Público
Público

Rubalcaba dice que puede haber "zonas para un acuerdo" con el Gobierno contra el paro

Tanto el PP como CiU celebra la propuesta para un gran pacto por el empleo que formuló el domingo el líder socialista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha mostrado convencido este lunes de que el Gobierno, los agentes sociales y las fuerzas políticas pueden llegar a un acuerdo para hacer frente al grave problema del desempleo, pero ha admitido de que se 'conformaría' con que únicamente se abriera el diálogo para 'examinar esta situación dramática'. En referencia al gran pacto político y social que propuso ayer para hacer frente a la 'emergencia social' del desempleo, Rubalcaba ha afirmado que los últimos datos del paro, que reflejan que el número total de desempleados se sitúa ya en 5.965.400 personas, son 'horrendos' porque 'hay tres millones de españoles que ya no tienen nada'.

'Es muy malo llegar a seis millones pero es horrendo quedarse en seis millones y esta es la razón por la que vamos a intentar ofrecer un acuerdo, abrir un diálogo. Yo sé que es difícil porque hay filosofías distintas, pero hay que intentarlo', ha explicado en una entrevista en Los Desayunos de TVE. Rubalcaba ha dicho que aún no se han producido contactos con el Gobierno o el PP sobre este asunto, pero ha reconocido que comparte la propuesta de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, de aplicar una 'tarifa plana de 50 euros durante seis meses' en las cotizaciones sociales para quienes pongan en marcha iniciativas empresariales.

'Merece la pena que nos sentemos a ver qué cosas no han funcionado, que hagamos un análisis. Pero me conformaría con que abriéramos el dialogo social y político para examinar una situación dramática que no podemos aguantar mucho tiempo más', ha remarcado.

Horas después era el portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, el que sutilmente celebraba la postura del líder de los socialistas. Después de que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, anunciara su plan para jóvenes, Alonso ha manifestado que espera el apoyo de Rubalcaba tras 'pasar de estar en la pancarta' en las huelgas generales, 'a estar en las propuestas', después de que ofreciera su pacto por el empleo. Así, en su discurso en la clausura de la Interparlamentaria del PP andaluz, con la presencia del presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, Alonso ha dado la 'bienvenida al PSOE y Rubalcaba si quiere cambiar de actitud y pasar del no a todo, a negociar y a sumarse al esfuerzo de reformas del Gobierno'.

También se ha mostrado favorable al acuerdo propuesto por los socialistas el portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran i Lleida. A través de su cuenta personal de Twitter, el dirigente nacionalista ha lanzado un claro mensaje a los socialistas: 'Pueden contar con nosotros. No todo lo que propone el PSOE lo compartimos, pero, con seis millones de parados, estamos moralmente obligados a hablar y tomar decisiones'.

Asimismo, ha vuelto a insistir en que el 'contrato' que adquirió al ganar el Congreso de Sevilla es 'por cuatro años' para 'cambiar el proyecto político' del partido y ha dejado claro que tomará la decisión de si se presenta o no a las primarias para ser candidato a la Presidencia del Gobierno 'en su momento'. Rubalcaba ha explicado que, en primer lugar, se presentó a las elecciones generales de 2011 'sabiendo que las cosas estaban como estaban' y sabiendo 'lo que iba a pasar'. 'Alguien lo tenía que hacer, en política uno está a las duras y a las maduras', ha indicado.

Sobre su candidatura a la secretaría general, el líder del PSOE ha destacado que en su momento consideró que 'hacía falta alguien al frente del partido porque necesitaba una revisión en profundidad'. 'Mi compromiso con el partido es cambiar el proyecto político y creo que es lo que tengo que hacer', ha añadido. Así pues, Rubalcaba ha resumido que sus decisiones de presentarse tanto a las elecciones generales como después a la Secretaría General se deben a que 'creía que podía ser útil' al partido y al país.

A la pregunta de si se presentará a las primarias para ser nuevamente candidato a la Presidencia del Gobierno, ha respondido que 'en su momento se decidirá' y que el partido en estos momentos está 'a tres cosas', que son 'hacer oposición, hacer un proyecto alternativo y reformar el partido a fondo'. Esta es una de las razones que el líder del PSOE ha esgrimido para justificar el escaso aumento de intención de voto que ha experimentado en el último año a pesar de la bajada del PP. A su juicio, 'recuperar la confianza de la gente exige mucho más que el hecho de que pase el tiempo'.

'Tenemos que cambiar el proyecto político, volver a recuperar la confianza de la gente y eso exige mucho, proponer cosas nuevas y eso cuesta tiempo', ha señalado, para después decir que desconoce si esto se lograría antes con otro liderazgo. 'Yo creo que el PSOE tiene que ganarse un espacio en confianza y para eso decidió una dirección en un Congreso. Mi compromiso con el partido es cambiar el proyecto político y creo que es lo que tengo que hacer. Es más, creo que lo puedo hacer. en unas circunstancias muy duras, muy difíciles, hace falta un proyecto alternativo muy profundo. Y el debate que vamos a iniciar es la garantía de que las cosas empiecen a cambiar', ha afirmado.