Publicado: 18.01.2014 07:00 |Actualizado: 18.01.2014 07:00

Rubalcaba: "La crisis con Catalunya no se arregla con una guerra de banderazos"

La crisis del PSC, a la que el líder del PSOE no se ha referido en su discurso, ensombrece el Comité Federal en el que se ha fijado la fecha de las primarias.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La crisis abierta entre España y Catalunya "no se puede arreglar con una guerra de banderazos". Esa es la advertencia que ha lanzado este sábado el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y se la ha dirigido, en concreto, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al de la Generalitat catalana Artur Mas.

El secretario general de los socialistas ha obviado, en cambio, la crisis abierta en el seno del PSC a raíz de las diferentes recetas que defienden sus miembros para abordar esa crisis, durante el discurso de cerca de una hora que ha ofrecido ante el Comité Federal del partido que se ha visto ensombrecido por esa división que ha vuelto a quedar de manifiesto en el partido que dirige Pere Navarro.

Las aguas parecían estar por fin calmadas tras meses de turbulencias. El Consell Nacional que el PSC celebraba a mediados de noviembre hacía que el partido dejara aparcados sus planteamientos más soberanistas y se alineara sin apenas discrepancias —excepto la del derecho a decidir contenido en su programa electoral— con las tesis federalistas del PSOE.

Rubalcaba llevaba semanas intentando escenificar su unidad con el máximo dirigente del partido hermano, Pere Navarro, y así comenzaron ambos el año, el 7 de enero, con una reunión que mantuvieron en Barcelona en la que se propusieron encabezar la alternativa a la indepdencia y al "inmovilismo" del Gobierno. 

Pero llegó el pasado jueves y, con él, llegaba también la cruda realidad del partido de los socialistas catalanes. La tormenta que existe en sus filas, que están a punto de dividirse en dos, volvía a quedar de manifiesto cuando el Parlament aprobaba reclamar al Congreso la transferencia la Generalitat de la competencia para convocar consultas en un primer intento de legitimar el referendo convocado por el president catalán, Artur Mas, para el 9 de noviembre. El PSC pidió el 'no' pero tres de sus parlamentarios votaron 'sí', reflejando la profunda fractura del PSC. 

A la espera de la sanción que impondrá la Ejecutiva de Navarro a estos diputados díscolos a quienes ha exigido que renuncien a su escaño —algo a lo que ellos se niegan— hoy el PSOE celebra en Madrid el esperado Comité Federal en el que por fin, ha establecido el calendario de primarias con las que al final de noviembre habrá escogido a todos y cada uno de los candidatos a las elecciones autonómicas y generales previstas para 2015.

El conflicto catalán es sin duda uno de los asuntos que preocupan en Ferraz, y así ha quedado de manifiesto en la mencionada intervención de Rubalcaba."Es posible que a Rajoy y a Mas les interese una guerra a banderazos, pero a Catalunya y a España no. Por eso vamos a defender nuestro proyecto con convicción, porque la mayoría de los catalanes y de los españoles quieren sentarse a hablar para seguir viviendo juntos", ha dicho.

El secretario general del PSOE se ha afanado en recalcar que en ese camino por el que defienden la reforma de la Constitución en clave federal y que fue acordado en Granada, los socialistas españoles irán de la mano de sus compañeros catalanes