Publicado: 20.10.2015 11:50 |Actualizado: 20.10.2015 11:51

Romeva se desmarca de Felip Puig (CDC) y afirma que hay "mucho espacio compartido" con la CUP 

El conseller de Empresa y Ocupación de la Generalitat advirtió de las dificultades de un acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP porque sus modelos económicos son "incompatibles"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Raül Romeva./ EFE

Raül Romeva./ EFE

BARCELONA.- El cabeza de lista de Junts pel Sí (JxS), Raül Romeva, ha asegurado este martes que existe "mucho espacio compartido" con la CUP y ha descartado "en estos momentos" unas elecciones anticipadas en el mes de marzo.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Romeva se ha desmarcado del conseller de Empresa y Ocupación, Felip Puig, que este lunes advirtió de las dificultades de un acuerdo entre JxS y la CUP porque sus modelos económicos son en ciertos aspectos "incompatibles", y añadió que "hay algunas líneas rojas" en la negociación que su grupo "no debería cruzar".



Romeva ha puntualizado que "las líneas rojas lo son hasta que dejan de serlo" y, en todo caso, deben ponerse "al servicio del acuerdo", porque "nadie entendería que ahora, cuando más cerca está" el objetivo de la independencia, JxS y la CUP "no encontrasen la fórmula" del entendimiento. Según Romeva, JxS y la CUP tienen "un mandato democrático que hay que respetar", el de los casi dos millones de personas que votaron a favor de las dos listas independentistas en las elecciones catalanas del 27 de septiembre.

Romeva, que es uno de los negociadores de JxS que se sientan a hablar con la CUP, ha destacado la "responsabilidad compartida para que esto vaya adelante": "Nos conviene tanto que haya un acuerdo que lo encontraremos", ha añadido.

A diferencia del tono pesimista imprimido por Puig, Romeva ha querido recalcar que los negociadores de JxS y la CUP van "avanzando en muchas cuestiones" porque de hecho "hay mucho espacio compartido" y "coincidencias en aspectos importante en el qué, el cómo y el cuándo" del proceso independentista.

Entre los puntos de acuerdo ha citado la aprobación de un "plan de choque social incontestable" al inicio de la legislatura y la constatación de que el proceso independentista es "irreversible" porque no pueden "esperar ninguna oferta del Estado".

"Hay una voluntad por parte de todos de que esto vaya bien y vaya rápido", ha insistido Romeva, que "en estos momentos" descarta que la imposibilidad de llegar a un acuerdo para la investidura del presidente de la Generalitat, cuyo plazo finalizará a principios de enero, fuerce unas nuevas elecciones para el mes de marzo. "No trabajo con este escenario", ha subrayado Romeva, que ha asegurado que la "voluntad" de ambas partes es alcanzar un acuerdo para hacer posible la investidura en la primera o segunda votación, dentro de los primeros diez días de noviembre.

Ha negado que las negociaciones se estén dilatando a la espera de ver quien estará en la Moncloa en los próximos cuatro años: "Las elecciones del 20 de diciembre no condicionan las conversaciones". Por otra parte, Romeva ha descartado que el Ejecutivo central pueda llegar a suspender la autonomía catalana, porque eso "sería incomprensible desde el punto de vista internacional".