Público
Público

Rodríguez Sobrino seguirá en prisión por el caso Lezo, aunque vaya a ser abuelo

La Audiencia Nacional cree existe riesgo de fuga en el exconsejero de 'La Razón' y que podría ocultar pruebas

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Edmundo Rodríguez Sobrino.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado la prisión provisional e incondicional de Edmundo Rodríguez Sobrino, expresidente de Inassa, por riesgo de fuga y de ocultar pruebas en el caso Lezo, donde se investiga el desvío de 31 millones de dólares de fondos públicos del Canal de Isabel II en la compra de la sociedad Emissao en Brasil.

Los magistrados de la Sección Cuarta no creen los argumentos de Rodríguez Sobrino, expresidente también de ‘La Razón’, quien en su recurso de apelación expuso que tiene arraigo familiar, debe cuidar de su madre enferma de 92 años de edad y va a ser próximamente abuelo con el fin de probar que no existía riesgo de fuga.

La Audiencia Nacional también confirmó recientemente la prisión para Ignacio González, líder de la trama Lezo, quien también argumentó que tenía arraigo familiar en España y que su hija iba a casarse en próximos meses.

Riesgos de fuga y alteración de pruebas

En un auto que ha tenido como ponente al magistrado Juan Francisco Martel, la Sala considera que el arraigo personal y familiar de Rodríguez Sobrino no es suficiente para eliminar “los relevantes riesgos” de fuga, ocultación o alteración de pruebas y reiteración delictiva.

El auto ha sido dictado este 8 de junio, cuando la Audiencia Nacional aún no ha incorporado al sumario el resultado del registro a un apartamento de Rodríguez Sobrino en Barranquilla (Colombia), donde se han incautado 262.000 euros en efectivo.

Extenso patrimonio en el extranjero

Las investigaciones determinan “la existencia de un extenso patrimonio del recurrente, a su nombre o al de su hija Patricia Rodríguez Revuelta tanto dentro como fuera de España (Reino Unido, República Dominicana y Colombia)", adquirido supuestamente con los beneficios de los “anómalos negocios” que se investigan en la causa, según el auto.

Rodríguez Sobrino era presidente de la sociedad colombiana Inassa, de capital público y dependiente del canal de Isabel II a través de Canal Extensia, S.A. Además, era consejero del diario La Razón, cargo del que dimitió por carta manuscrita desde la cárcel, donde ingresó en prisión preventiva tras ser detenido en la Operación Lezo.

El expresidente de Inassa es señalado responsable de la operación por la que la empresa pública adquirió en Brasil la sociedad Emissao, sobrevalorada en más de 20 millones de dólares.

El importe de la compra, por valor de 31 millones de dólares, se colocó en cuentas bancarias de Suiza y Brasil.

"Cuantiosos sobornos" en Latinoamérica

Además, la Sala expone que existen indicios de “cuantiosos sobornos” a funcionarios en contratos de obras públicas firmados por la empresa que presidía Rodríguez Sobrino en Panamá, República Dominicana y Colombia.

La Audiencia Nacional deduce que Rodríguez Sobrino participó en asuntos de corrupción empresarial con grave merma para las arcas públicas y pudo incurrir en los delitos de organización criminal, prevaricación, malversación de caudales públicos, corrupción en los negocios, negociaciones prohibidas a funcionarios públicos, blanqueo de capitales y delito contra la Hacienda Pública.