañana las mociones de PSOE y la Izquierda Plural, que planteaban reprochar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, porque a su juicio mintió en el Parlamento al hablar del caso Bárcenas.

No es habitual que la Mesa rechace discutir este tipo de iniciativas -mociones consecuencia de interpelaciones que se debatieron en el pasado pleno-, ya que suelen entrar automáticamente en la sesión siguiente.

Sin embargo, el artículo 184 del reglamento del Congreso sí establece que 'la Mesa admitirá la moción si es congruente con la interpelación' debatida anteriormente.

La vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, ha argumentado después a los medios que las interpelaciones y las mociones consecuencia de ellas tienen que versar sobre cuestiones de política general que dependen del Gobierno, y 'las decisiones de los partidos no son competencia' del Ejecutivo ni a éste se le puede hacer responsable.

Según ha explicado, hay precedentes de mociones para intentar recusar a ministros o al Gobierno en su conjunto, pero por cuestiones que afectan a la acción del Ejecutivo. 'Lo que no es competencia del Gobierno es lo que sucede en un partido político', ha alegado.

Villalobos ha recordado que en una moción consecuencia de interpelación se insta al Gobierno a tomar determinadas decisiones para resolver un problema y, en este caso, el PSOE no emplaza al Ejecutivo a solucionar el tema de la corrupción política.

A su juicio, el PSOE ha actuado 'a posta' al presentar esta moción, sabiendo que no se adaptaba al reglamento de la Cámara, porque quieren 'dejar ver que el grupo popular no les quiere dejar intervenir'.

'Pretenden algo que está fuera de la realidad: acusar a la mayoría de que estamos rompiendo el equilibrio. Ellos han tenido unas mayorías muy aplastantes y nosotros hemos aceptado la decisión (...) Ahora nos han votado a nosotros, pues que lo acepten ellos, que tan democrática era su mayoría absoluta como la nuestra', ha apostillado.