Público
Público

Rubalcaba da un portazo a desmilitarizar la Guardia Civil

El ministro y Chacón zanjan el debate en el primer acto oficial del Mando Único

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alfredo Pérez Rubalcaba quiso zanjar cualquier duda sobre los futuros planes del Gobierno con la Guardia Civil y, de este modo, evitar la confusión que en la anterior legislatura causaron unas palabras en la precampaña electoral de 2004 de Jesús Caldera, que llegó a prometer que si gobernaban los socialistas habría 'una desmilitarización gradual ' del Cuerpo. Ayer, el ministro del Interior dejó meridianamente claro que esa medida ni se contempla, ni se va a estudiar.

Lo hizo durante la presentación del nuevo Mando Único, Francisco Javier Velázquez, en la sede central de la Instituto armado. Delante de mandos y agentes, Rubalcaba hizo entrever que la Guardia Civil no variará un ápice 'su naturaleza militar' al recordar que el avance que había supuesto para los agentes la aprobación de la Ley de Derechos y Deberes.

El ministro no estuvo sólo en su rechazo a la desmilitarización. Su compañera de Ejecutivo, la titular de Defensa, Carme Chacón, en su condición de corresponsable de la Guardia Civil, recalcó en su discurso la vinculación 'muy estrecha' del Cuerpo policial con su departamento. Chacón remachó el mensaje recordando la 'doble dependencia', de Interior y de Defensa, en un modelo que calificó de 'eficaz' y que, recordó, comparten países como Francia, Italia y Holanda, en referencia a los cuerpos policiales de naturaleza militar y civil de estos países.

Guiño a los sindicatos

Un verdadero jarro de agua fría para las asociaciones profesionales de guardias civiles, que mantienen la desmilitarización como uno de sus principales objetivos. Les quedó el pequeño consuelo de las promesas que minutos antes había hecho el nuevo director general. Francisco Velázquez, en un claro guiño de complicidad, anunció que contaría con las 'más representantivas' para avanzar en las mejoras profesionales y laborales de los agentes, entre las que habló de la conciliación de la vida laboral y familiar, de hacer 'efectiva' la igualdad de hombres y mujeres dentro del Instituto armado, y de hacerse eco de sus reclamaciones salariales.

Horas más tarde, durante la presentación ante los mandos del Cuerpo Nacional de la Policía, Velázquez volvió a buscar la complicidad de los sindicatos policiales. Y de nuevo -en esta ocasión con la ayuda del propio Rubalcaba- habló de mejoras salariales. No obstante, ambos dejaron entrever que la equiparación económica con las policías autonómicas que reclaman aún está lejos.

Antiterrorismo

El Mando Único recalcó que intentará mejorar la colaboración policial en la lucha antiterrorista.

Crimen organizado

Anunció el incremento de unidades de inteligencia y operativas contra la delincuencia .

Inmigración ilegal

Se propuso perfeccionar los mecanismos para luchar contra los traficantes de seres humanos.

Modernización

Fijó como objetivo modernizar los medios de los Cuerpos y optimizar sus recursos.