Publicado: 22.10.2014 12:43 |Actualizado: 22.10.2014 12:43

El rodillo del PP rechaza las 12 enmiendas a los Presupuestos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mayoría absoluta del grupo parlamentario popular ha sido más que suficiente para superar este mediodía en el Congreso de los Diputados el primer trámite del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2015. Los diputados del PP, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy a la cabeza, han rechazado las enmiendas a la totalidad presentadas por el resto de grupos de la cámara.

La votación —184 en contra, 160 a favor y ninguna abstención— no ha deparado ninguna sorpresa en función de la aritmética parlamentaria, pero ha puesto de manifiesto el claro divorcio existente entre el Gobierno y su partido, el PP, con el resto de formaciones políticas del arco parlamentario.

Se trata de los últimos PGE que presenta el Gobierno de Rajoy. En la recta final del debate que se inició ayer a mediodía el ministro Montoro ha dicho que "son los presupuestos que necesitamos tras superar tres años difíciles". Y para argumentarlo ha sostenido que "somos líderes en el crecimiento económico y en la creación de empleo" en el ámbito de la Unión Europea. Se ha expresado así tras las duras críticas recibidas por parte de los portavoces de los diferentes partidos del grupo mixto y del PNV.

El debate durante la mañana de este jueves ha sido una sucesión de críticas por parte de los portavoces de los grupos del PNV y del mixto, integrado por ocho formaciones políticas diferentes. El portavoz del grupo vasco, Pedro Azpiazu, ha sido muy claro desde sus primeras palabras: "Reconozco que siento cierto desasosiego a la hora de enfrentarnos a este debate económico, debate que considero fundamental pero del que no espero avances sustanciales. De ahí mi desánimo".

Baldoví (Compromís): "Somos pobres y además cada año nos quitan un trozo"

Su intervención se centró en denunciar la debilidad del marco macroeconómico en el que se fundamental las cuentas públicas y en la ausencia de voluntad política para ejecutar inversiones que necesita Euskadi. Unos argumentos que, evidentemente, el ministro Montoro rechazó “porque no responden a la realidad”, ha dicho durante su debate con Azpiazu ante un hemiciclo prácticamente vacío.

El desfile de portavoces del grupo mixto –Larreina, de Amaiur; Bosch, de ERC; Oramas, de CC; Rodríguez, del BNG, Baldoví, de Compromís, Álvarez, de Foro Asturias y Barkos de GBai– se ha convertido en una continua y variada aportación de argumentos en contra del proyecto defendido por Montoro. El denominador común, más allá de la quejas territoriales, ha consistido en que contribuyen a desmantelar los servicios sociales y a propiciar el crecimiento de la desigualdad.

El portavoz de ERC, Joan Bosch, ha dicho que estos presupuestos son "los últimos antes de la independencia", una frase que le ha servido posteriormente al ministro para ironizar sobre la actitud política de la formación independentista catalana –"A ustedes estos presupuestos no les convienen, ustedes es que están en otra cosa, en la independencia", ha dicho 0—.

En su réplica Montoro, como ya hizo en la tarde de ayer, ha adoptado un tono faltón para descalificar a todas y cada una de las formaciones políticas del grupo mixto. Salvo, eso sí, UPN, cyo portavoz no ha presentado una enmienda a la totalidad pero ha reclamado “un mayor entendimiento con el Gobierno de Navarra”, es decir, más inversiones del Estado en la comunidad foral.

Durante la intervención del diputado de Compromís, Joan Baldoví, se ha producido un incidente sin precedentes en anteriores debates en el hemiciclo desde 1977. En un momento de su intervención Baldoví ha sacado de su bolsillo un panecillo y lo ha mostrado a la audiencia para reflejar la pobreza de los recursos del estado hacia la Comunitat Valenciana. "Somos pobres y además cada año nos quitan un trozo", ha dicho al tiempo que quitaba una porción —debía estar previamente cortada— del panecillo. La diputada popular Celia Villalobos, que en ese momento ocupaba la presidencia, le ha cortada con voz enérgica y tono desagradable: "¡Señor Baldoví, no tiene tiempo suficiente para hacer el payaso!".

Sorprendido, el diputado ha devuelto el pan al bolsillo, ha acabado su discurso a continuación y ha quitado las migas de la tribuna. Posteriormente, ya desde su escaño, Baldoví ha solicitado ante Villalobos por lo que entendía que había supuesto una vulneración de su dignidad, como se contempla en el Reglamento. La presidencia parlamentaria del PP no ha accedido a su protesta.

El debate ha finalizado con una intervención del ministro Montoro, quien ha agradecido el apoyo a los PGE manifestado previamente por el portavoz popular, Antonio Gallego. A modo de resumen, el titular del departamento de Hacienda y de las Administraciones Públicas ha sentenciado que "estos presupuestos abren un tiempo nuevo". Y en relación a la tramitación que se inicia a partir de ahora ha manifestado su predisposición "para acoger las enmiendas parciales de la oposición que sean posibles".


http://www.quoners.es/q/referendums