Público
Público

Rubalcaba da el carpetazo definitivo a la Fundación Ideas

El 'think tank' ideado por Zapatero desaparece nueve meses después del escándalo de Amy Martin, por tener "mecanismos de control deficientes". Sus funciones se las repartirán la Fundación Pablo Iglesias de Alf

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nunca fue del gusto de todos los miembros del PSOE, y en enero de este año el escándalo que afectó al principal think tank socialista dio la puntilla al que fue uno de los proyectos estrella del expresidente del Gobierno y exsecretario general del partido, José Luis Rodríguez Zapatero. Nueve meses después de que se descubriera que su exdirector general, Carlos Mulas, cobró de las arcas de la organización durante años por escribir artículos con nombre falso, hoy la Ejecutiva de los socialistas que está en manos de Alfredo Pérez Rubalcaba ha decidido acabar definitivamente con la Fundación Ideas. 

Según ha explicado este último durante una rueda de prensa en Toledo, el think tank creado por Zapatero en el 37 Congreso del PSOE sufrirá una 'reestructuración profunda' que supondrá, en la práctica, su desaparición. Rubalcaba ha recordado que Ideas ejercía principalmente tres funciones: elaborar programas para América Latina, confeccionar ideas para el partido y poner en marcha tareas de formación. 

Ahora, de la primera de esas funciones se encargará la Fundación Pablo Iglesias que preside el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra. Las otras dos serán atribuidas a una nueva organización aún por crear, o se repartirán entre las ya existentes. Aún no se ha decidido quién será el máximo responsable de esa nueva fundación, si es que esa llega a nacer. Lo que sí ha recalcado Rubalcaba es que las tres funciones estarán repartidas y adjudicadas el próximo 1 de enero. 

Según ha explicado el secretario general del PSOE el actual responsable de Ideas, Jesús Caldera, seguirá como secretario de Ideas de la Ejecutiva, por lo que seguirá siendo el máximo responsable de los programas de los socialistas. Del área de la formación se encargará el secretario de este área de la Ejecutiva, Rafael Simancas, y del asunto de los programas internacionales -pese a que pasarán a ser gestionados por la Pablo Iglesias- quien tendrá la última decisión será la vicesecretaria general y secretaria del Área Internacional, Elena Valenciano. 

Rubalcaba ha tomado esta decisión de vaciar de contenido al think tank ideado por Zapatero por 'un problema de gestión' que quedó de manifiesto con el escándalo de Amy Martin. Esta falsa articulista tras la cual se demostró que estaba Mulas, facturó a la Fundación Ideas un total de 60.000 euros por los 14 artículos que redactó para la organización. Esto demostró, a juicio del líder del PSOE, que 'había mecanismos de control deficientes'. 'Esto es lo que va a cambiar. Se va a hacer más controlable', ha insistido.

El máximo dirigente de los socialistas ha reconocido que dicho escándalo no tuvo efectos económicos sobre el partido, ya que Mulas devolvió todo el dinero facturado, si bien ha asegurado que 'en términos políticos fue muy malo' para el PSOE.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha denunciado que el PP 'ha vivido en B durante muchos años' y ha defendido que esto 'merece una explicación', porque aunque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo niegue 'sistemáticamente', este hecho 'se impone cada día en juzgados' y en informes del Ministerio de Hacienda.

Así ha respondido el líder de los socialistas cuando se le ha preguntado por las informaciones del diario El Mundo que, basándose en un informe de Hacienda, asegura que el PP valenciano se financió con dinero negro en 2007 y 2008. 'Parece que al PP esto de vivir en B se le ha dado muy bien en los últimos años', ha señalado Rubalcaba, que ha apuntado que en 'Génova' han vivido así 'veinte años', lo hacían en Madrid, da 'toda la impresión' que 'también en Castilla-La Mancha' y ahora se añade Valencia. Por ello, ha defendido que esta situación 'merece una explicación' del presidente del Gobierno.

A juicio del líder de los socialistas, la situación es 'imposible de soportar', más aún después de que el pasado viernes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acusara 'falsamente' a 500.000 españoles de 'vivir en B', cobrando fraudulentamente el seguro de desempleo.