Publicado: 10.04.2014 19:56 |Actualizado: 10.04.2014 19:56

Rosalía Iglesias, la mujer de Bárcenas, se hace 'una infanta’: firmó lo que le pedía su marido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rosalía Iglesias, la mujer de Luis Bárcenas, ha negado este lunes todo conocimiento de la contabilidad B del PP y también que ella o su marido hayan desviado dinero de esta caja a sus cuentas de Suiza, "al menos no que yo sepa". Así lo ha asegurado ante el juez Pablo Ruz, en su declaración en el tramo final de la instrucción del caso Gürtel.

En todo momento del interrogatorio, Iglesias ha insistido que ella se limitaba a firmar lo que le pedía su marido, incluso papeles en blanco. Tampoco repasaba la declaración de la renta. De ahí que no pueda explicar el origen de la fortuna familiar, que alcanzó casi los 50 millones de euros en cuentas en Suiza en el año 2008 y país al que viajaba con su marido para hacer los ingresos. Ella le esperaba en las puertas de los diferentes bancos donde tenían cuentas.

Iglesias ha negado cualquier relación de ese dinero con la contabilidad del PP, "al menos que yo sepa".

"Mi marido es un hombre de bien", ha insistido la esposa de Bárcenas.

Rosalía Iglesias ha revelado al juez central de instrucción 5 que no llega a fin de mes con los 300 euros mensuales que percibe, dado que el resto del dinero del matrimonio está embargado por la Audiencia Nacional.

A preguntas de su abogada, María Dolores Márquez de Prado, Rosalía Iglesias ha aclarado que paga el colegio de su hijo y los gastos con la ayuda de su madre, de 88 años de edad, y de su hermana. Y que con esos 300 euros también tiene que pagar la gasolina para acudir a la cárcel de Soto del Real, donde está encarcelado su marido desde junio de 2013.

Rosalía Iglesias ha llegado este lunes a la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) a bordo de un alfa romeo de alta gama, con las lunas traseras tintadas, conducido por el chófer del matrimonio Bárcenas.

En su declaración, ha revelado que Mariano Rajoy siente un especial afecto por su marido, Luis Bárcenas. También ha lamentado que tanto Rajoy como el entonces secretario general del PP Javier Arenas les dijeron en el año 2010 "que todo seguiría igual". Fue durante la entrevista que los cuatro mantuvieron para pactar la salida de su marido del PP, con el abandono del cargo y el escaño de senador a cambio de un sueldo y el mantenimiento del coche oficial, la secretaria y el despacho oficial de la sede de la calle Génova del partido.

El juez le ha enseñado una comisión rogatoria recibida de Suiza, referida a la contabilidad de las cuentas que tiene junto a su marido allí y que podrían haberse nutrido de la caja B del PP.

Iglesias se ha negado a declarar sobre dicho documento: "yo no se francés", ha explicado a Ruz, quien le ha replicado que él tampoco sabe francés pero que ese documento se entiende sin dominar dicho idioma.